Cargando...

Secciones

Publicidad

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en una rueda de prensa en la sede de Ferraz. Víctor Lerena / EFE

Sánchez celebra su primer Comité Federal como presidente, con la vista puesta en las elecciones de mayo

Publicidad

Se proclamarán a todos los candidatos socialistas a las elecciones autonómicas y se abrirá el proceso para ciudades de más de 20.000 habitantes. Díaz, Lambán, Vara y Javier Fernández no acudirán al encuentro por diferentes motivos.

Política

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, afronta este sábado su primer Comité Federal —el máximo órgano del partido entre Congresos— en un ambiente de tranquilidad interna y con la vista puesta ya en las elecciones municipales, autonómicas y europeas de mayo de 2019.

Publicidad

De hecho, reglamentariamente, el Comité se ha convocado para proclamar a los tres candidatos socialistas a las elecciones autonómicas y para abrir el proceso interno de elección de los candidatos a las Alcaldías de más de 20.000 habitantes.

Hacía muchos años que los socialistas no designaban a sus candidatos autonómicos con tanta antelación y tan poco ruido interno, ya que la mayoría de los candidatos han sido elegidos con amplios consensos en sus respectivos territorios.

Sánchez, además, hará una intervención en público para presentar a todos los candidatos autonómicos, en lo quiere representar el pistoletazo de salida de la larga precampaña que se avecina.

Al cónclave, no asistirán los presidentes de Andalucía; Susana Díaz; Javier Lambán (Aragón), Guillermo Fernández Vara (Extremadura) y Javier Fernández (Asturias). La candidata andaluza se ha justificado diciendo que está ya inmersa en las elecciones y, de hecho, tiene convocados dos actos este sábado. Lambán y Vara han aducido problemas con sus agendas de presidente; mientras que Fernández se distanció del partido desde que Sánchez ganó las primarias y ya no será candidato a la presidencia del Principado.

Fuentes de Ferraz restan importancia a estas ausencias y aseguran que en el partido no hay ahora conflictos abiertos y hay un amplio consenso en dar apoyo al secretario general y presidente del Gobierno.

No obstante, no se descartan intervenciones sobre el conflicto con Catalunya donde sigue habiendo posiciones encontradas en el partido, aunque en líneas generales se respalda la actitud de diálogo emprendida por el Gobierno, siempre que no se traspasen líneas rojas.

Publicidad

Pero, pese a ello, si en otro tiempos los Comités Federales eran un calvario para Sánchez, donde se sabía cómo empezaban las reuniones pero no cómo podían acabar, en esta ocasión en líder socialista afronta con toda placidez el cónclave del partido, con un cierre filas claro y unos objetivo electorales ambiciosos: ser el partido más votado en europeas y municipales; mantener las comunidades que se gobiernan y conseguir la guinda de la tarta: gobernar en la Comunidad de Madrid.

El primer termómetro para saber si podrán cumplirse tales aspiraciones pasa por Andalucía, donde el presidente del Gobierno tendrá un papel discreto —no estará ni en la apertura ni en el cierre de campaña— y será Susana Díaz quien asuma todo el protagonismo. Ferraz no ha puesto pega ni a su campaña, ni a sus listas ni a su calendario electoral, y se limita a decir que dará todo su apoyo en lo que la presidenta andaluza reclame.

Publicidad

Publicidad

Publicidad