Cargando...

Secciones

Publicidad

Julian Assange, a su llegada a la Corte de Magistrados de Westminster tras ser detenido en el interior de la embajada de Ecuador en Londres. - REUTERS

Wikileaks La detención de Julian Assange es un "atentado contra la libertad"

Publicidad

Rusia critica el arresto del fundador de Wikileaks, refugiado hasta este jueves en la embajada de Ecuador en Londres. "Los críticos pueden alegrarse, pero este es un momento negro para la libertad de prensa", denuncia por su parte Snowden.

Internacional

La detención a petición de EEUU de Julian Assange, el fundador de Wikileaks, ha levantado multitud de críticas. Rusia ha calificado el arresto de atentado contra la libertad. "La mano de la 'democracia' estrangula la libertad", escribió en su cuenta de la red social Facebook la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova. Por su parte, Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, expresó la esperanza de que Londres "respete todos los derechos" del activista detenido.

Publicidad

También desde Rusia, donde está refugiado, el exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense Edward Snowden ha tachado la detención de "momento negro" para la libertad de prensa. "Los críticos de Assange pueden alegrarse, pero este es un momento negro para la libertad de prensa", ha afirmado en su cuenta de Twitter.

Snowden, refugiado en Rusia desde hace más de cinco año después de revelar en 2013 detalles de programas de espionaje estadounidense de amplio alcance nacional e internacional, también criticó a las autoridades ecuatorianas. "Las imágenes del embajador de Ecuador que invita a la policía secreta del Reino Unido a la Embajada para que saquen a rastras del edificio a un periodista premiado, terminarán en los libros de historia", sentenció.

Publicidad

Además, recordó que en 2016 el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias concluyó que el australiano está en una "situación de detención arbitraria".  Snowden señaló que expertos independientes de Naciones Unidas han instado en repetidas ocasiones al Reino Unido a honrar sus obligaciones internacionales y a dejar que Assange salga libremente de la Embajada ecuatoriana.

Únete a nosotros

Especialmente duro con el Gobierno ecuatoriano y su actual presidente, Lenín Moreno, ha sido el exmandatario Rafael Correa. "El traidor más grande de la historia ecuatoriana y latinoamericana, Lenín Moreno, permitió que la policía británica entre a nuestra embajada en Londres para arrestar a Assange. Moreno es un corrupto, pero lo que ha hecho es un crimen que la humanidad jamás olvidará", ha escrito en uno de sus mensajes en Twitter sobre la detención del fundador de Wikileaks.

Por su parte, la Comisión Europea (CE) se ha limitado a asegurar que seguirá "de cerca" la detención de Assange y defendió que se trata de un asunto en manos de los jueces. "Nos han informado hace unos minutos y como norma general no improvisamos una posición sobre acontecimientos que se están desarrollando", indicó el portavoz jefe de la CE, Margaritis Schinas, durante la rueda de prensa diaria del Ejecutivo comunitario.

Publicidad

Desde España, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha pedido este jueves la libertad del fundador de Wikileaks. "Si algo teme el poder, en España y en el mundo, es a la verdad", ha subrayado en su cuenta de Twitter. "La explotación, la injusticia, y los privilegios de los poderosos solo son posibles porque se sustentan en la mentira", ha añadido.

Asimismo, el president de la Generalitat, Quim Torra, ha expresado, también a través de Twitter, su "apoyo y solidaridad" a Assange. El jefe del Govern catalán ha pedido respeto por la libertad y en especial por la libertad de expresión, y ha destacado que estas libertades "tienen que ser los pilares de la UE". También ha expresado su gratitud a Assange por "apoyar a los catalanes en el otoño de 2017", en alusión a los mensajes que entonces lanzó el activista en apoyo al 1-O y contra las cargas policiales de ese día.   

Publicidad

Del mismo modo, el expresident Carles Puigdemont también ha destacado su "afecto personal ante esta situación injusta", y ha pedido a la UE que proteja los derechos fundamentales y dé amparo a la libertades. Además, se ha declarado profundamente conmocionado por la detención del informático y ha criticado que "los derechos humanos y especialmente la libertad de expresión están siendo atacados una vez más en Europa".

Publicidad

Publicidad