Cargando...

Secciones

Publicidad

El historiador Tonino Taranto, es el responsable del Archivo Histórico de Lampedusa, destinado a promover la memoria de la isla siciliana en medio del Mediterráneo (TONINO TARANTO)

Tonino Taranto Memoria de Lampedusa: Cuando los italianos eran los migrantes

Publicidad

El historiador Tonino Taranto ha convertido el Archivo Histórico de Lampedusa en un epicentro de la memoria en el Mediterráneo, trabajando a diario para que locales, visitantes y medios de comunicación recuerden, entre otras cosas, que hubo una época en la que Italia eran quien generaba las migraciones.

Internacional

Vía Roma es la única avenida comercial del pueblo siciliano de Lampedusa. Al final, cerca ya del mirador panorámico que se asoma al puerto de esta isla, se encuentra la tienda de Tonino. Este lampedusano de 69 años, lleva vinculado a la tierra de su padre toda la vida. Casi todos los días, abre su local por la mañana y por la tarde. Hoy, más que nunca, es consciente del papel que juega esta tierra en el tablero internacional, sobre todo en materia migratoria. Sin embargo, sabe que no fue siempre así. Tonino, desde su Archivo Histórico de Lampedusa, que ha convertido en un verdadero epicentro de la memoria en el Mediterráneo; trabaja a diario para que locales, visitantes y medios de comunicación recuerden que hubo una época en la que "los lampedusanos, los italianos y los europeos éramos los migrantes".

Publicidad

Lampedusa, hoy en día, a nivel internacional, es sinónimo automático de migraciones. Lo cual no es casual. Colocada entre Sicilia, Libia, Túnez y Malta; esta pequeña isla italiana ha sido testigo de la historia de las culturas que se han cruzado en el Mediterráneo. Siglos después, sigue siendo testigo, aquí, del contacto entre el Norte y el Sur del mundo. No obstante sus infinitos acantilados y su rica fauna, Lampedusa es un territorio con una gran atención mediática debido a los actuales flujos migratorios procedentes de Libia y Túnez hacia Italia. El Mediterráneo Central, según la Organización Internacional para las migraciones (OIM), es "la ruta más peligrosa del mundo", porque la mayoría de los migrantes del mundo mueren precisamente al intentar cruzar esta franja del antiguo Mare Nostrum.

Únete a nosotros

La misión vital de Tonino Taranto (Nápoles, 1950) es la de promover el papel de su tierra en el centro del Mediterráneo. El Archivo Histórico de Lampedusa, nacido en el año 2013 con el propósito de "ahondar en la investigación histórica y hacer un gran trabajo de divulgación", está dirigido, sobre todo, "a la comunidad local, que tiende a olvidar el pasado". En relación a las migraciones, Taranto lanza una pregunta: "Es una pena que Lampedusa reniegue su historia debido a la cuestión económica. ¿Por qué no pueden ir de la mano un turismo vinculado en las bellezas naturales con un compromiso centrado en la acogida?".

Los lampedusanos temen que las migraciones afecten al turismo. "Los habitantes tienen miedo de que la exposición mediática de este territorio debido a las migraciones pueda comprometer la economía de la isla", asegura Taranto: "Muchos de ellos creen que los turistas dejarán de venir porque piensan que la isla está muy afectada por la llegada de migrantes y refugiados. Sin embargo, cada vez hay más turistas". Además, Tonino apunta a un hecho paradójico: "Lampedusa es el único sitio de Italia donde ningún migrante se queda. Todos están de paso".

Publicidad

Para Tonino Taranto, sin embargo, el anterior Gobierno italiano protagonizado por el soberanista ministro del Interior, Matteo Salvini, "ha generado en Italia un clima de odio a nivel nacional en contra de los migrantes con el solo objetivo de aumentar consenso político. Lo cual, para los habitantes de Lampedusa, implica una negación de su propia historia". En el exterior de la asociación, hay decenas de paneles con fotografías antiguas de Lampedusa: "Las condiciones de vida de hace décadas eran indudablemente peores. Algún chico, por ejemplo, se ha acercado a mí para pedirme que quitara un determinada foto porque en ella se veía cómo su padre iba al colegio sin zapatos". Aquellos años, así pues, pasaron al olvido no obstante el espejo que implican para todos las migraciones: "El bienestar económico repentino ha conllevado, para muchos, el perder todo tipo de vinculación con el pasado. Porque genera avergonzamiento".

"En la historia reciente de Lampedusa, la pesca y el mar marcaron la vida económica de la isla. Las condiciones no eran de abundancia, y muchos tuvieron que marcharse", explica el historiador. "Ha habido una fuerte migración desde Lampedusa hacia Túnez, por ejemplo. En la segunda mitad del siglo XIX, cuando se agotaron los bancos de esponjas alrededor de la isla, muchos lampedusanos se trasladaron a Sfax, Susa y Monastir (Túnez)", divulga Taranto. Y añade: "Allí, todavía hoy hay familias de origen lampedusana. Muchos otros, sin embargo, se fueron a América". De hecho, basta con mirar los créditos de una película estadounidense para entender lo que supuso para muchos italianos dejar su tierra: "Parece, sin embargo, que tanto los lampedusanos como los italianos están olvidando su propia historia".

Publicidad

No obstante la provisionalidad que viven los migrantes y los refugiados en su paréntesis en Lampedusa; Taranto se implica a diario para que éstos se integren desde el primer día que tocan suelo italiano y europeo. Normalmente, ninguno habla italiano. Muchos ni siquiera hablan inglés. Por eso Tonino, casi todas las noches, enciende el televisor externo de su archivo –dedicado a promocionar Lampedusa mediante documentales– para proyectar películas para que migrantes y refugiados puedan distraerse tras meses de torturas y maltrato. "Por esa razón, para ellos, yo soy Papá Nino", explica cariñosamente Taranto, quien se enorgullece de que muchos de ellos sigan contactándolo vía Facebook: "Es una gran satisfacción desde un punto de vista humano".

Lampedusa, a mediados de agosto, estuvo bajo los focos mediáticos debido a la presencia del buque humanitario Open Arms, de la homónima ONG española, fondeado a tan sólo 1 kilómetro del litoral de la siciliana durante casi una semana con más de 100 migrantes abordo por culpa del ya ex ministro del Interior italiano, el líder soberanista de la Liga, Matteo Salvini, quien prohibió su desembarque. En ese impasse, el actor americano Richard Gere quiso conocer el problema migratorio de cerca, subiéndose incluso al propio Open Arms. Tonino fue uno de los apoyos del artista estadounidense en la isla: "La mayor parte de los migrantes y refugiados no conocen a Richard Gere. De hecho, cuando publiqué en Facebook nuestra foto juntos, la mayoría me dijeron: ¡Qué guapo Papá Nino!".

Publicidad

Lo que para los demás resulta sorprendente y generoso, para Tonino Taranto es y debe ser normal: "Lo que han hecho muchos lampedusanos no son cosas extraordinarias. Sólo han querido dar, en determinados momentos difíciles, una muestra de humanidad. Muchos se han emocionado porque algunas personas del pueblo han dado su teléfono móvil para que un chico pudiera llamar a su madre, que todavía no sabía si su hijo estaba vivo o muerto. ¿Pero qué hay de extraordinario en eso?", se pregunta Taranto. "Los habitantes de esta isla son gente de mar. Un pescador nunca se echará atrás cuando hay alguien que se está ahogando. No hay nada de extraordinario. Es el mensaje que Lampedusa lanza al mundo entero".

Publicidad

Publicidad