Cargando...

Secciones

Publicidad

Las mujeres se abren paso en el Congreso de Estados Unidos

Elecciones en Estados Unidos Estas son las mujeres que han despuntado en las elecciones de Estados Unidos

Publicidad

Unas cien mujeres han sido elegidas este martes en las elecciones legislativas de Estados Unidos, la mayoría de ellas demócratas. Su triunfo ocurre en el año del #Metoo y el bienio de lucha por desbancar a Trump de la presidencia

Internacional

Las elecciones legislativas de mitad de mandato en Estados Unidos han supuesto un terremoto político en el país. No sólo por el hecho de que los Republicanos perdieran su hegemonía en la Cámara Baja, sino por el increíble avance de las mujeres, que han conseguido cifras de históricas. 

Publicidad

Si bien las mujeres representan aún sólo el 25% de los puestos del Congreso, su victoria y diversidad han supuesto una auténtica revolución. Las cifras de participación femenina, tanto en las votaciones como en el número de candidatas que se presentaron, se han disparado en todo el país.

 Según datos del Center for American Women and Politics de Reuters, más de 420 mujeres se presentaron inicialmente como candidatas demócratas para ser congresistas, senadoras o gobernadoras. Y hasta un tercio de las candidatas para el Congreso eran mujeres de color. Es el resultado del año del #Metoo, en que las mujeres perdieron el miedo y se lanzaron a salir públicamente a denunciar abusos sexuales. También el bienio de la Women´s March, la mayor movilización de mujeres de la historia que comenzó el mismo día en que Trump fue elegido presidente. Su lema: "Power to the Pools" (el poder a las urnas) y la incesante campaña pueblo a pueblo y estado a estado para conseguir que las mujeres se registraran como votantes (en Estados Unidos no se puede votar si previamente no te has registrado) y para que se presentaran como candidatas, ha dado sus frutos. El objetivo estaba claro: sumar esfuerzos para arrebatar el Congreso a los Republicanos y debilitar a Trump. 

En total, cerca de 100 mujeres han sido elegidas para representar a sus estados en el Congreso de Estados Unidos, impulsando el avance electoral de los demócratas. Entre ellas hay muchas que han hecho historia, por su juventud, su raza, su procedencia o sus ideas políticas. 

Publicidad

Estas son algunas de las candidatas elegidas por el partido Demócrata que han derribado muros y fronteras:

Alexandria Ocasio-Cortez, la más jóven

Tiene 29 años, lo que la convierte en la mujer más joven que se sentará en el Congreso de Estados Unidos. Suma, además, tener origen latino y ser del Bronx, una de las barriadas marginales de Nueva York. De madre puertorriqueña y padre nativo del sur del Bronx, se presentó desde el inicio como demócrata socialista, prometiendo dar voz a las familias trabajadoras.

Alexandria Ocasio-Cortez

No sólo era una auténtica desconocida cuando ganó la nominación demócrata por el distrito 14 de Nueva York, sino que hasta ese momento no había tenido ninguna experiencia política previa ni apoyo de ningún poder financiero, clave para muchos candidatos en estas elecciones. Es más, hizo de su rechazo al los lobbies el centro de su campaña política, afirmando que de esa forma se puede “escuchar más claramente a las personas y hablar de sus necesidades con honestidad”. Según algunos medios locales, Ocasio-Cortez era hace un año camarera de un restaurante de comida mexicana.

Publicidad

Entre los temas clave de su candidatura figuran la ampliación del Medicare para todas las personas, la necesidad de viviendas asequibles, establecer la gratuidad de las universidades públicas o la necesidad de abolir el Servicio de Inmigración y control de aduanas. Esta joven, considerada ya una de las grandes promesas del partido Demócrata, no sólo ganó su escaño en el Congreso, sino que lo hizo con tal rotundidad, que barrió al candidato republicano Anthony Pappas, obteniendo el 78% de los votos, frente a sólo el 13,8% de su adversario.

Sharice Davids y Deb Haaland, las primeras nativas

Nunca antes en los 230 años de historia del Congreso de EEUU una indígena americana había ocupado uno de sus asientos. A partir de estas elecciones, serán dos las que lo hagan. Sharice Davids y Deb Haaland representan a los estados de Kansas y de Nuevo México, respectivamente acaban de hacer historia.

Publicidad

Sharice Davids

Davids tiene 38 años, es abogada y luchadora de artes marciales. También es abiertamente lesbiana y fue criada por una madre soltera veterana del ejército. Su triunfo es altamente significativo, no sólo por derrotar al representante republicano que ocupaba este sillón en el Congreso durante los últimos cuatro mandatos (Kevin Yoder), sino por haberlo hecho en uno de los estados más conservadores del país: Kansas. Ganó con el 53,3% de los votos, frente al 44,2% de Yodder.

Deb Haaland no es nueva en la arena política. Ya entre 2015 y 2017 dirigió el partido Demócrata de Nuevo México, estado por el que ha sido ahora elegida como Congresista. Esta mujer de 58 años, pertenece por parte de madre a la tribu del pueblo de Laguna, una de las cerca de 573 reconocidas que quedan en EEUU.

Deb Haaland

Haaland estudió leyes siendo madre soltera, por lo que afirma conocer de primera mano lo que es pasar necesidades económicas. Uno de sus temas clave durante la campaña electoral fue el del medioambiente y prometió alejar a Nuevo México de la economía extractiva del petróleo y el gas, que afirma, está dejando cicatrices en el paisaje y amenazando tierras sagradas como el Cañón del Chaco, uno de los enclaves más antiguos y considerado un templo para los indígenas. A cambio, prometió apostar como motor económico por las energías renovables.

