Cargando...

Secciones

Publicidad

La coordinadora de Podemos, Teresa Rodríguez, junto al coordinador andaluz de IU, Antonio Maíllo, durante la comparecencia informativa en la sede de la coalición Adelante Andalucía en Sevilla, la primera tras analizar los resultados electorales del 2-D. EFE/Julio Muñoz

La resaca del 2-D Rodríguez y Maíllo apuestan por la continuidad de Adelante Andalucía

Publicidad

La coalición se aparta de las quinielas por la gobernabilidad porque sus 17 escaños no son “concluyentes”

Política

El nombre de Marshall McLuhan le resulta familiar a la mayoría de periodistas. El profesor y filósofo canadiense fue uno de los primeros estudiosos del mundo de la comunicación y quien acuñó la frase, en su libro Comprender los medios. Las extensiones del ser humano, por la que ha pasado a la posteridad : “El medio es el mensaje”. Con ella, McLuhan aludía a que la aparición de cualquier nuevo medio (entendido en sentido amplio, desde la electricidad hasta la televisión) tenía unas consecuencias determinadas sobre la vida de cada persona y también sobre la convivencia. Que los medios configuran la sociedad.

Publicidad

En una suerte de versión de la frase de McLuhan, que se podría dar en llamar la coalición es el mensaje, Teresa Rodríguez, secretaria general de Podemos en Andalucía, Antonio Maíllo, coordinador de IU, y Pilar González y Pilar Távora, los rostros de las dos fuerzas andalucistas que junto a IU y Podemos conforman Adelante Andalucía dejaron claro que la confluencia con la que compitieron en las autonómicas del pasado domingo tiene vocación de permanencia.

“Queremos ratificar el proyecto de Adelante Andalucía”, arrancó Maíllo la rueda de prensa en la que comparecieron conjuntamente. “La responsabilidad que ahora asumo es la de iniciar un proceso de debate interno para orientar la estrategia interna en Andalucía de Podemos, apostando por la confluencia y por los espacios de unidad, y para dejar a la organización en mejores condiciones”, dijo Rodríguez.

Adelante Andalucía quedó en cuarta posición, solo por delante de Vox, y obtuvo 17 escaños el pasado domingo, tres menos que la suma de Podemos e IU, y no fue capaz ni de retener a muchos de quienes votaron por separado a Podemos e IU ni tampoco de captar a los votantes que abandonaron al PSOE. Los socialistas perdieron 400.000 votos, que no fueron a parar a la coalición de izquierdas y andalucista. En otras palabras, la ambiciosa apuesta por ofrecer una alternativa por la izquierda al deterioro del PSOE de Andalucía, tras 36 años de gobiernos ininterrumpidos, no logró un éxito electoral.

Publicidad

“[No pensamos] que la regeneración democrática evidente [que necesitaba Andalucía] pudiera discurrir por la derecha neoliberal. Es un cambio a peor”, afirmó Rodríguez. “La abstención merece una reflexión y también el crecimiento de Vox. Ambos fenómenos están relacionados. Con una abstención menor, la extrema derecha [hubiera obtenido] un resultado peor”.

"Vamos a defender esta tierra y la autonomía de Andalucía" frente a Vox,  manifestó Rodríguez

Rodríguez, que defendió las protestas pacíficas de los jóvenes en los últimos días contra la ultraderecha, definió a Vox como un fenómeno “poliédrico”, dijo, a preguntas de los y las periodistas, que no le parece que sea un partido constitucionalista, y agregó que le preocupa y le ocupa, sobre todo, que ha logrado captar también voto en las clases populares. “El problema [con Vox] no es solo la investidura. La derecha, PP y Ciudadanos, pueden contar con los votos de Vox. El análisis es a más largo plazo. Tendremos que fiscalizar al Gobierno más que nunca. Vamos a defender esta tierra y la autonomía andaluza”, razonó Rodríguez.

Publicidad

La secretaria general de Podemos y cabeza de cartel de Adelante Andalucía aseguró que ahora, tras el 2D, lo que procede en su organización es meterse en un proceso de “autocrítica pausado y calmado” en el que participará todo el mundo, los círculos, con el objetivo claro de “activar al votante de izquierdas en Andalucía”.

Para ello, para lograrlo, Rodríguez esbozó, en diferentes momentos de su intervención, algunos elementos importantes para configurar una hoja de ruta en un marco en que los derechos están precarizados y acecha la pobreza a muchas familias: el voto feminista, profundizar en los servicios sociales y la protección del más débil.

Publicidad

Fuera de la contabilidad de la investidura

Rodríguez se excluyó del proceso de investidura y reveló una llamada de Susana Díaz, a quien le dijo, según afirmó, que Adelante no era decisiva para la formación de un gobierno. "No somos concluyentes". “Estamos en otra clave”, dijo. La del análisis, profundo y crítico, para reforzar el proyecto de Adelante Andalucía. “Si Díaz tiene más apoyos [que el del PSOE] que los vaya buscando. Nosotros no formamos parte de la estrategia de ningún candidato. Ya veremos cuando acabe el baile de máscaras”, afirmó.

"Perdemos votos, pero los que tenemos los apreciamos y no vamos a hacer lo que hizo Susana Díaz"

A este respecto, Rodríguez zanjó de raíz cualquier debate al respecto de un posible Gobierno de Ciudadanos que contase con su apoyo pasivo o activo. “Perdemos votos, pero los que tenemos los apreciamos y no vamos a hacer lo que hizo Susana Díaz”, en referencia a la abstención del PSOE que le dio el Gobierno de España a Mariano Rajoy. “Somos, como dijimos en campaña, el dique de contención de las derechas”, abundó. “No le vamos a dar el Gobierno a Ciudadanos”, remachó.

Para la configuración de la mesa del Parlamento, la que definirá el terreno de juego de la próxima legislatura y los tiempos de la investidura, Adelante Andalucía sí mostró disposición para estar en el juego que la conforme finalmente. Quien habló de este. asunto, no fue Rodríguez, sino Maíllo: “Tenemos que normalizar los acuerdos. Abriremos cauces para ello”, afirmó el coordinador de IU. Será el próximo 27 de diciembre, cuando arrancará oficialmente la nueva legislatura, con la conformación del Parlamento de Andalucía.

Publicidad

Publicidad