Cargando...

Secciones

Publicidad

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas (i), y el presidente y portavoz del partido en el Parlamento andaluz, Juan Marín (d), el día en que Ciudadanos rompió el Acuerdo de Investidura con el PSOE. EFE/ Daniel Pérez

Elecciones 2-D Ciudadanos avisa: sus votos ya "no van a servir para que Susana Díaz sea presidenta de Andalucía"

Publicidad

Juan Marín subraya que la formación naranja apuesta por convertirse en la alternativa de derechas y busca sin tapujos disputarle el espacio al PP

Política

“Yo me comprometo con todos los que confíen en este proyecto en que los votos de Ciudadanos no van a servir para que Susana Díaz sea presidenta de la Junta de Andalucía”. Con estas palabras, Juan Marín, presidente de Ciudadanos en Andalucía, trataba de situar a su fuerza política como la alternativa de gobierno al PSOE y de disputarle el liderazgo de la derecha al PP en Andalucía, además de achicarle el espacio de centro a los socialistas, al empujarlos, como única opción de Gobierno, hacia Adelante Andalucía. La apuesta de Marín en este momento es fuerte y revela que se han creído los sondeos que los sitúan muy cerca del PP andaluz.

Publicidad

"Nuestro camino va en una dirección: ganar Andalucía para los andaluces. Esto no es de Díaz ni del PSOE"

Las palabras de Marín, que ha sido capaz de negociar y aprobar los últimos tres presupuestos al PSOE en Andalucía y ha garantizado la estabilidad política en la Comunidad en un ambiente de zozobra en el resto del país, cayeron como una bomba en los círculos políticos de Andalucía y responden a la presión que había comenzado a meterle el PP, que trataba de erigirse en la única alternativa posible a Susana Díaz y aprovechar así el Acuerdo de Investidura de Ciudadanos y PSOE y cierta ambigüedad en el discurso de Ciudadanos, que, aunque había garantizado que si la suma con el PP permitía un cambio de Gobierno, se haría, había dejado también una puerta abierta a otros cuatro años de colaboración con los socialistas, que es justamente la puerta que hoy ha cerrado. Si Marín cumple con su palabra, y eso solo se podrá saber con certeza después de contados los votos, las únicas opciones viables de gobierno en Andalucía, serán una suma de Ciudadanos y PP o una suma de PSOE y Podemos.

La apuesta va en serio

Un comunicado enviado por Ciudadanos calificaba las palabras de Marín de "rotundas" y confirmaban, por tanto, que la apuesta va en serio, que no fue un desliz dialéctico en el calor de un mitin. Marín (y Albert Rivera) piensan llegar al 2D con las manos libres y disputando el partido

Así, el presidente de Ciudadanos en Andalucía señaló: “Nuestro camino va en una dirección: ganar Andalucía para los andaluces. Andalucía no es de Susana Díaz ni del PSOE, es de 9 millones de andaluces”. Marín calificó la convocatoria electoral del 2D como “una oportunidad” en la que “esta tierra necesita a Ciudadanos para hacer posible todos los cambios que necesita”.

Publicidad

Marín también censuró que el PP “se ha dedicado a coleccionar premios de consolación y a ponerlos en sus vitrinas, y están tan contentos, que es lo que me sorprende. Juanma Moreno está preocupado en que Ciudadanos lo haga presidente, pero quien le tiene que hacer presidente son los andaluces, no Ciudadanos”.

"Moreno está preocupado en que Ciudadanos lo haga presidente, pero son los andaluces, no Ciudadanos"

El candidato de la formación liberal ha asegurado que “no vamos a estar solos, vamos a tener cientos de miles de andaluces que están cansados de cuarenta años de gobierno, siempre haciendo lo mismo”. “Sabemos lo que hemos conseguido para esta tierra con 9 escaños. ¿Qué podemos hacer si ganamos las elecciones? El enemigo para el PSOE en esta campaña va a ser Ciudadanos, pero Ciudadanos va a ser el compañero de los andaluces para cambiar esta tierra”, afirmó Marín. "Susana Díaz se ha quedado sin patrimonio porque ha incumplido su palabra. Eso nos diferencia del PSOE, porque Ciudadanos cumple lo que dice”, remachó Marín.

Publicidad

Publicidad

Publicidad