Cargando...

Secciones

Publicidad

Imagen difundida en Facebook por la ONG.

Abandono de bebés 'Baby boxes': los buzones para "depositar" a recién nacidos no deseados

Publicidad

La iniciativa, impulsada por la plataforma 'Safe Haven Baby Boxes', pretende luchar contra el abandono de bebés sin las mínimas condiciones de seguridad y concienciar a la población sobre el infanticidio.

Internacional

Abandonar a un recién nacido en plena calle es un acto deleznable, además de ilegal en Estados Unidos. Pero por desgracia es más habitual de lo que parece. Para luchar contra ello, la organización ‘Safe Haven Baby Boxes’ ha creado una polémica campaña dirigida a concienciar sobre el infanticidio. 

Publicidad

Se trata de "cajas salvavidas", o lo que es lo mismo: una especie de buzón con espacio para almacenar paquetes de mediano tamaño. El objetivo, afirman desde la ONG, es combatir el infanticidio que se produce cuando las madres, generalmente jóvenes, dan a la luz completamente solas y no son capaces de enfrentar la situación.

Se trata de una alternativa a la ley ‘safe haven’ (refugio seguro), que permite el abandono en aquellos casos en los que el bebé es entregado a alguien en mano o en un lugar seguro. La fundadora de la ONG, Mónica Kelsey, conoce la causa en primera persona. Kelsey fue abandonada cuando tan sólo era un bebé. Por ello cree que la campaña es la solución al problema.

Una alarma silenciosa advierte a los servicios de emergencia de que un bebé ha sido depositado en su interior

Con una estética similar a una "incubadora postal", su funcionamiento es más complejo de lo que parece. Están dotados de reguladores de temperatura y diferentes sensores que advierten de que un recién nacido ha sido depositado en su interior. Cuando el bebé es introducido en el buzón, se dispara una alarma silenciosa que alerta a los servicios de emergencia y permiten que el niño sea recogido en menos de cinco minutos. El último buzón fue instalado en diciembre dentro del cuartel de bomberos del estado de Indiana.

Publicidad

Sin embargo, según las informaciones aportadas por la BBC, el Gobernador de Michigan, Rick Snyder, ha vetado la ley al considerar una conducta inapropiada "permitir que los padres puedan renunciar a su bebé simplemente depositándolo en un lugar, en vez de entregarlo a un oficial de la policía, bomberos o a empleados de hospitales". La justificación de Snyder fue que ya existían leyes que permitían dejar a los bebés de manera segura y anónima en manos de las autoridades, y que con estas medidas ya era más que suficiente.

Publicidad

Publicidad

Publicidad