Cargando...

Secciones

Publicidad

Varios hooligans increpan a agentes de Policía durante una manifestación de contrarios y partidarios del brexit en Londres. /CRISTINA CASERO

brexit Tensión en las calles de Londres al coincidir detractores de Boris Johnson y cerca de 200 'hoolingans' partidarios del brexit

Publicidad

La Policía ha tenido que intervenir para evitar que un grupo de ‘hooligans’ se enfrentara a las centenares de personas que han vuelto a salir a la calle para mostrar su rechazo al Primer Ministro británico y pedir su dimisión.

Internacional

Centenares de británicos contrarios a que Reino Unido abandone la Unión Europea han vuelto a salir a la calle en Londres este sábado para exigir respeto a la democracia y gritar que quieren que Boris Johnson deje de ser su Primer Ministro. Pero hoy no han estado solos. Un grupo de unos doscientos ‘hoolingans’ que habían sido convocados -según el diario The Independent- por la Democratic Football Lads Alliance se han dado cita también frente al palacio de Westminster ondeando banderas británicas, de Inglaterra y pancartas en las que se podía leer ‘Elige democracia. Elige Reino Unido. Elige brexit’. Han intentado boicotear la protesta y han llegado a enfrentarse a la Policía que, en mayor número que ellos, los ha escoltado en todo momento para evitar que se produjeran disturbios.

Publicidad

Pero el cara a cara ha sido inevitable. Público ha sido testigo de cómo, cuando los ‘hooligans’ se dirigían al lugar de convocatoria de la segunda protesta, en la avenida Whitehall, la que da acceso a Downing Street, la tensión se ha hecho presente. A su paso han intentado provocar a quienes esperaban frente al escenario para escuchar los discursos de los organizadores de la marcha anti-Johnson. Mientras era apartado por los agentes, uno de ellos los ‘hooligans’ aseguraba: “No soy racista. Sólo quiero lo mejor para mi país”. La repuesta de la multitud ha sido inmediata: “Los inmigrantes son bienvenidos" han comenzado a gritar.

Únete a nosotros

Rodeado por la Policía y por compañeros que gritaban “brexit ahora”, otro de ellos, Mark, aseguraba a Público que también ellos estaban “exigiendo respeto al sistema democrático” y que por eso habían salido a la calle, para ”luchar porque se respete que la mayoría del pueblo británico votó a favor de abandonar la UE”.

Minutos después, sobre ese mismo escenario, la diputada del partido laborista Diane Abbot respondía: “No seremos intimidados y no retrocederemos. El partido laborista bloqueará el brexit sin acuerdo y luego ganaremos las elecciones”.

Publicidad

Tras los incidentes, centenares de agentes a pie, a caballo y en furgones policiales han establecido una especie de ‘cortafuegos’ entre ambas protestas para evitar que se produjera un enfrentamiento directo entre ambos grupos y el resto de la protestas se ha desarrollado en calma, pero con al menos un detenido.

Varios hooligans increpan a agentes de Policía durante una manifestación de contrarios y partidarios del brexit en Londres. /CRISTINA CASERO

A un lado de ese cordón de seguridad, frente a la torre del Big Ben, estaba Teresa Cervera, mexicana afincada en Londres desde hace más de 30 años que ha llegado con una pancarta en la que pedía la revocación del artículo 50 porque cree que “el brexit es un desastre en sí mismo. Más allá de lo que hiciera Theresa May y de lo que haga el payaso que tenemos ahora”.

Publicidad

Se refiere a Boris Johnson, contra el que también había venido a protestar: “Contra las maniobras que ha hecho, que son una desgracia, anti-constitucionales, anti-éticas, anti-morales y anti-todo”. Pero al preguntarle si quiere que dimita, Teresa y su marido, Nicolas Chadwick, movían la cabeza de un lado a otro: “No queremos la dimisión de Johnson, queremos que sufra”. Y aclaran: “Se ha metido en un lío y ahora que siga sufriendo. No queremos elecciones porque eso sólo sería una distracción y pasarle este paquete imposible a otro”, decían.

El activista anti-brexit y columnista del diario The Guardian, Owen Jones -quien hace unos días fue atacado por un grupo de persinas- se ha dirigido a los manifestantes pidiendo: “No solo derribar a Boris Johnson, no solo derribar a los conservadores, sino también construir una nueva sociedad donde antepongamos las necesidades de las personas antes que las ganancias”.

Publicidad

La división entre los británicos se ha hecho patente también en Twitter. Este sábado hashtags #PeoplesPrimeMinister y #Deathbybrexit se han convertido en Trending Topic.

Publicidad

Publicidad