También apuesta por la sanidad gratuita y el accesible para todos, pero especialmente para los niños preescolares; la defensa de los derechos de las mujeres y la búsqueda de soluciones permanentes para los Dreamers (los jóvenes sin papeles que viven en Estados Unidos). Por sus orígenes familiares (sus abuelos fueron separados por la fuerza de su familia) prometió combatir las políticas de inmigración promulgadas por Trump, acabar con las deportaciones y buscar la forma de legalizar a los más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que hay en el país.

Rashida Tlaib e Ilhan Omar, dos musulmanas al Congreso

Tampoco las mueres musulmanas habían tenido hasta ahora asientos en el Congreso de Estados Unidos. A partir de estas elecciones, serán dos las que ocupen escaños. 

Rashida Tlaib

​La demócrata Rashida Tlaib, fue elegida congresista por el estado de Michigan. Esta abogada de 42 años, nació en Detroit. Es la mayor de 14 hermanos, e hija de inmigrantes palestinos. La elección de este martes es su segundo hito. Ya en 2008 había hecho historia al convertirse en la primera mujer musulmana en sentarse en el congreso de su estado.

Su activismo la llevó a combatir las ideas y políticas de Donald Trump y su discurso islamófobo. Hace ahora dos años, en 2016 se unió a la organización Madres contra Trump y resultó detenida con otra decena de mujeres por interrumpir el discurso del entonces candidato a la presidencia, Donald Trump. De hecho, según ella misma afirma, lo tiene todo para combatirlo: es mujer, de color, madre, musulmana, árabe y para colmo palestina.  Se declara contraria a la guerra que ha visto de primera mano, por lo que conoce sus terribles consecuencias.

Ilhan Omar

Ilhan Omar, tampoco es nueva en la política. En 2016 se convirtió en la primera mujer musulmana en entrar en una cámara de representates. En esa ocasión lo hizo en la de Minessota, estado por el que este martes ganó también la su escaño en el Congreso.

Nacida en 1981 en Somalia, es la más joven de siete hermanos. Cuando sólo tenía ocho años, ella y su familia dejaron Somalia por la guerra y tuvieron que pasar cuatro en un campo de refugiados en Kenia. En 1995, finalmente aterriza en Estados Unidos donde se licenció en Administración de Empresas, ciencia política y estudios internacionales. Obtuvo su nominación con facilidad por el distrito 5 de Minesota, ganando a su contrincante Jennifer Zielinski con un contundente 78,2% de los votos, frente al 21,8% de su contrincante republicana. Es muy critica con la política de Trump

Verónica Escobar y Silvia Garcia, las primeras latinas

Aunque parezca increíble, estas dos mujeres acaban de conseguir un hito: ser las primeras latinas en convertirse en congresistas en un país en el que los latinos son la minoría más numerosa. Más aún, las dos han sido elegidas por el estado de Texas, en el que los latinos suponen el 40% de la población.

Verónica Escobar

Ciudadanas de un estado fronterizo, tenazmente  conservador y con duras políticas contra la inmigración, ambas candidatas se han posicionado claramente por trabajar en favor de la integración y por acabar con las políticas de Trump hacia los migrantes.

Escobar es exjueza por el condado de El Paso. Poco después de ser elegida, afirmó que “queremos enviar un mensaje rotundo a Washington. Que la comunidad fronteriza, no se sentará al margen en una era de racismo sin precedente”.

Por su parte, Sylvia Garcia, era hasta ahora representante en el Senado de ese estado. Antes de las elecciones García escribió en la cuenta de twitter: “He decidido dedicar mi vida a mi comunidad y al servicio público y quiero llevar mi lucha a Washington para pelear por los derechos de las familias trabajadoras, por la justicia hacia los inmigrantes, por los derechos de las mujeres y por la igualdad de todos”.

Ayanna Pressley, primera mujer negra de Massachusset

Pressley se ha convertido esta martes en la primera mujer negra de Massachusetts elegida para representar a este estado en el Congreso. Su elección como candidata demócrata para el distrito 7 de ese estado, cogió a casi todos por sorpresa. Incluso a ella. El momento fue captado en un vídeo que se hizo viral entonces, cuando sentada en una silla y con los ojos muy abiertos preguntó incrédula: We won? (¿Ganamos?). Su oponente demócrata en la lisa era ni más ni menos que Michael Capuano, que había sido elegido como candidato de este parido durante los últimos10 mandatos.

Ayanna Pressley

Me han dicho que espere mi turno”, afirmó Pressley en un acto de campaña para su nominación como candidata demócrata. "Me han llamado traidora por desafiar a un titular, y me han dicho simplemente que no es así como se hacen las cosas aquí". "Pero", agregó, "cuando los desafíos a los que nos enfrentamos son tan grandes, tan profundos y van en aumento, no puedo y no quiero esperar mi turno".

Pressley también fue muy critica durante la elección de juez Brett Kavanaugh a la Corte Suprema de Estados Unidos y confesó que ella misma era una sobreviviente de agresión sexual. Entonces afirmó que, si bien la confirmación de Kavanaugh "podría ser una de las horas más oscuras de la historia de nuestra nación", también podría ser "el impulso, la fuerza para el movimiento progresista más fuerte en la última generación".

Publicidad

Publicidad