Cargando...

Secciones

Publicidad

Reunión de la Mesa y Portavoces de la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos Pacto de Toledo, en el Congreso. (CHEMA MOYA | EFE)

Claves de la crisis del Pacto de Toledo Por qué podría romperse el pacto de Toledo

Publicidad

El miércoles se desconvocó la reunión del órgano que debe marcar el futuro de las pensiones y los grupos se acusan entre ellos de querer romperlo.

Política

El pacto de Toledo está en el aire. El órgano que, salvo excepciones, ha marcado el presente y el futuro de las pensiones por consenso se tambalea. El pasado miércoles estaba prevista una reunión de la comisión de seguimiento y evaluación de sus acuerdos pero se desconvocó en el último momento. Fuentes de la mesa de esta comisión cuentan a Público que se hizo así por petición de todos los grupos. Desde entonces se han cruzado acusaciones gruesas en los medios. Por ejemplo, Carles Campunzano, el portavoz del PdeCAT en esta comisión, responsabiliza de lo que sucede a Unidos Podemos: “Esto ya no es una discusión de fondo, algunos [en referencia a Podemos] tienen ganas de que no haya acuerdo. Es legítimo. Esto se puede convertir en un espacio de desgaste entre partidos, pero nunca ha sido así. Es de una frivolidad enorme”, declaraba en los pasillos del Congreso. Gerardo Camps, el portavoz del PP en el Pacto, apuntaba en esta misma dirección: "Intuyo que Podemos no quiere que haya acuerdo”, ha concluido, añadiendo que la formación morada no quiere ceder: “Un pacto supone renuncia". 

Publicidad

¿En qué no quiere ceder Unidos Podemos?

Fuentes del partido comparten con Público su posición: "No vamos a priorizar el consenso sobre la bajada de las pensiones", afirman tajantes. Consideran que no es negociable la revalorización de las pensiones en función del IPC real y que introducir otros factores en la cuenta, como pretenden otros grupos, es disminuir su poder adquisitivo, se mire por donde se mire. Estas mismas fuentes creen que el PSOE se está viendo entre la espada y la pared. Afirman que la UE está presionando al Gobierno para que mantenga la revalorización al 0,25%, que aprobó por decreto Mariano Rajoy. En opinión de Unidos Podemos el Pacto de Toledo siempre ha sido un mecanismo de bajada de pensiones y ahora, definitivamente, lo que está en juego es un cambio de modelo hacia la privatización. 

¿Hay reuniones a las que no está asistiendo Unidos Podemos?

Fuentes de la mesa de la comisión del Pacto de Toledo afirman que Unidos Podemos no ha acudido a las últimas cinco o seis reuniones informales en las que los grupos tratan de acercar posturas antes de las reuniones oficiales.  Sin embargo, las fuentes del grupo confederal Unidos Podemos-En común-En Marea, consultadas por Público, lo niegan rotundamente y afirman que, el pasado miércoles, el día que se desconvocó la reunión oficial, se convocó por chat un encuentro informal, en la sala Istúriz del Congreso, a las 6 de la tarde, al que acudió su portavoz Yolanda Díaz, diputada de En Marea, que acudió tras votar en la comisión de derechos de la infancia y de la adolescencia. Estas mismas fuentes afirman que en esa reunión se presentó, por sorpresa, el secretario de Estado de  Seguridad Social, Octavio Granado. Además, denuncian la falta de transparencia de las reuniones del pacto, que han reclamado en repetidas ocasiones que sean  públicas y oficiales, en todos los casos. 

¿Estuvo el secretario de estado de Seguridad Social en esa reunión informal?

Fuentes cercanas a Octavio Granado, el secretario de estado de Seguridad Social, explican a Público que su presencia en la reunión informal del pacto de Toledo fue puramente circunstancial, como consecuencia de una reunión anterior en esa misma sala. Acababa de comparecer durante más de dos horas en la Subcomisión dedicada al estudio del RETA, la reforma del Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos. El secretario de Estado, según esta misma fuente, se limitó a compartir con los portavoces del Pacto de Toledo presentes,  todos menos los de Podemos y PdeCat, que el Gobierno no desea inmiscuirse en sus debates porque lo único que desea de verdad es que lleguen a un acuerdo y que considera que el Pacto de Toledo es muy importante para la Seguridad Social y un ejemplo dentro y fuera de España, en otros sistemas comunitarios. 
Nuestra fuente añade que todos los portavoces del Pacto cuentan ya con un informe de la administración en el que se señala que los sistemas de pensiones europeos han garantizado el poder adquisitivo de los pensionistas con algunas excepciones (Grecia, Italia y Portugal) y que el actual Gobierno quiere que dejemos de ser otra excepción. En opinión del secretario de estado, según nuestra fuente, la polémica sobre qué subida aplicar en periodos de crisis "no es útil" en este momento, cuando "lo necesario es llegar a un acuerdo cuanto antes y dejar de marear la perdiz por intereses menores".

Publicidad

¿Bloque de derechas-bloque de izquierdas?

Mientras nuestras fuentes en la mesa aseguran que muchos partidos han presentado múltiples propuestas para intentar llegar a acuerdos, incluido Compromís, y que solo Unidos Podemos está cerrado en banda, impidiendo el acuerdo; nuestras fuentes en Unidos Podemos hablan de un bloque de derechas en el que están PP, Ciudadanos, PNV y PdeCat. Según los morados, el PdeCat podría estar dispuesto a reventar el pacto antes que a salir en esa foto, con esos partidos, si finalmente no hay acuerdo, y el PSOE teme perder al PdeCat para otras votaciones, en las que le resulta imprescindible por la aritmética parlamentaria actual. Unidos Podemos tiene claro que no va a abandonar la mesa, aunque cree que es lo que muchos querrían. Además niegan que su posición en el pacto de Toledo dependa de la negociación de presupuestos, como insinúan algunos grupos. "Si piensan eso no nos conocen" y ponen como ejemplo su voto en contra de la senda de déficit. 

¿Principio de acuerdo PSOE-Unidos Podemos?

Según fuentes parlamentarias, PSOE y Unidos Podemos habrían llegado a perfilar un texto común para la recomendación número 2 del pacto de Toledo, antes de este último enfriamiento. Ambas partes habían acordado que en la recomendación, sobre la revalorización de las pensiones y el mantenimiento del poder adquisitivo de las mismas, la base fuera el IPC real y que así apareciera en el texto. Habían acordado concretar que la revalorización anual de las pensiones se haga en base al índice de precios al consumo, como mecanismo para conservar el poder adquisitivo de las pensiones y que esta revalorización debía diferenciarse de cualquier otra medida. También habían acordado poner negro sobre blanco que la revalorización actual, en función del IRP, el índice de revalorización de las pensines ideado por el PP, hay que derogarla por no tener el consenso político y social necesario y que, por lo tanto, lo que la comisión recomendaría sería la vuelta al mantenimiento del poder adquisitivo y mejora de las pensiones , aprobada en 2011 en las Recomendaciones del Pacto de Toledo, anteriores a la reforma unilateral del Gobierno de Rajoy. 

Publicidad

¿Qué dice la ministra del ramo?

El miércoles en la sesión de control al Gobierno, Magdalena Valerio contestó a una pregunta de Yolanda Díaz, sobre este asunto. La diputada de En Marea le preguntó: ¿Se compromete el Gobierno a garantizar la revalorización de las pensiones en función del IPC real por ley? La titular de Trabajo le contestó claramente que se opone a una reforma legal "unilateral" como la que hizo el PP y defendió una ley que tenga en cuenta las recomendaciones del Pacto de Toledo y de los agentes sociales. 
El jueves, en un desayuno informativo del Fórum Nueva Economía, ya no decía tanto. La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social pidió que la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo reanude "cuanto antes" sus reuniones para llegar lo más pronto posible a un acuerdo y afirmó que si esto no sucede, "el Gobierno legislará", aunque espera "no tener que hacerlo por decreto ley". Valerio recordó que para alcanzar un acuerdo "todo el mundo tiene que ceder un poco en sus posiciones" e insinuó que hay políticos que están alentando las manifestaciones de pensionistas en las calles, cuando ahora tienen menos motivos para manifestarse. 

¿Cuáles son los antecedentes del pacto?

El pacto de Toledo se fundó en 1995 para sacar del debate partidista el mantenimiento y la gestión de las pensiones. Hasta 2013 los Gobiernos habían escuchado sus recomendaciones. Entonces no hubo consenso y el Gobierno de Mariano Rajoy decidió tirar por la tangente: sacó adelante por su cuenta la revalorización de las pensiones al 0,25%, desligándolas del IPC y aprobó el factor de sostenibilidad, una nueva fórmula, por determinar, para bajar las pensiones a partir de 2019. En el acuerdo de presupuestos que cerró con el PNV, antes de la moción de censura, toda esto cambió. Rajoy se comprometió a hacer lo que decía que era imposible: revalorizar las pensiones según el IPC en 2018 y en 2019 y posponer el factor de sostenibilidad a 2023, es decir, que se cargó su propia reforma de 2013 y volvió a las recomendaciones del pacto de Toledo de 2011 que ahora Unidos Podemos exigen mantener. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad