Cargando...

Secciones

Publicidad

Recogen papeletas de una urna electoral  El Ejido, tras las elecciones de Andalucía. EFE/Carlos Barba

Protección de datos Recogida de datos con tu opinión política: por qué es un problema y cómo evitarlo

Publicidad

Por primera vez, los partidos políticos españoles cuentan con un permiso legal para rastrear nuestros datos y nuestros contactos en la red, guardarlos, tratarlos y usarlos con fines electoralistas. ¿Cómo podemos luchar contra una propaganda que puede ser construida a la medida de nuestros deseos o temores?

España

España ampara por ley lo que, en otros países, es un escándalo: la recogida 'online' de datos personales —tanto ideológicos como de contacto— de forma masiva por parte de los partidos políticos para luego bombardearnos con sus mensajes propagandísticos, claramente interesados.

Publicidad

Todo ello por la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), aprobada en diciembre, que a su vez introdujo una reforma de la Ley Electoral (LOREG) que dio carta de naturaleza a esta actividad. A pesar de que la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha dicho y repetido que no va a permitir a los partidos que realicen perfilados políticos de los ciudadanos —algo que, además, la Constitución prohíbe—, esa "tolerancia cero" choca con la ausencia de medios, tal y como recordaba eldiario.es.

El próximo día 5 de marzo finaliza el plazo de la audiencia pública que la AEPD abrió para recoger opiniones y sugerencias sobre una circular (PDF) que la directora de la agencia, Mar España, ha decidido emitir para aclarar qué pueden y qué no pueden hacer los partidos, según obliga el Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD). Si bien la Agencia asegura que va a ser extremadamente restrictiva, el texto de la ley es tozudo.

Es un problema para ti

¿Por qué supone un problema? Por varios factores. El primero de ellos es que vivimos más que nunca pegados a un teléfono móvil con todo tipo de aplicaciones de mensajería y redes sociales. Además, dichas aplicaciones están diseñadas para tener constantemente nuestra atención. Y por si fuera poco, nos informamos cada vez más a través de esas vías. En este contexto, es demasiado tentador para los partidos políticos utilizar la inmensa base de datos que supone todo este sistema para rastrear la huella digital de los ciudadanos y adecuar sus mensajes según las opiniones que expresen.

Publicidad

Algo así sucedió en 2016 durante las presidenciales de EEUU, en las que resultó ganador Donald Trump para asombro de muchos que no vieron venir el verdadero poder de los datos para llegar íntimamente al electorado. El escándalo de Cambridge Analytica no es que destapase una práctica nueva, sino que mostró cómo se hizo a una escala sin precedentes. Otros ejemplos, como las presidenciales de Brasil, mostraron que el uso de WhastApp como trasmisor de propaganda, desinformación y bulos es aún más convincente. Y la tecnología no ha hecho más que mejorar.

Ahora que en España nos enfrentamos a dos jornadas electorales intensas y decisivas para el futuro del país —las generales del 28 de abril y las municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo—, los mismos partidos políticos que van a pelear por los escaños y concejalías son los mismos que han aprobado una normativa que les permite estudiarnos con nuestros datos que están en internet para una finalidad muy diferente. Es decir, han aprobado una reforma que les permite a ellos mismos hacer lo que nadie más puede.

Publicidad

"La ley crea una habilitación para que los partidos hagan algo que, de otra forma, no podrían hacer", comenta Samuel Parra, responsable de ePrivacidad y experto en protección de datos. "Un peligro de esta norma sería, por ejemplo, que un partido contrario a tu ideología pueda analizar tus opiniones políticas, meter tu perfil en una base de datos de personas con una ideología similar, y luego bombardearte con un montón de desinformación sobre tu ideología para intentar cambiar tu voto", añade.

¿Nos vamos a dejar manipular tan fácilmente? ¿Verdad que no? Bueno, es que quizá en eso consiste la manipulación, en que no nos demos cuenta. La microsegmentación publicitaria, basándose en cada vez más y más datos, permite a las redes sociales y gigantes de internet tener una idea muy acertada de quiénes somos, qué deseamos, qué odiamos y qué tememos. En manos de un partido político, esa valiosa información es vital para construir los mensajes más adecuados para intentar provocar un comportamiento (el voto a alguien, contra alguien, o incluso la desmovilización y la abstención) a un determinado perfil.

Publicidad

Sin embargo, la regulación de esta actividad, en palabras del diputado socialista Artemi Rallo, principal artífice de la nueva norma, no supone novedad alguna. "Tampoco hay nada nuevo bajo el sol, ya que todo esto lo establece un considerando del RGPD, que es vinculante". "La única novedad aquí", remarcó en declaraciones a Público el pasado mes de octubre, "es la posibilidad de que los ciudadanos puedan solicitar que se les elimine de las listas que se envían a los partidos para fines de propaganda electoral".

Es significativo que, si bien la propaganda electoral en medios tradicionales —carteles, espacios en las televisiones y radios de titularidad pública— está medida al milímetro en la Ley Electoral, un solo artículo de la misma pueda dar carta de naturaleza a una actividad tan incontrolable como la recogida masiva de datos en internet y su tratamiento.

