Cargando...

Secciones

Publicidad

El exconsejero de OHL Javier López Madrid (i), yerno de Juan Miguel Villar Mir, a su llegada a la Audiencia Nacional donde ha sido citado como investigado por el juez del caso Púnica. EFE/Mariscal

López Madrid justifica las ‘mordidas’ del conseguidor de la Púnica como labores de asesoramiento

Publicidad

Su suegro, Juan Miguel Villar Mir, niega todo pago en B al Gobierno de Esperanza Aguirre. Se define como un empresario independiente que sólo tuvo un amigo político: Manuel Fraga

Política

Javier López Madrid, el compi yogui de la reina Letizia Ortiz, ha intentado justificar el reparto de mordidas junto al constructor David Marjaliza y al ex consejero madrileño y exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados como unas labores de asesoramiento al conseguidor de la trama Púnica que realizó en su propio municipio, Valdemoro, situado al sur de Madrid.

Publicidad

Marjaliza, el arrepentido y cerebro del caso Púnica, ha confesado en la Audiencia Nacional el reparto de 3,6 millones de euros entre él, Granados y López Madrid en comisiones por tres obras de ampliación del Metro de Madrid, cuando el segundo era consejero de Transportes en el gobierno que presidía Esperanza Aguirre.

En cambio, López Madrid, el amigo de los reyes y consejero del Grupo Villar Mir, ha desmentido a Marjaliza en su declaración ante el juzgado central de instrucción 6.

En su versión, el cruce de facturas y apuntes contables entregados por Marjaliza al juzgado se deben a asesorías que realizó para el constructor en Valdemoro y en Parla, localidades donde operaba el constructor. Y también ha aportado documentación sobre supuestas inversiones inmobiliarias en Alemania realizadas para Marjaliza, según aseguran fuentes jurídicas presentes en su declaración que ha durado hora y media y en la que ha contestado a todas las partes.

Por su parte, su suegro Juan Miguel Villar Mir, expresidente de OHL, ha negado todo pago de comisiones a su yerno para que las entregada al ejecutivo de Esperanza Aguirre o para financiar al PP de Madrid.

El expresidente de OHL Juan Miguel Villar Mir (d) a su llegada a la Audiencia Nacional donde ha sido citado como investigado por el juez del caso Púnica. EFE/Mariscal

Villar Mir se ha definido como un empresario independiente de los partidos políticos, ha negado todo pago a ningún partido y ha asegurado que sólo tenía un amigo en la política: Manuel Fraga Iribarne, ministro de Francisco Franco y fundador de Alianza Popular.

Publicidad

Todo apunta a que Villar Mir -también imputado en el caso de los Papeles de Bárcenas-, Granados y Marjaliza se sentarán en el banquillo por esta causa, ya que sólo un tribunal podrá dilucidar quién dice la verdad en el supuesto pago de 'mordidas' o en el co bro de facturas por asesoramiento e inversiones.

López Madrid es investigado dentro del caso Púnica, pero también en el de Lezo, que investiga una trama de corrupción que anidó en el Canal de Isabel II y que tenía como supuesto cabecilla a Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid y eterno rival de Francisco Granados. Además, fue condenado a seis meses de prisión por el uso indebido de las tarjetas black de Caja Madrid, caso que provocó su dimisión como consejero de OHL.

Publicidad

Publicidad

Publicidad