Cargando...

Secciones

Publicidad

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel, con la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, acompañados de altos funcionarios y diplomáticos en La Habana (Cuba). EFE

Trump acerca Cuba a la UE

Publicidad

Federica Mogherini viaja a La Habana para tratar las nuevas medidas que afectan a empresas europeas por las medidas de presión impuestas por Washington

Internacional

Nos son tiempos fáciles para La Habana. El recrudecimiento del bloqueo estadounidense está golpeando a la economía cubana como nunca y la situación de Venezuela, su socio estratégico, no parece que vaya a mejorar pronto. Muy atrás quedan ya los días de optimismo en los que se pensaba que las cosas solo podían mejorar. En un contexto internacional latinoamericano en el Cuba se va quedando más aislada, la visita ayer de la allta representante de la diplomacia europea, Federica Mogherini, cobra más importancia por el momento en el que se da.

Publicidad

El viaje de Mogherini a la isla se enmarcaba en el segundo Consejo Conjunto Cuba-UE dentro del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación (ADPC) firmado en 2016, pero estuvo buenamente centrado en los efectos que está teniendo la activación por parte de Estados Unidos del título III de la llamada ley Helms-Burton que a la práctica permite denunciar, en cortes americanas, a empresas europeas que hagan negocios en Cuba y reclamarles por antiguas propiedades que fueron confiscadas durante los inicios de la Revolución.

Únete a nosotros

La Unión Europea no solo se desmarca de la política de Trump hacia el país caribeño, sino que se opone firmemente porque es lesiva para los intereses comunitarios. En una rueda de prensa conjunta con el ministro de Relaciones Exteriores cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, Mogherini reiteró que la UE considera “ilegales estas medidas coercitivas extraterritoriales”y que recurriría todas las medidas anunciadas para evitar el perjuicio de las empresas europeas.

La jefa de política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, durante una conferencia de prensa conjunta con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, en La Habana, Cuba. REUTERS/Alexandre Meneghini

Por su parte, el ministro cubano culpó al bloqueo de ser el “principal obstáculo” para el desarrollo de las relaciones comerciales entre el viejo continente y Cuba. En representación del Gobierno de España asistió a la reunión el secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, que viajó a La Habana para reiterar el interés de España en Cuba.

Publicidad

Primeras denuncias

Desde que entró en vigor el título III de la ley varias empresas con activos en Estados Unidos han recibido denuncias que han sido admitidas a trámite en los juzgados norteamericanos y están pendientes de resolución.

Entre estas empresas se encuentra la hotelera española Meliá con varios establecimientos en la isla y en Estados Unidos. La semana pasada la justicia española rechazó la aplicabilidad de la norma, algo a lo que hizo mención Mogherini para reiterar la “ilegalidad” de las medidas de Trump.

La alta representante también señaló que durante el encuentro se exploraron la creación de soluciones para “sortear y proteger de manera efectiva” a estas empresas. Durante su estancia en La Habana, Mogherini también se reunió con miembros de la comunidad empresarial europea en el país para oír de primera mano los problemas que el recrudecimiento del bloqueo les está provocando, entre otros temas.

Publicidad

El principal objetivo de Trump con la activación del título III es distorsionar el clima inversor en la islapara presionar económicamente a La Habana por su supuesto apoyo a Maduro durante la crisis en Venezuela.

Mejora de relaciones

Según expresó Parrilla, las relaciones entre Cuba y la UE se encuentran en su mejor momento desde hace décadas. Aunque en un primer momento pudo parecer insuficiente, dada la velocidad con la que la isla y Estados Unidos mejoraban relaciones con Obama, la firma del ADPC en 2016 se ha consolidado como un mecanismo ágil eficiente para fortalecer las relaciones y afrontar diversos temas dentro de los llamados diálogos que se establecieron. Allí que abarcan temas tan diversos como la inversión, la cooperación, el cambio climático o los Derechos Humanos.

Además de las medidas norteamericanas que afectan a Cuba y la UE, en el Consejo Conjunto también se trataron temas como la situación en Venezuela (sin que trascendiera nada concreto), la modernización de Cuba, medidas para combatir el cambio climático y la puesta en marcha de un proyecto de intercambio cultural conjunto.

Publicidad

La firma del ADPC, logrado durante el mandato de Mogherini, puso fin a 20 años de la denominada Posición Común de Aznarque congeló las relaciones entre el bloque comunitario y Cuba. Se trata de uno de los éxitos más destacados de la italiana al frente de la diplomacia europea que a finales de octubre entregará el relevo al socialista Josep Borrell.

Publicidad

Publicidad