Cargando...

Secciones

Publicidad

El líder del PP-A, Juanma Moreno, comparece ante los periodistas tras la segunda reunión que han mantenido en el Parlamento andaluz con Ciudadanos, para tratar sobre el cambio de Gobierno en Andalucía. EFE/Julio Muñoz

Negociaciones para la investidura Vox atasca la negociación entre PP y Cs para mandar al PSOE a la oposición en Andalucía tras 36 años

Publicidad

Moreno afirma que "Ciudadanos quiere hacer partícipe de una manera directa o indirecta al PSOE", mientras Marín dice que "el PP no quiere entablar diálogo con el PSOE y quiere experimentar otras vías. Por eso es difícil el acuerdo"

Política

El acuerdo entre PP y Ciudadanos en Andalucía, que parecía cerrado, está en estos momentos en el aire. Las discrepancias no son tanto por el fondo, como por los ritmos y los socios que se necesitan para consumar el pacto, ya que entre ambos no tienen la mayoría absoluta. Les faltan ocho escaños, que solo les podrían proporcionar o bien Vox, una formación de ultraderecha, antiestatutaria, antieuropeísta, antifeminista y xenófoba, que se ha mostrado dispuesta a mandar al PSOE a la oposición, o bien una abstención del PSOE o de Adelante Andalucía, que están descartadas en este momento.

Publicidad

Así, el problema principal entre PP y Ciudadanos en este momento es que el partido que lidera Juanma Moreno pretende hacer el cambio de la mano de Vox, mientras que Ciudadanos no tiene claro que esta sea la mejor fórmula y aboga por cerrar acuerdos entre las fuerzas constitucionalistas. Prefiere así esperar a que el PSOE asuma que los andaluces y andaluzas votaron cambio el pasado 2 de diciembre, según vino a decir Juan Marín, presidente de Ciudadanos en Andalucía. El PSOE considera, sin embargo, que son ellos quienes han ganado las elecciones y, por tanto, quienes deben liderar de nuevo el Gobierno andaluz.

Por tanto, el PP presiona a Ciudadanos para cerrar cuanto antes un acuerdo en Andalucía que mande después de 36 años al PSOE a la oposición, mientras el partido de Rivera prefiere cocinar las cosas a fuego lento.

Así las cosas, el candidato del PP a la presidencia de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, le lanzó esta tarde, en rueda de prensa, a Ciudadanos un ultimátum. O hay un acuerdo antes del próximo día 27 de diciembre, el día en el que se constituye el Parlamento de Andalucía y se vota la composición de la Mesa del Parlamento y a su presidente o presidenta, muy importante para manejar los tiempos de la investidura y de la propia legislatura, o "ya veremos qué pasa", dijo Moreno. "Si no hay acuerdo de gobierno en esa fecha, habrá un fracaso descomunal". Moreno añadió que confía en que el pacto "no se frustrará". El PP vinculó la mesa del Parlamento con un acuerdo global, programático y de nombres.

Los equipos negociadores de PP y Ciudadanos, encabezados por Juanma Moreno y Juan Marín respectivamente, a su llegada al Parlamento andaluz a la segunda reunión para tratar sobre el cambio de Gobierno en Andalucía. EFE/Julio Muñoz

El presidente del PP de Andalucía compareció con gesto serio ante los medios, tras la segunda de las reuniones que ha mantenido con su homólogo de Ciudadanos, Marín, y sus cúpulas negociadoras y manifestó que las discrepancias entre ambos son en este momento fundamentalmente políticas, más allá de una falta de entendimiento en el asunto de los aforamientos de los políticos -que fue precisamente uno de los que el partido que lidera Albert Rivera eligió para romper el pacto con el PSOE la legislatura pasada-. Mientras el PP quiere que eso se decida en Madrid, Marín quiere hacerlo en Andalucía.

Publicidad

"Ciudadanos quiere hacer partícipe de una manera directa o indirecta al PSOE. Pero el PSOE no puede ser protagonista. Solo pondría palos en las ruedas a todas las posibilidades de cambio", dijo Moreno. "Me preocupa el tiempo que estamos perdiendo en las negociaciones. En Andalucía hay ansias de cambio. Esas expectativas de cambio no deberíamos frustrarlas", agregó.

Marín, que compareció también con rostro serio, antes que su homólogo en el PP, dijo, por su parte: "El PP no quiere entablar diálogo con el PSOE. Y el PP quiere experimentar otras vías. Por eso es difícil el acuerdo", abundó Marín en las causas del desacuerdo, que ha atascado una negociación que la semana pasada parecía cerrada.

Publicidad

El presidente de Ciudadanos no descartó ningún escenario. Antes de que Moreno lanzara su ultimátum, había dicho: “Vamos a llegar a un acuerdo con el PP para la mesa. Y si no, cada uno votará lo que sea”.

Los equipos negociadores de Partido Popular y Ciudadanos, encabezados por Juanma Moreno (c) y Juan Marín (2d) al comienzo de la segunda reunión en el Parlamento andaluz en Sevilla para tratar sobre el cambio de Gobierno en Andalucía. EFE/Julio Muñoz

Ambos dirigentes confiaron en poder resolver el atasco en los próximos días, en que prosiguen las negociaciones. “Discrepamos en los ritmos. Esta parálisis no puede durar mucho más de lo necesario. Tener os. El 27 de diciembre y esa es nuestra fecha límite para llegar a un acuerdo. Eso es lo que vamos a trabajar en esos diez días”, dijo Moreno.

“Yo quiero llegar a un acuerdo. Y una vez que cerremos un acuerdo programático, que el PSOE asuma lo que los andaluces han votado. El PSOE tendrá que tomar su decisión”, afirmó Marín.

Tenemos posicionamientos diferentes. Ciudadanos plantea un acuerdo de PP y Ciudadanos y que el PSOE pueda pronunciarse. Creemos que [la gobernabilidad] tiene que salir del seno de los partidos constitucionalistas. Esa es nuestra posición. Vamos a intentar que el PSOE pueda responder a esta oferta. Ellos [el PP] están en otra vía y hay discrepancias para la composición de la mesa”, dijo Marín.

Publicidad

Publicidad

Publicidad