Cargando...

Secciones

Publicidad

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu (izquierda) junto a su hijo Yair (derecha), en una imagen de archivo. / AFP - THOMAS COEX

Israel Las continuas polémicas de Yair Netanyahu, el hijo del primer ministro israelí

Publicidad

Está estos días en el candelero por varios mensajes supuestamente racistas que ha escrito en Facebook y por los que la administración de la red social le ha bloqueado la cuenta durante 24 horas. El joven Yair se implica en líos de todo tipo que se suceden sin descanso.

Internacional

Yair Netanyahu no para de verse envuelto en polémicas que él mismo busca. A sus 27 años, el hijo del primer ministro Benjamín Netanyahu es una celebridad en Israel que pasa más tiempo en Facebook y en otras redes sociales que en ningún otro lugar, y sus declaraciones controvertidas se suceden. Esta semana, la administración de Facebook ha bloqueado su cuenta durante 24 horas por comentarios supuestamente racistas contra los musulmanes.

Publicidad

No ha sido la primera vez que Yair tiene problemas en Facebook. En esta ocasión la cadena de acontecimientos se desató el pasado jueves, cuando escribió: “No habrá paz aquí (en Israel y Palestina) hasta que 1. Todos los judíos se vayan de la Tierra de Israel. 2. Todos los musulmanes se vayan de la Tierra de Israel. Yo prefiero la segunda opción”. Sus palabras originaron un gran número de reacciones, en su mayor parte de aclamación.

Facebook borró tres mensajes porque violaban las normas

A continuación escribió, también en Facebook: “¿Sabéis dónde no hay ataques terroristas? En Islandia y en Japón. Casualmente, no hay población musulmana (en esos países)”. Acto seguido escribió una tercera frase mediante la que exigía “venganza” por la muerte de dos soldados israelíes que milicianos palestinos habían matado unas horas antes en un ataque en la Cisjordania ocupada.

Facebook borró los tres mensajes argumentando que violaban las normas de la comunidad, pero después Yair reprodujo un pantallazo de su último mensaje. El domingo, la administración de la red social bloqueó su página durante 24 horas. El joven se fue inmediatamente a Twitter y comunicó indignado a sus seguidores que Facebook le había bloqueado la cuenta: “Es increíble; Facebook me ha bloqueado la cuenta durante 24 horas simplemente por criticarla”.

Publicidad

A parte de las muchas repercusiones que está polémica ha tenido en Israel, algunos medios de comunicación palestinos han comentado la ironía que representa que algunos palestinos estén en prisión por “incitar a la violencia” en Facebook y en otras redes sociales, mientras que a los extremistas israelíes nadie los detiene.

Algunos palestinos están en prisión por “incitar a la violencia” en Facebook

Es el caso de Suzanne Abu Gannam, la madre de un palestino muerto por el ejército israelí el año pasado, que está cumpliendo una sentencia de once meses justamente por “incitación a la violencia”. O el caso de la poeta Darin Tartur, detenida durante tres años por publicar en las redes sociales un poema titulado “Resiste, pueblo mío, resiste”.

Publicidad

El año pasado, Yair ya tuvo problemas por un mensaje que colgó en Facebook condenando a asociaciones de izquierdas israelíes, periodistas, gobiernos y políticos extranjeros, a los que calificó de “hostiles” y “traidores”. Muchos israelíes dijeron entonces, como dicen ahora, que Yair simplemente “hace de portavoz de lo que escucha en su casa”.

Israelíes de izquierda denunciaron que no es aceptable que a su edad continúe viviendo en la residencia del primer ministro. El joven sale con frecuencia en las páginas de los diarios hebreos, también en las portadas, manifestando ideas de extrema derecha, pero cuenta con numerosos seguidores que le jalean o que dicen que todavía es demasiado joven para distinguir lo bueno de lo malo.

Publicidad

Yair nació en Jerusalén en 1991 y es hijo de Benjamín y Sara Netanyahu. Su madre también se ha visto envuelta en numerosos escándalos que en alguna ocasión han requerido el servicio de los jueces. Realizó sus estudios secundarios y estudios de teatro en su ciudad natal y luego cursó Relaciones Internacionales en la Universidad Hebrea, también en Jerusalén, alistándose en una unidad universitaria del Likud, el partido que lidera su padre. Durante el servicio militar consiguió un puesto en el departamento de portavoces del ejército. Sus detractores le han acusado de rehuir las unidades de combate.

El influyente diario económico hebreo The Marker reveló que Yair, en contra de las costumbres de un hijo del primer ministro, participó en la toma de decisiones políticas, incluidas discusiones políticas junto a su padre y a otros políticos del país. Según ese rotativo, consiguió que uno de sus amigos fuera designado para un puesto oficial importante, y participó en las discusiones previas a la aprobación de la ley conocida como Ley de los Almuédanos, que limita el sonido de las llamadas a la oración desde las mezquitas de Israel.

En junio de 2018 fue investigado en calidad de sospechoso por la policía. Las autoridades creen que Yair intentó bloquear otra investigación judicial en marcha y que recibió regalos de terceros a cambio de favores desde su calidad de hijo del primer ministro. En la actualidad está empleado en Shurat Hadin, una ONG teledirigida por el gobierno que defiende a las víctimas del “terrorismo”.

Un informe periodístico publicado en noviembre de 2016 reveló que pernoctó varias noches en casa del multimillonario australiano James Parker, quien posteriormente apareció implicado en un escándalo de corrupción por el que el primer ministro Netanyahu todavía está siendo investigado. Según esa información, Yair también recibió regalos de Parker. Su padre publicó un comunicado en el que decía que Yair es una “persona privada” y que él (Benjamín Netanyahu) no es responsable de sus acciones, subrayando que Parker era un “amigo cercano de la familia”.

Yair se ha visto envuelto en otros escándalos y ha presentado demandas contra varias personas que han denunciado su comportamiento. Sin embargo, esta situación no le ha impedido seguir escribiendo en Facebook unas ideas que, según sus detractores, simplemente revelan la educación que ha recibido en su casa.

Publicidad

Publicidad