Cargando...

Secciones

Publicidad

El ministro de Exteriores en funciones y próximo jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell junto a Margarita Robles y María Luisa Carcedo . EFE/David Fernández

Salarios Europa Borrell cuadriplica su salario al convertirse en jefe de la diplomacia europea

Publicidad

Cada uno de los veintisiete comisarios que inician hoy su mandato cobrará más de 22.000 euros brutos al mes. A este salario se le suman extras como una indemnización por residencia y gastos de representación.

Internacional

Un total de 27.903 euros. Ese será el salario bruto mensual de la nueva presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. El mismo sueldo cobrará el exprimer ministro belga Charles Michel, que toma hoy el relevo de Donald Tusk al frente del Consejo Europeo. Ambos podrán sumar además 1.418 euros extra por gastos de representación.

Publicidad

Josep Borrell, que a partir de hoy es el Alto Representante, jefe de la diplomacia, y tiene rango de vicepresidente de la Comisión cobrará un poco menos que la presidenta: 26.285 euros al mes. Multiplica por cuatro el salario que percibía hasta ahora como ministro de Exteriores de España, 6.100 euros brutos al mes y 911,38 euros por gastos de representación.

Von der Leyen y Borrell serán los mejor pagados de la nueva Comisión. A partir de ahí, los salarios van descendiendo acorde con el rango. Los otros siete vicepresidentes cobrarán unos mil euros menos que Borrell y el resto, 22.747 euros mensuales cada uno.

Publicidad

La normativa de salarios de la Comisión Europea no deja claro si la figura que se ha inventado von der Leyen para los tres supervicepresidentes, los llamados vicepresidentes ejecutivos, Frans Timmermans, Margrethe Vestager y Valdis Dombrovskis, cobrarán más que el resto de vicepresidentes, ya que el cargo es nuevo y no hay especificaciones en las normas. Todos los altos cargos tienen derecho además a un 15% extra como indemnización por residencia. En el caso de von der Leyen, eso significa 4.850 euros adicionales.

Únete a nosotros

Eso sí, los nuevos altos cargos tendrán que pagar impuestos de ese salario al presupuesto de la Unión, no pagan tributos sobre la renta a ningún país miembro. Los mayores sueldos pagan un tipo progresivo que alcanza el 45% para el tramo superior a 7.600 euros, además de impuesto de solidaridad del 7%. También pagan unas cargas sociales del 12,7% para financiar sus pensiones y su seguro de enfermedad.

Los que estén casados o tengan hijos podrán recibir también una asignación familiar. Borrell, casado con la exministra Cristina Narbona, tendría derecho a 170 euros al mes más un 2 por ciento de su salario base. En su caso: 695 euros extra al mes. Los nuevos altos cargos que no viven ya en Bruselas, 12 trabajan ya en la capital europea, porque repiten o porque ostentaban otros cargos allá, también tienen derecho a una asignación por mudanza. El valor asciende a dos meses de salario base. En el caso de Borrell, tendría derecho a más de 50.000 euros de indemnización por traslado siempre y cuando Narbona se instale también en Bruselas. Si no, recibiría la mitad de esa cantidad.

Publicidad

A todo esto se suman los extras típicos de todos los funcionarios europeos: escuela gratis en centros multilingües de Bruselas, una cantidad extra por cada hijo a su cargo y la posibilidad de comprar coches con matrícula diplomática a un precio reducido.

Un adiós de oro

Los que terminaron ayer recibirán un adiós dorado: todos los que dejaron sus cargos públicos este sábado podrán recibir una indemnización hasta que encuentren un nuevo empleo, una especie de paro, durante un máximo de dos años. Los que hayan estado cinco años -la duración de la legislatura europea- podrán cobrar una asignación igual al 50% de su sueldo base actual.

Publicidad

Luego están las pensiones. Juncker, Tusk, Arias Cañete y todos los que dejaron de ser las caras conocidas de la Unión Europea, tendrán derecho a una pensión vitalicia a partir de los 66 años. El método de cálculo es un tanto complicado pero, como orientación, Juncker tendrá derecho a una prestación de unos 5.000 euros brutos mensuales si se jubila.

Publicidad

Publicidad