Cargando...

Secciones

Publicidad

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo junto al delegado de Gobierno de Cantabria, Pablo Zuloaga , el consejero de Presidencia y Justicia del Gobierno de Cantabria, Rafael de la Sierra y la consejera de Sanidad del Gobierno de Cantabria, María Luisa Real  durante la visita que han realizado hoy a zonas afectadas por las inundaciones de los últimos días en la localidad cántabra de Los Corrales de Buelna. EFE/Pedro Puente Hoyos

Las inundaciones dejan en Cantabria 156 evacuados y 1.686 llamadas a 112

Publicidad

El temporal y las inundaciones han afectado a 61 municipios de la comunidad autónoma.

España

El Servicio de Emergencias de 112 del Gobierno cántabro señala que, una vez desactivado el Plan Especial de Inundaciones de la comunidad autónoma (Inuncant), el temporal se ha saldado en la región con 156 personas desalojadas, 1.686 llamadas y más de mil personas que han participado en operativos.

Publicidad

El Gobierno de Cantabria desactivó ayer el Plan Especial de Inundaciones de la comunidad autónoma (Inuncant) y los más de 200 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que estaban en la región la abandonaron, aunque se sigue en situación de preemergencia.

El temporal y las inundaciones han afectado a 61 municipios de los 102 que tiene Cantabria, y hoy mismo han tenido que evacuar cinco viviendas en San Mateo (Los Corrales) por un argayo próximo que las amenaza. Una quincena de personas se han realojado en casas de familiares.

El 112 ha puesto un mensaje en Twitter en el que da las gracias a todos los efectivos y las personas que se han ofrecido a ayudar.

Hoy domingo, tres días después de lo peor del temporal, siguen varias carreteras cortadas, entre ellas la CA-180 en Ruente por un argayo.

Todos los servicios están en "continúo análisis” para prevenir riesgos y, entre otras medidas, se sigue de cerca el cauce de los ríos y la evolución de la meteorología, ha explicado el consejero cántabro de Presidencia, Rafael de la Sierra.

Publicidad

El Gobierno cántabro pide a la población extremar la precaución puesto que se da una situación excepcional por las intensas lluvias e inundaciones, en la que infraestructuras y entornos naturales presentan importantes daños.

Así, las zonas afectadas por el temporal presentan peligros añadidos para la ciudadanía, y hay daños que pueden tener evolución, como los argayos, especialmente con las lluvias generalizadas que se esperan para toda la semana.

Por tanto, se solicita a los cántabros que, entre otras medidas, eviten en los posible zonas afectadas por las inundaciones, que no acudan a ver los daños ocasionados por el agua, que no se acerquen a las cuencas fluviales y que se alejen de infraestructuras dañadas. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad