Cargando...

Secciones

Publicidad

Los equipos negociadores de Partido Popular y Ciudadanos, encabezados por el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno (i), y el líder regional de Ciudadanos, Juan Marín (2ºd), al comienzo de la reunión en el Parlamento andaluz en Sevilla para tratar sobre el cambio de Gobierno en Andalucía. EFE/Julio Muñoz

Elecciones Andalucía 2018 Ciudadanos y PP ensayarán en Andalucía la fórmula del Gobierno de coalición

Publicidad

Ambas formaciones ven próximo un acuerdo, en el que necesitarán los votos de Vox, y sus líderes se emplazan a otra reunión el próximo lunes para empezar a negociar un programa de gobierno

Política

Ciudadanos y PP han comenzado en Andalucía a negociar de manera oficial -aunque oficiosamente lleven hablando desde que leyeron los resultados de las elecciones del pasado 2 de diciembre- un pacto de Gobierno en el que ambas formaciones compartirán Ejecutivo y estrategia. Es la primera vez que el partido de Albert Rivera entrará en un Gobierno autonómico después de su irrupción en la política nacional hace un lustro. La experiencia servirá de ensayo de cara a las próximas generales, sean estas cuando sean, y a las municipales y autonómicas, en las que PP y Ciudadanos se juegan liderar el espacio de la derecha.

Publicidad

Hasta ahora, Ciudadanos se había limitado a apoyar desde el Parlamento a presidentes o bien del PP, como en Madrid o Murcia, o bien, como en el caso de Andalucía, del PSOE. Pero han decidido cambiar de estrategia y, si las negociaciones que esta tarde empezaron de manera oficial llegan a buen puerto, lo que nadie duda que sucederá, pasarán a asumir también el desgaste de la gestión en un gobierno de coalición.

Únete a nosotros

La apuesta de ambos partidos es fuerte, porque, por mucho que se empeñen Marín y Rivera en desvincularse de la extrema derecha, el pacto de Ciudadanos y PP en Andalucía -salvo abstención por sorpresa del PSOE o de Adelante Andalucía- dependerá siempre en última instancia de Vox. PP y Ciudadanos suman 47 escaños por los 50 de PSOE y Adelante Andalucía. Por tanto, para sacar adelante cualquier votación, incluida la composición de la Mesa del Parlamento, en el caso de que la izquierda decida jugar un partido duro en la oposición, siempre estarán sometidos a las decisiones de Vox.

Aunque tanto Moreno como Marín, en sus comparecencias, hicieron mucho hincapié en que el acuerdo, de cerrarse finalmente, es exclusivamente entre PP y Cs, así lo reconoció el presidente del PP, Juanma Moreno, en su comparecencia ante los medios tras la primera reunión oficial entre ambos partidos para hablar del Gobierno de Andalucía. “Este es un acuerdo entre PP y Ciudadanos. A partir de aquí, Vox ha expresado su plena voluntad para apoyar cualquier cambio en Andalucía. Seguramente, lo veremos en los diferentes procedimientos parlamentarios”, dijo Moreno.

Publicidad

Ruedas de prensa casi calcadas

Las ruedas de prensa de Marín y Moreno fueron prácticamente calcadas. Ambos dejaron fuera de la discusión los nombres y se centraron en el proyecto. “No hemos hablado de cargos ni de personas. Hemos hablado de programa. Si no estamos de acuerdo en la guía del Gobierno del cambio, difícilmente podemos hablar de otra cosa”, dijo Moreno. Ambos dejaron bien claro que ven un alto grado de acuerdo y se emplazaron a otro encuentro el próximo lunes en el que podrían dejar cerrado el capítulo programático y empezar a hablar del organigrama de la nueva administración.

El líder del Partido Popular andaluz, Juanma Moreno Bonilla, y su homólogo en Ciudadanos, Juan Marín, durante su comparecencia tras la reunión que han mantenido esta tarde en el Parlamento andaluz en Sevilla con Ciudadanos para tratar sobre el cambio de Gobierno en Andalucía. EFE/Julio Muñoz

“Necesitamos ir paso a paso. Primero trabajaremos un acuerdo de carácter programático, el segundo será el del gobierno y el tercero el de la mesa del Parlamento. Una vez que demos el primer paso, daremos el segundo y una vez que tengamos esos acuerdos, estaremos en la antesala de un gran acuerdo”, resumió los tiempos Moreno, que compareció acompañado de un folio doblado con anotaciones hechas a mano a bolígrafo.

Publicidad

Al respecto de las materias objeto del acuerdo, ambos, Moreno y Marín, fijaron tres ejes fundamentales, que ahora trabajarán equipos conjuntos de PP y Ciudadanos, de perfil eminentemente técnico. Por un lado, lo que llamaron reactivación económica, eje en el que plantean una bajada importante de impuestos y ayudas a los sectores productivos “para generar empleo, oportunidades y futuro”; por otro lado, acometer una reorganización de los servicios públicos fundamentales para “mejorarlos”, y, por último, la regeneración democrática.

Curiosamente, aunque los tres hablaron de los mismos ejes, el orden en que los nombraron fue distinto. El descrito en el párrafo anterior fue el que utilizó Moreno, mientras Marín deslizó primero el bloque de regeneración democrática, a continuación el de reactivación económica y finalmente el de servicios públicos.

Publicidad

“El objetivo primordial es el cambio. Que haya un cambio en Andalucía, que es lo que desean la mayoría de ciudadanos andaluces”, dijo Moreno. En la reunión, que se produjo en la misma sala en la que solían sentarse a negociar los representantes de Ciudadanos y del PSOE la pasada legislatura, y que duró una hora y media, participaron por parte de Ciudadanos, además de Marín, José Manuel Villegas, Marta Bosquet y Ana Llopis, y por parte del PP, además de Moreno, Teodoro García Egea, Javier Maroto y Loles López.

Aunque al menos en público no hablaron de cargos, “hoy no toca”, desvió Moreno la pregunta, parece claro que el líder del PP será finalmente el próximo presidente de la Junta de Andalucía. Vox mediante.

Publicidad

Publicidad