Cargando...

Secciones

Publicidad

Manuel Gavira es el primer político de extrema derecha que ocupará un cargo institucional en España. | Vox

Primer ultraderechista en las instituciones Manuel Gavira, primer representante de un partido de extrema derecha en la Mesa de un parlamento

Publicidad

El político piensa que en España los hombres están perseguidos por el mero hecho de serlo y deja a un lado la Memoria Histórica porque "hay que mirar hacia delante". Además, no le molesta si alguien le llama facha, machista o xenófobo.

Política

El abogado gaditano Manuel Gavira será el representante del Vox en la Mesa del Parlamento andaluz, donde ostentará una de las Secretarías, y se convertirá así en el primer miembro de ultraderecha que ocupa un cargo institucional en España.

Publicidad

El político de Vox, que nació en 1969 y es padre de dos hijos, ha llegado a afirmar que "en España se criminaliza el hombre sólo por el hecho de ser un hombre", en la tónica general de su partido, que pretende derogar la Ley Integral Contra la Violencia de Género. 

A Gavira tampoco le ofende que le llamen facha, machista o xenófobo, tal y como él comentaba en el Diario de Cádiz: "Yo no me considero un ultra de nada, pero si me llaman facha por defender la Constitución y los símbolos nacionales, pues vale. Y si me llaman machista porque quiero derogar una ley de violencia de género que es injusta, pues vale también. Y si soy un xenófobo por defender que haya un control en las fronteras, pues de acuerdo igualmente."

Publicidad

El nuevo parlamentario andaluz, de la misma forma, defiende la ignorancia que desde Vox dedican a la Memoria Histórica ya que "es preferible mirar hacia adelante", en sus propios términos; como que sin hacer justicia con el pasado pueda existir justicia en el futuro.

Únete a nosotros

Gavira no rehuye de la retórica, tan extendida como simplista, de meter a todos en el mismo saco. Él mismo defiende las palabras con las que su líder, Santiago Abascal, definió a Vox: "Antifachas, antinazis y anticomunistas".

El político, que anteriormente ejerció como abogado, mediador civil y mercantil y asesor empresarial y se presentó encabezando las listas de Cádiz, arremetía con contundencia contra el PP hace apenas un mes con profecías fallidas. Decía que los populares no podían ser considerados de derechas y que Juanma Moreno, el que será presidente de la Junta de Andalucía gracias también a los votos de Vox, dimitiría el día después de las elecciones.

Publicidad

Funciones de la Mesa del Parlamento

El cargo, aunque relevante en lo simbólico, carece de valor al no materializarse en prácticamente nada. La Mesa de la Cámara andaluza organiza el trabajo interno del Parlamento y decide sobre la tramitación de las diferentes iniciativas, lo que es de vital importancia.

Vox estará en la Mesa como algo meramente testimonial, dado que las decisiones saldrán adelante o no independientemente del voto de la formación ultraderechista. Esto sucede porque Adelante Andalucía se ha quedado fuera de la Mesa, lo que se traduce en que tanto el PP como Cs no dependerán de nadie a la hora de tramitar las iniciativas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad