Cargando...

Secciones

Publicidad

El ministro de economía Giovanni Tria durante la jornada de debate sobre los presupuestos. EFE/EPA/RICCARDO ANTIMIANI

M5S y la Liga El Senado italiano aprobó los presupuestos de madrugada y entre protestas

Publicidad

Fue pasadas las 2.30 horas de la madrugada cuando el Gobierno logró 167 a favor, 78 contrarios y 3 abstenciones para dar luz verde a la ley presupuestaria.

Internacional

El Senado italiano aprobó los presupuestos, avalados finalmente por Bruselas, tras una maratoniana sesión que acabó de madrugada con quejas de la oposición por considerar que no conocía la totalidad del proyecto, por lo que los recurrirá al Tribunal Constitucional.

Publicidad

El Gobierno italiano, formado por los partidos Liga y Movimiento 5 Estrellas, impuso un voto de confianza, una medida muy utilizada para evitar el voto de las enmiendas y acelerar la aprobación de las leyes, ante lo que protestó el opositor Partido Demócrata (PD) que anunció que lo denunciará al Tribunal Constitucional.

Únete a nosotros

Entre gritos de protestas y carteles contra el Gobierno, la oposición criticó que no han conocido hasta ahora los presupuestos y que un documento de tal envergadura no se puede evaluar en unas cuantas horas.

"Mas pobreza para todos", se leía en los carteles que exhibieron los senadores de Forza Italia de Silvio Berlusconi, que consideran que los italianos tendrán que pagar el aumento de la deuda.

Pasadas las 02.30 de la madrugada (01.30 GMT) el voto de confianza al Gobierno sobre los presupuestos consiguió 167 a favor, 78 contrarios y 3 abstenciones, entre ellos el senador vitalicio y exmandatario Mario Monti y el senador del M5S, muy crítico con su propio partido, Gregorio Di Falco.

Al Gobierno le urgía aprobar en el Senado los presupuestos ya que ahora el texto llegará a la Cámara de los Diputados el 28 de diciembre, al límite de la fecha exigida.

Este nuevo presupuesto refleja la rebaja del déficit al 2,04% del producto interior bruto (PIB) con un crecimiento del 1% en 2019, unas correcciones que obtuvieron luz verde el pasado 19 de diciembre por parte de la Comisión Europea.

El M5S y la Liga, que gobiernan Italia desde el pasado 1 de junio, habían elaborado en septiembre un cuadro macroeconómico que preveía un déficit del 2,4 % del PIB para financiar una serie de medidas, como un subsidio al desempleo, rebajas de impuestos o una reforma del sistema de pensiones.

Publicidad

El Presupuesto aprobado por Bruselas incluye una financiación de 4.700 millones para reformar el sistema de pensiones y acelerar la edad de jubilación, caballo de batalla de la Liga, y otros 6.100 millones para proporcionar una ayuda al desempleo de unos 780 euros, promesa estrella del M5S.

Las medidas se implementarán en abril

En el documento se incluye un impuesto único del 15% para autónomos, una medida que había abanderado la Liga en campaña electoral y que inicialmente iba a ser para todas las rentas.

El Gobierno también contempla una reducción de las llamadas "pensiones de oro", que será del 15% para los jubilados que perciben entre 100.000 y 130.000 euros anuales y de hasta un 40% en el caso de los que sobrepasen los 500.000 euros.

No aumentará el IVA en 2019, las empresas de comercio online tendrán que pagar una tasa impositiva del 3% en los servicios digitales, habrá incentivos fiscales de hasta 6.000 euros para quien compre vehículos eléctricos, híbridos o no contaminantes, y un impuesto para los coches contaminantes de alta gama.

Publicidad

Un fondo de 5.000 millones irá destinado a favorecer la accesibilidad y la movilidad de las personas con discapacidad en el país y otro fondo idéntico será dedicado a las mujeres víctimas de violencia machista.

Los jubilados que viven actualmente en el extranjero y decidan cambiar su residencia a un municipio italiano del sur con menos de 20.000 habitantes pagarán solo un 7% de impuestos durante cinco años.

Finalmente, un total de 400 millones de euros estarán reservados para asegurar las carreteras, escuelas y edificios públicos y 75 millones irán a parar a Roma, para que el Ayuntamiento asfalte las calles y acabe con el problema de los baches en las carreteras.

Publicidad

Publicidad

Publicidad