Cargando...

Secciones

Publicidad

Ursula von der Leyen continúa superando baches para tomar posesión como nueva presidenta de la Comisión. / Reuters

Ejecutivo de Bruselas Ursula von der Leyen salva su Comisión paritaria 'in extremis'

Publicidad

La designación de la rumana Adina Valean como nueva candidata a comisaria supone que 12 de los 27 miembros del nuevo Ejecutivo de Bruselas serían mujeres, incluida su presidenta, Ursula von der Leyen. El Parlamento Europeo decidirá si confirma al equipo en las próximas semanas.

Internacional

El proceso para que Ursula von der Leyen tome posesión como nueva presidenta de la Comisión Europea está encontrando más baches de los que muchos esperaban, pero puede estar un poco más cerca del fin. Y puede acabar en un Ejecutivo paritario, el primero de la historia, un deseo de la alemana.

Publicidad

Tras recibir su designación desde Bucarest, Von der Leyen ha escogido esta tarde a Adina Valean, actual eurodiputada, como candidata a formar parte de su equipo si pasa el examen del Europarlamento en los próximos días. Rumanía había enviado también a un hombre como candidato, descartado por la alemana.

El Parlamento tumbó a los candidatos de Rumanía, Francia y Hungría para formar parte del equipo de von der Leyen hace algo más de un mes y Bucarest era la última capital que aún no había nombrado a un sustituto. París y Budapest ya habían enviado a dos hombres, Thierry Breton y Olivér Várhelyi. Que la tercera sustituta fuera una mujer era clave para que se mantuviera la paridad, ya que de los tres que catearon el examen del Parlamento, dos eran mujeres.

Publicidad

Se aceleran los plazos

Ahora la cuestión es si el nuevo Ejecutivo, en el que está el actual ministro en funciones Josep Borrell, conseguirá tomar posesión el 1 de diciembre como pretende. Algo que parece ahora más factible que hace unos días ya que muchos esperaban que el primer ministro rumano, Ludovic Orban, que ha accedido al cargo este mismo lunes, necesitara más tiempo para conseguir el apoyo de su parlamento, tomar posesión, y enviar un nombre a Bruselas.

Únete a nosotros

Von der Leyen tiene dos obstáculos para tomar posesión el 1 de diciembre: el Reino Unido y que los cuatro comisarios pasen el examen de la Eurocámara

Von der Leyen tiene dos obstáculos principales por delante. El primero: el Reino Unido, que tendrá que nombrar a un comisario cuanto antes, aunque su salida está programada para el 31 de enero como tarde. Von der Leyen ha enviado hoy una carta a Boris Johnson para insistirle en que envíe un nombre aunque en principio no debería haber ningún problema porque Londres se había comprometido a colaborar mientras siga en la Unión Europea.

El segundo requisito para llegar al 1 de diciembre es que los cuatro comisarios -incluido el británico- pasen el examen de la Eurocámara. La primera parte de la prueba será el escrutinio de la comisión parlamentaria de Asuntos Jurídicos, que verificará si los candidatos tienen conflictos de interés que les incapaciten para sus funciones.

Publicidad

Tras ello, los cuatro nuevos candidatos deberán que superar sus respectivas audiencias ante los europarlamentarios. Unos interrogatorios de tres horas en los que tendrán que defender su valía para el puesto.

Si todos consiguen pasar sus pruebas, el equipo de comisarios al completo se someterá a un voto de confirmación en el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo, previsto para el 27 de noviembre si todo va según los planes. De ratificarse, Jean-Claude Juncker daría el relevo a Ursula von der Leyen el 1 de diciembre. Si se retrasa el proceso, lo más probable es que el voto definitivo se postergara, de momento, hasta finales de diciembre.

El 44% de las comisarias serán mujeres

Sumando los tres nuevos nombres que von der Leyen tiene encima de la mesa, el equipo de la alemana estaría compuesto por 15 hombres y 12 mujeres, a falta de un comisario británico, que sería en principio efímero. El gabinete puede considerarse paritario ya que las mujeres supondrían el 44% de sus miembros, dentro del criterio de igualdad de género que se utiliza, por ejemplo, en Moncloa.

Publicidad

"Esta Comisión tendrá el número de mujeres más alto hasta el momento", Dana Spinant

Von der Leyen se había mostrado decidida a que su equipo fuera paritario desde el principio, pero las cosas se le estaban torciendo y en su equipo se denotaba cierta resignación a que quizá no se conseguiría la paridad. “Esta Comisión tendrá el número de mujeres más alto hasta el momento”, se defendía esta mañana la nueva portavoz de la presidenta electa, Dana Spinant.

Spinant se había excusado diciendo que el equipo original de von der Leyen, el de antes de pasar la criba del Parlamento, era paritario, con 14 hombres y 13 mujeres, incluida la presidenta. Y que la alemana había pedido a todas las capitales que enviaran a dos candidatos: un hombre y una mujer. Algo en lo que ha tenido poco éxito más allá de Rumanía. Entre líneas: si al final la Comisión no es paritaria, no era porque la presidenta entrante no quisiera.

Y no era solo un problema de imagen. Los socialistas europeos habían amagado con que no votarían a favor del equipo de von der Leyen si los tres nuevos candidatos en liza eran hombres al final. Será una “condición para apoyar a la Comisión”, había dicho esta mañana Iratxe García, líder de los socialistas europeos en la Eurocámara.

Si bien un voto en contra de los socialistas, segundo grupo en el Parlamento, podría poner en dificultades la aprobación del equipo de von der Leyen, en Bruselas la declaración se veía como una medida de presión, que ha podido tener su efecto. Si se confirma el equipo de comisarios hoy encima de la mesa, será efectivamente la primera Comisión paritaria de la historia.

Publicidad

Publicidad