Cargando...

Secciones

Publicidad

El presidente del Senado de Brasil, Renan Calheiros, en su comparecencia del 4 de marzo de 2015 por su supuesta participación en los casos de corrupción. EFE/Fernando Bizerra Jr.

El Supremo de Brasil investiga a 49 aforados por el desvío de miles de millones de Petrobras

Publicidad

Abre una causa contra los presidentes del Congreso, el Senado, 34 parlamentarios o 3 exministros de Brasil por recibir supuestas 'mordidas' de empresarios beneficiados por la compañía pública en forma de donaciones a campañas. La mayoría de ellos están vinculada a la presidenta Rousseff

Internacional

BRASILIA.- La Cortes Suprema de Brasil ha decidido investigar a los presidentes de las dos cámaras legislativas y otros 45 políticos -entre ellos 33 parlamentarios, tres exministros y el expresidente de la República Fernando Collor de Melo (1990 a 1992)- por su supuesta participación en desviaciones millonarias de dinero de la compañía estatal Petrobras.

Publicidad

La Fiscalía ha divulgado la lista de los 45 políticos aforados que se investiga, por el supuesto desvío de entre 3.000 y 6.000 millones de euros que habría sido distraídos de la contabilidad de la empresa pública.

Los empresarios adjudicatarios de contratos de Petrobras inflaban los precios, y esta diferencia la distribuían entre los altos cargos de la compañía y los políticos, que recibían las mordidas como donaciones a sus campañas electorales.

El juez Teori Zavascki atendió una petición de la Fiscalía para determinar la responsabilidad de decenas de políticos y difundió la lista de aquellos que serán investigados, en su gran mayoría de la base que apoya a la presidenta Dilma Rousseff, por desvíos de dinero que le habría costado miles de millones de dólares a la empresa.

Los partidos políticos implicados en el caso son el gobernante Partido de los Trabajadores (PT), el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), del vicepresidente Michel Temer, así como los oficialistas Partido Progresista (PP) y Laborista Brasileño (PTB).

Del frente opositor, solamente se aceptó investigar al senador Antonio Anastasia, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

La lista la encabeza el presidente del Senado, Renan Calheiros, e incluye además a otros once senadores, lo que implica a más del 10 % de los 81 miembros que tiene esa cámara. También aparecen el presidente de la Cámara Baja, Eduardo Cunha, y otros 21 diputados.

Publicidad

Serán investigados, entre otros senadores, el exministro de Energía y Minas Edison Lobao (PMDB) y la extitular de la cartera de la Presidencia Gleisi Hoffman (PT), ambos cercanos colaboradores de Rousseff durante su primer mandato.

En la lista de imputados está el exdiputado Mario Negromonte (PP), quien fue ministro de Ciudades entre 2011 y 2012, durante el primer mandato de Rousseff.

Una red corrupta enquistada durante décadas

El caso se investiga desde hace casi un año y se refiere a una vasta red de corrupción enquistada en la empresa petrolera estatal desde hace más de una década, que se habría apropiado de varios miles de millones de dólares. Se calcula una horquilla de entre 3.000 y 6.000 millones de euros de dinero desaparecido.

Publicidad

Hasta ahora, la Policía ha llevado a prisión a exdirectivos de Petrobras y a un grupo de empresarios que participaban en turbios negocios con la compañía pública.

Varios detenidos aceptaron alcanzar acuerdos de colaboración con la justicia a cambio de una futura reducción de penas y denunciaron que las corruptelas eran favorecidas por los políticos denunciados por la Fiscalía y ahora bajo investigación.

Según las autoridades, los empresarios obtenían contratos con Petrobras, inflaban los precios, repartían parte de esa diferencia con directores de la empresa estatal y el resto lo distribuían entre los políticos, que lo recibían clandestinamente o por la vía legal, como "donaciones" para sus campañas electorales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad