Cargando...

Secciones

Publicidad

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, conversa con el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante el pleno del Senado. EFE/Zipi

Nueva crisis en el Ejecutivo de Pedro Sánchez Crece la preocupación en el Gobierno ante la presión para que dimita la ministra Delgado

Publicidad

Hay críticas internas en el PSOE a las manifestaciones de la ministra de Justicia y contra la vicepresidenta Calvo por volver a esquivar un asunto de igualdad. Algunas dirigentes creen que su continuidad es insostenible y comparten la petición de cese hecha por Podemos. Fuentes del Ejecutivo, por ahora, aseguran que Delgado seguirá en el Consejo de Gobierno

Política

Como en el caso de Maxim Huerta y de Carmen Montón, desde La Moncloa se afirma que la ministra de Justicia, Dolores Delgado, cuenta con el apoyo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y no se plantea su cese ni forzar su dimisión. Sin embargo, tampoco se oculta la preocupación que existe por la polémica del contenido de las grabaciones en su encuentros con el comisario José Manuel Villarejo y el nuevo desgaste de imagen que está suponiendo para el Ejecutivo.

Publicidad

De hecho, hay inquietud porque puedan aparecer nuevos contenidos comprometedores en la citada conversación, que dura casi cuatro horas y, a la vez, aumentan las voces que consideran que es insostenible que Delgado siga en el un Gobierno que se declara feminista con las manifestaciones que se recogen sobre las mujeres en las cintas, además de por tildar de “maricón” al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Así lo confirmaron a Público varios dirigentes socialistas que creen que si el listón ya se ha puesto tan alto hay que asumirlo con lo que sería una tercera dimisión en el Ejecutivo en poco más de cien días, entre otros motivos, porque afecta a una bandera fundamental del Gobierno como es su apuesta por la igualdad.

Además, se cree que la posición inflexible de Unidos Podemos pidiendo la dimisión de la ministra, cuando es el partido clave para que haya Presupuestos y salgan otras reformas del Gobierno, hace casi inviable la continuidad de Delgado en el Ejecutivo,

Publicidad

Esta opinión también es compartida por una parte de las mujeres del PSOE y, según desveló este martes La Sexta, en algunos grupos de Whattsaap que mantienen varias dirigentes socialistas se pide abiertamente la dimisión.

En estos grupos,también se ha criticado duramente al vicepresidenta y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, que una vez más se puso de perfil ante una polémica en temas de Igualdad, como ya hizo cuando Público desveló la creación del sindicato de trabajadoras del sexo, tema sobre lo que no dijo una palabra y al que tuvo que enfrentarse en solitario la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio.

En la jornada de este martes, Calvo apenas entró en el tema. Sólo tres horas antes del inicio del acto de la entrega de premios del programa “Gira de mujeres”, en el que premian varias iniciativas de mujeres emprendedoras, se informó desde el Gobierno que la vicepresidenta, Carmen Calvo, suspendía su presencia en el mismo.

Publicidad

El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, asiste a la apertura del nuevo periodo de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas, en la sede de la ONU en Nueva Yor. EFE/ Justin Lane

La decisión tuvo que ser tan apresurada que en el correo no se dan explicaciones y se limitan a poner encima de la nota de prensa enviada el lunes con la convocatoria la siguiente frase: “Desconvocada la intervención de la vicepresidenta del Gobierno, que será sustituida por la Secretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo”. Y debajo se incluye la información del acto ya remitida.

La presencia en este acto de Calvo había levantado gran expectación mediática por intentar saber su opinión sobre la polémica con las grabaciones a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, sobre todo en el aspecto en el que se refiere a que prefiere un tribunal compuesto por hombres que por mujeres.

Publicidad

Se podía justificar la suspensión porque la vicepresidenta acudió al Senado a arropar a Delgado ante la reprobación presentada por el Partido Popular. Pero Calvo estuvo apenas una hora en la Cámara Alta, por lo que podría haber acudido al acto que estaba previsto, donde había gran expectación mediática por escucharla pronunciarse sobre este asunto.

Al ser abordada por los periodistas, se limitó a decir: "La ministra se va a defender perfectamente", y se refugió en la zona del Gobierno, A la salida, volvió a ser preguntada sobre si se iba a mantener la ministra, y contestó: "Se va a mantener perfectamente". Y se fue.

No obstante, la ministra tampoco es que estuviera muy arropada en el Senado. Acudió el ministro de Interior, la ministra de Defensa y de Hacienda, pero estuvieron sólo un tiempo. Cuando estaba acabando el debate, sólo había en el banco azul la ministra Portavoz, Isabel Celáa. Y tampoco se quedó hasta el final.

De momento, desde el Gobierno se velan armas y se tira de argumentario para restar gravedad al tema con explicaciones como que fue una conversación privada, de hace mucho tiempo y cuando Delgado no estaba en política. También se intentan matizar los contenidos y las intenciones de sus palabras para justificar que sería exagerado que dimitiera por esta polémica. Es más, se asegura con la misma rotundidad que en casos anteriores, que esta vez no habrá dimisión.

Eso sí,  todo ello a la espera de que el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, fije posición este miércoles desde Nueva York en una conferencia de prensa, donde seguro que tendrá que hablar de este tema.

Publicidad

Publicidad