Cargando...

Secciones

Publicidad

El futbolista Giovanni Custodero | Facebook

Muere Giovanni Custodero, el futbolista con cáncer que decidió entrar en coma inducido

Publicidad

El joven sufría un cáncer óseo que le había llevado a someterse a seis cirugías y a varios ciclos de quimioterapia en cuatro años. Anunció en las redes sociales su decisión: "No puedo aguantar más el dolor físico y el sufrimiento".

Internacional

El portero italiano del equipo de fútbol sala Fasano Giovanni Custodero ha fallecido con 27 años tras decidir entrar en un coma inducido. El joven sufría un cáncer óseo que le había llevado a someterse a seis cirugías y a varios ciclos de quimioterapia en cuatro años. Hace unos días, se despidió de sus seguidores con una carta en la que explicaba su decisión. 

Publicidad

"Llegamos a la batalla final. Somos él y yo, el uno contra el otro. Le miro a la cara. Entiendo que la energía con la que le he alimentado se ha hecho fuerte, pero yo ya estoy cansado. Decidí pasar las fiestas lejos de las redes sociales, pero al lado de las personas más importantes para mí. Ahora que han terminado, y junto a ellos con el último grano de fuerza que me quedaba, decidí que no puedo aguantar más el dolor físico y el sufrimiento", escribió. 

Este lunes se celebró su funeral en Pezze di Greco, Italia. A las condolencias se sumó el alcalde de Fasano, Francesco Zaccaria, que escribió que Custodero "se ha convertido en el símbolo de aquellos que luchan todos los días contra las enfermedades y el sufrimiento". 

Publicidad

Además, su familia también se ha pronunciado en las redes sociales. A través del perfil de su prometida, Luana Amati, han explicado la historia del joven, al que le diagnosticaron la enfermedad con 23 años. Relatan cómo el deportista, tras pasar por la amputación de una de sus piernas y tras someterse a cinco intervenciones y diferentes ciclos de quimioterapia y radioterapia, ha decidido entrar en coma inducido.

"La sedación continua y profunda es un tratamiento sanitario que se utiliza para permitir a un paciente terminal no sentir dolor después de que las otras terapias hayan sido ineficaces", destacan en el escrito.  

En Italia, la eutanasia no es punible en determinados casos. Así lo consideró el Tribunal Constitucional Italiano  el pasado mes de septiembre. Los magistrados consideraron que no es punible, bajo ciertas circunstancias, ayudar a morir a "un paciente mantenido vivo mediante tratamientos de soporte vital y que sufre de una patología irreversible, fuente de sufrimiento físico y psicológico que considera intolerable, pero que es totalmente capaz de tomar decisiones libres y conscientes".

Publicidad

Publicidad

Publicidad