Cargando...

Secciones

Publicidad

El buque escuela de la Armada Juan Sebastián Elcano zarpando de Cádiz. / EFE

Tribunales La Justicia militar reabre el caso de los 127 kilos de cocaína del 'Juan Sebastián Elcano'

Publicidad

La investigación sobre cómo la droga viajó de Cartagena de Indias a Nueva York y, de ahí, a España, está lejos de cerrarse. El Tribunal Militar Territorial Primero ha ordenado la reapertura del caso y la instructora, de momento, ha citado para declarar como investigado al cocinero y al despensero del buque escuela español.

España

El escándalo que supuso el hallazgo de 127 kilos de cocaína escondidos en el buque escuela de la Armada 'Juan Sebastián Elcano' en 2014 sigue investigándose en los tribunales, después de que el Tribunal Militar Territorial Primero revocase el archivo que había decretado la juez encargada de la instrucción en julio del año pasado. La instructora ya ha ordenado la declaración como investigados del cocinero del buque presuntamente implicado en los hechos y del encargado de la despensa.

Publicidad

De esta forma, la causa se ha reabierto para investigar quiénes fueron los responsables de embarcar la cocaína en el emblemático buque, durante una parada en Cartagena de Indias (Colombia) el 19 de abril de 2014, un asunto por el que estaban siendo investigados seis de los 185 miembros de la tripulación del barco.

La droga fue hallada en un registro de la nave en La Carraca (San Fernando de Cádiz) en julio de 2014, a raíz de un aviso de las autoridades estadounidenses tras desmantelar una red de narcotráfico en la que estaban implicados miembros de la tripulación del 'Elcano'.

El próximo 8 de marzo deberá declarar como investigado el cocinero del buque escuela 

La jueza archivó en mayo de 2018 el procedimiento al "no resultar posible imputar ni indiciariamente a ninguno de los que prestaban servicio en este pañol [la droga estaba escondida en un compartimento de cables del pañol del contramaestre], ni a ningún otro, del embarque de los 127 kilos de cocaína", según reza su auto.

Publicidad

La Fiscalía Jurídico Militar apeló este sobreseimiento provisional el 17 de julio de 2018, alegando entre otras razones contradicciones entre varias declaraciones testificales tomadas en su día, así como la falta de investigación sobre cómo se cargaron varias cajas de cartón sospechosas en el puerto de Cartagena de Indias poco antes de que zarpase el barco.

Poco después, el 6 de septiembre, el Tribunal Militar Territorial Primero levantó dicho archivo y ordenó la práctica de las pruebas solicitadas por el fiscal, una información que adelantaba la agencia Colpisa y que ha podido confirmar este diario.

Publicidad

Prosigue la investigación

Ahora, la jueza del juzgado togado militar territorial número 12 ordena, en una providencia con fecha 24 de enero de 2019, la práctica de las pruebas solicitadas, como la entrega del Libro de Guardia "en donde debería haber constancia del embarque oficial de víveres o efectos en el buque pocas horas antes de zarpar de Cartagena de Indias el 19 de abril de 2014, a fin de comprobar si la carga de cajas de cartón en aquel momento obedecía a una necesidad real o si la misma se realizó de forma subrepticia, amparada por haberse hecho cargo del control de dicha carga el cocinero M. F. S. P.", uno de los investigados en esta causa.

Foto incluida en el informe de la UCO en la que se describe el lugar en donde se escondieron 127 kilos de coca en el 'Juan Sebastián Elcano'. Público

También tomará declaración tanto a dicho cocinero —un civil que llevaba trabajando en el buque 18 años, y que deberá comparecer en calidad de investigado el próximo 8 de marzo— como al personal relacionado, "en particular al que desempeñaba funciones de panadero y despensero, H. C. G.".

Publicidad

Ambos están procesados, precisamente, en otra causa relacionada con ésta, por la entrega de 25 kilos de cocaína en Nueva York, por la que tres ex marineros del Elcano ya se han autoinculpado y han pactado con la Fiscalía condenas que les evitarán volver a prisión. Junto con otros cuatro acusados —el cocinero, un cabo segundo y dos marineros—, están a la espera de juicio.

El cocinero fue descrito por el fiscal como " hombre de confianza" de un grupo de narcos colombianos. A cambio de una comisión, presuntamente ponía en contacto a los marineros con un taxista de Cartagena de Indias, Joaquín Pernett (apodado 'Mondongo'), el cual se encargaba de facilitar un amplio abanico de servicios, entre ellos contactos con el narcotránico.

Por último, la jueza investiga "la situación personal y patrimonial" del resto de los  investigados.

"Palos de ciego"

El abogado Fernando Pamos de la Hoz, que representa a uno de los encausados, tiene la esperanza de que se vuelva a decretar pronto de nuevo el sobreseimiento. "Como el juzgado no parece tener mucha capacidad de maniobra, ya que archivó el caso, imagino que será la Fiscalía quien dirija la instrucción, aunque también creo que va a dar palos de ciego dado que llevamos con esta causa muchos años y precisamente el Ministerio Fiscal no ha estado muy activo la hora de solicitar diligencias", comenta a Público.

"Estimo que el procedimiento no se debería haber desglosado, ya que las aprehensiones de droga fueron en el mismo barco y los delitos fueron presuntamente perpetrados por las mismas personas, éstas tendrían que haber sido procesadas en un mismo procedimiento, ya que cabe la opción de que lleguemos a tener dos condenas que, a todos los efectos, es desfavorable para los investigados".

Este abogado lamenta la tardanza de todo este proceso y opina que "tiene muchísimos fallos, como la ausencia de notificaciones a las partes" de escritos y de recursos, y creo que es directamente achacable "a una jurisdicción, la militar, que considero que está obsoleta". "La instrucción de un caso así debería recaer en un juzgado ordinario", concluye.

Publicidad

Publicidad