Cargando...

Secciones

Publicidad

Pedro Sánchez i Quim Torra a la reunió que han mantingut al Palau de Pedralbes.

El Gobierno responderá "en su momento" a los 21 puntos que Torra planteó a Sánchez

Publicidad

Moncloa confirma así que recibió esa propuesta de parte del president de la Generalitat, pese a que ninguna de las partes se refirió al documento cuando comparecieron ante los medios de comunicación.

Política

El Gobierno responderá "en su momento" a los 21 puntos para la negociación que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, planteó al jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, en su reunión en Barcelona el 20 de diciembre pasado, han señalado fuentes gubernamentales.

Publicidad

El Palacio de la Moncloa confirma así que recibió esa propuesta de parte de Torra, pese a que ni el Ejecutivo ni el Govern se refirieron al documento cuando sus dos representantes, la ministra Meritxell Batet y la consejera de Presidencia, Elsa Artadi, comparecieron ante los medios de comunicación para dar cuenta del encuentro entre los dos presidentes.

Fue el propio Torra quien este martes desveló la existencia de esa "propuesta de acuerdo democrático" de 21 puntos que le entregó a Sánchez en el curso de su entrevista en el Palacio de Pedralbes la víspera del Consejo de Ministros celebrado en Barcelona.

Publicidad

En la ofrenda floral ante la tumba del expresidente de la Generalitat Francesc Macià, Torra enumeró tan sólo los tres puntos más importantes que contiene, a su juicio, la propuesta: "La desfranquización de España y el aislamiento del fascismo y de la ultraderecha"; "la regeneración democrática y la ética política" y una comisión internacional que medie entre los gobiernos de Catalunya y de España por sus discrepancias en torno al derecho de autodeterminación.

Únete a nosotros

Lo acordado en Barcelona

Sánchez quedó con Torra en celebrar un nuevo encuentro en enero entre representantes de sus dos gobiernos para intentar avanzar en la búsqueda de una solución al "conflicto sobre el futuro de Catalunya" que reconocieron tanto el Ejecutivo español como el Govern catalán en un comunicado conjunto pactado tras su entrevista.

El problema estriba en que persisten aún diferencias notables sobre las vías que defienden uno y otro para resolverlo. Si el Govern de Torra insiste en que se permita a Catalunya ejercer el derecho de autodeterminación, el Ejecutivo de Sánchez no acepta otra cosa que el refuerzo del autogobierno catalán a través de una reforma del Estatut, pero rechazando de plano la autodeterminación, porque no cabe en la Constitución.

Publicidad

Publicidad

Publicidad