Cargando...

Secciones

Publicidad

Policías y forenses, en la escena del crimen en Lieja. REUTERS/Francois Lenoir

Bélgica El autor de los asesinatos en Lieja mató a otro hombre el día antes

Publicidad

Benjamin Herman es también responsable de la muerte de Michaël Wilmet, un heroinómano cuyo cadáver fue encontrado en su domicilio de Luxemburgo. La Fiscalía confirma que Herman gritó "Alá es grande" durante el atentado

Internacional

El ministro belga del Interior, Jan Jambon, confirmó hoy que Benjamin Herman, el autor del tiroteo ocurrido el martes en Lieja (Bélgica) en el que fallecieron dos mujeres policía y un civil había matado a otro hombre la noche anterior.

Publicidad

En una entrevista a la radio Bel-RTL, Jambon señaló que el atacante es también responsable de la muerte de Michaël Wilmet, un heroinómano cuyo cadáver fue encontrado el martes por la mañana en su domicilio de On, en la provincia de Luxemburgo.

El motivo de las muertes no está claro todavía, según el ministro. "Pueden ser motivos de radicalización, pero también puede que no tuviera ninguna perspectiva en nuestra sociedad, porque cometió asimismo un asesinato la noche anterior. La psicología de este tipo, que puede que también estuviera drogado, plantea muchas cuestiones. Antes de extraer conclusiones hay que esperar el resultado de la investigación", dijo el ministro.

La Fiscalía federal belga confirmó hoy que Herman gritó varias veces "Alá es grande" durante el ataque. El asesino gritó "varias veces Alá es grande y estaba en contacto con personas radicalizadas", indicó el portavoz de la Fiscalía, Eric Van Der Sypt, en rueda de prensa, en la que confirmó que se investigan los hechos como "asesinato terrorista e intento de asesinato terrorista".

Publicidad

Michaël Wilmet estaba fichado por la policía por un delito de tráfico de drogas y había estado durante dos años bajo vigilancia electrónica.

Heman, recién salido de la cárcel con un permiso temporal, mató el miércoles a dos mujeres policía y a un civil e hirió a otros cuatro agentes en la ciudad de Lieja, en un intercambio de disparos durante el cual fue abatido y que es investigado por la Fiscalía federal como un "delito terrorista".

El ministro de Justicia, Koen Geens, confirmó el martes que Heman, que había salido el día anterior de la prisión de Lantin, donde cumplía condena por delitos menores, había disfrutado de un total de 13 permisos carcelarios.

Publicidad

Publicidad

Publicidad