Cargando...

Secciones

Publicidad

Campaña de CitizenGo en Argentina, el lobby internacional fundado en 2013 por Hazte Oír. / CITIZENGO

Hazte Oír El lobby fundado por Hazte Oír presionó a políticos argentinos para que votaran contra el aborto

Publicidad

La plataforma CitizenGo, creada en 2013 por el grupo ultracatólico, envió cartas y publicó anuncios en la prensa para persuadir a varios senadores indecisos. Varios de ellos cedieron y votaron en contra de la ley.

Política

Felicidad absoluta. El grupo ultracatólico Hazte Oír –que a día de hoy mantiene la categoría de “Utilidad Pública” otorgada por el gobierno del PP- se acaba de apuntar otro tanto en su cruzada contra los derechos de las mujeres. Esta vez no ha habido bus del odio, pero sí cartas, carteles y hasta anuncios publicitarios dirigidos a los políticos argentinos que tenían en sus manos el futuro de la Ley del Aborto, finalmente rechazada por una ajustada mayoría en el Senado. La campaña ha estado a cargo de los militantes de CitizenGo, el lobby internacional fundado en 2013 por Hazte Oír para buscar, precisamente, victorias de estas características.

Publicidad

“Los argentinos lucharon para no promover una cultura de muerte a la que otros países se ven sometidos. Es, sin duda, un día de celebración para todas las personas que defendemos las dos vidas, la de la madre y la del niño por nacer”, dijo Silvina Spataro, responsable de Campañas de CitizenGo en Buenos Aires, a los encargados de redactar el comunicado que Prensa de Hazte Oír ha difundido este jueves. Sus comentarios fueron realizados en un contexto de algarabía total, apenas unas horas después de que se conociera el resultado de la votación en la Cámara Alta de ese país.

Los ultracatólicos tenían motivos para estar contentos. No en vano, durante las últimas semanas habían realizado una intensa campaña de presión para tratar de evitar por todos los medios posibles que la Ley del Aborto saliese adelante. De hecho, este lobby publicó un anuncio en un prestigioso diario de la provincia de Santa Fe para presionar al senador del Partido Justicialista Omar Perotti, quien no tenía muy claro si votaría a favor o en contra.

"Hoy la decisión está en sus manos. En el 2019 estará en las nuestras”. / CITIZENGO

“Senador Omar Perotti: Vote No al aborto”, podía leerse en el texto publicado por CitizenGo en el diario El Litoral, por el cual tuvo que abonar –según el periodista Diego Geddes- 200 mil pesos (unos seis mil euros). “Los más débiles y vulnerables necesitan un Estado que los proteja y les brinde soluciones justas sin descartar a nadie. Más de 86 mil ciudadanos le han pedido que cuide la vida de todos desde la concepción. Hoy la decisión está en sus manos. En el 2019 estará en las nuestras”, advertía la plataforma, en alusión a las elecciones que se celebran en esa provincia el próximo año. El anuncio, que iba acompañado por el lema #ConAbortoNoTeVoto y #SalvemosLas2Vidas, “se difundió mediante las redes sociales durante quince días”, se vanaglorió este jueves Hazte Oír. Finalmente, el senador Perotti optó por abstenerse.

Publicidad

Ese no fue el único movimiento contra la ley del aborto. Durante las últimas semanas, la plataforma ultra también promovió un envío masivo de mails y cartas a al menos otra decena de legisladores, algunos de los cuales habían mostrado dudas sobre el sentido de su voto. La presión surtió efecto en el caso de los senadores José Alperovich, María Belén Tapia o Silvina García Larraburu, quienes finalmente votaron en contra.

Mirando para casa

La campaña incluyó la entrega de firmas en las embajadas argentinas de varios países, tal como ocurrió en la delegación diplomática situada en Madrid. En ese contexto, la dirigente de Hazte Oír y portavoz de la plataforma Derecho a Vivir, Gádor Joya, intentó barrer para casa. “Argentina debe servir de estímulo a España para que derogue la actual ley de aborto”, dijo la activista ultracatólica. Este jueves, ella también desbordaba alegría.

Publicidad

Publicidad

Publicidad