Asimismo, existe un problema añadido en el que pone el foco Samuel Parra, en conversación con este diario: los datos que han podido recoger los partidos, ¿cuándo se destruyen? La circular que prepara la AEPD advierte de que "terminado el periodo electoral deberá garantizarse la supresión de los datos personales [...] procediéndose al bloqueo de los mismos cuando proceda". Pero si se destruyen enseguida, ¿cómo se puede demostrar que el tratamiento ha existido si se pide amparo a la Agencia?

Sáqueme de ahí

Desde principios de diciembre existe un formulario creado por la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI), la Asociación de Internautas y diversos juristas expertos en protección de datos para ejercer los derechos de oposición y cancelación. Es un proceso algo farragoso (pese a lo que manda la ley) ya que hay que enviar un escrito como el que proponen los mencionados juristas, partido por partido, además de identificarse mediante fotografía de DNI, por ejemplo, adjuntada al correo.

Este formulario se puede enviar a cada uno de los delegados de protección de datos de cada partido. La lista que se facilita a continuación está extraída de un buscador de la AEPD, que se actualiza constantemente.

Dónde enviar su petición a los partidos políticos

PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL (PSOE):
FERRAZ, Nº 70, MADRID (28008), MADRID - ESPAÑA. delegadoprotecciondatos@psoe.es.

PARTIDO POPULAR (PP):
C/ MARQUES DE MONTEAGUDO 20 1º-15, MADRID (28028), MADRID - ESPAÑA. javier.puyol@puyol-abogados.com.

CIUDADANOS:
AV. MERIDIANA, 358 P.4 PTAS. A Y B, BARCELONA (08027), BARCELONA - ESPAÑA.
jortega@atgrup.com.

PODEMOS:
C/ PRINCESA. 2, 3ª, MADRID (28008), MADRID - ESPAÑA. protecciondedatos@podemos.info.

PNV:
OLALDE BERESIA 6 - 1ºA, MUNGUIA (48100), VIZCAYA - ESPAÑA. dpo@basquekide.es.

IZQUIERDA UNIDA:
CALLE OLIMPO,35, MADRID (28043), MADRID - ESPAÑA.
dpd@izquierdaunida.org (*)

EH BILDU:
DELS CASTELLS 6 BAIXOS, VALLS (43800), TARRAGONA - ESPAÑA.. dpo@segurdades.com

ESQUERRA REPUBLICANA DE CATALUNYA (ERC):
CALABRIA 166, BARCELONA (08015), BARCELONA - ESPAÑA delegatpd@esquerra.cat

EQUO
AVINGUDA MADRID, NUM 38, LLEIDA (25002), LLEIDA - ESPAÑA
lopd@edorteam.com

PARTIDO REGIONALISTA DE CANTABRIA:
CALLE ILDEFONSO SÁNCHEZ DEL RÍO 10 1ºB, OVIEDO (33001), ASTURIAS - ESPAÑA.
dpd.prc@seguridadinformacion.com (*)

PARTIDO ANIMALISTA:
AVENIDA DE LAS CORTES VALENCIANAS 39, 13 C Y D, VALENCIA (46015), VALENCIA - ESPAÑA.
infopod@forlopd.es [esta cuenta nos devuelve los correos]

PARTIDO COMUNISTA DE ESPAÑA:
CALLE SEVILLA, 10 PARCELA 88 URB PINOSOL, EL ESCORIAL (28280), MADRID - ESPAÑA.
agarcia@gesoft.es [esta cuenta nos devuelve los correos]

VOX ESPAÑA:
CALLE DIEGO DE LEÓN, 60, ESC. B, 1º IZDA., MADRID (28006), MADRID - ESPAÑA. dpd@voxespana.es

Partidos ausentes de la lista

PARTIT DEMÒCRATA EUROPEO CATALÀ (PdeCAT): NO FIGURA

COMPROMÍS: NO FIGURA

COALICIÓN CANARIA: NO FIGURA

EN MAREA: NO FIGURA

UNIÓN DEL PUEBLO NAVARRO (UPN): NO FIGURA

INICIATIVA PER CATALUNYA VERDS: NO FIGURA

CANDIDATURA D'UNITAT POPULAR (CUP): NO FIGURA

UNIÓN PROGRESO Y DEMOCRACIA (UPYD): NO FIGURA

BLOQUE NACIONALISTA GALEGO (BNG): NO FIGURA

Público ha enviado una serie de cuestiones a los delegados de protección de datos, que van a estar en el punto de mira de todos las partes interesadas de cara a los próximos comicios, según asegura Confilegal

Las preguntas giran en torno a si las formaciones realizan estas prácticas de extracción de datos, qué grado de transparencia va a haber sobre estos procesos, qué empresas se van a encargar de los mismos y qué opciones sencillas de oposición van a brindar a los ciudadanos. Las mismas preguntas han sido enviadas a los principales partidos políticos.

De momento no se han obtenido respuestas de forma oficial.

(*) CORRECCIÓN: Por error del redactor, la dirección de correo electrónico del delegado de protección de datos de Izquierda Unida tenía una errata (faltaba una letra). Asimismo,  en el correo del delegado correspondiente al Partido Regionalista de Cantabria se incluía una tilde, también por error. Rogamos que disculpen las molestias.

Publicidad

Publicidad