Cargando...

Secciones

Publicidad

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, responde a una pregunta de la oposición durante la sesión de control en el Pleno del Congreso. EFE/ Fernando Alvarado

Las Cuentas del Estado para 2019 El Gobierno aprueba hoy los Presupuestos, convencido de que tendrá los apoyos

Publicidad

El PDECat parece más cercano a no presentar enmienda a la totalidad, pero sigue pidiendo un "gesto" de Sánchez. ERC también podría facilitar la tramitación en el Congreso. El Ejecutivo guarda una partida en inversiones para poder negociar

Política

Este viernes, finalmente, el Consejo de Ministros aprobará el proyecto de ley para los Presupuestos Generales del Estado para 2019, con la incertidumbre de que no sólo no puedan tener el respaldo del Congreso, sino que sean devueltos al Gobierno en menos de un mes por no superar el debate de las enmiendas a la totalidad que, al menos PP y Ciudadanos, es previsible que presenten.

Publicidad

Pese a todo, en el Ejecutivo y, en concreto, en la persona de Pedro Sánchez, hay un ambiente de optimismo de que no sólo se superará el trámite plenario para que puedan tramitarse, sino que se conseguirán aprobar en abril una nuevas Cuentas del Estado para este año.

Nadie explica claramente los motivos de este optimismo del Gobierno, que algunas fuentes atribuyen a un acuerdo secreto ya alcanzado entre el Ejecutivo y los partidos independentistas que son claves para que se aprueben los Presupuestos (PDECat y ERC) y que se conocerá en su debido momento.

Otras fuentes del Ejecutivo, sin embargo, apuntan a que no hay nada bajo las alfombras, pero sí unas intensas negociaciones con PDECat y ERC que, poco a poco, parece que van fructificando y que pueden hacer cambiar su anunciado voto en contra.

Publicidad

Desde el PDECat, algunas fuentes apuntan a que habrá luz verde a la tramitación de las Cuentas del Estado, pero siguen pidiendo “un mínimo gesto” de Sánchez para argumentar su cambio de postura. No obstante, todo apunta que el partido de Puigdemont mantendrá la incertidumbre hasta el último momento y se da por hecho que seguirán las amenazas desde la Generalitat.

También parece que se están reconduciendo las relaciones con ERC, y que hay buen entendimiento con el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, que está siendo muy pragmático en las conversaciones que está manteniendo con el Ejecutivo, sin condicionarlas al juicio del "procés".

Publicidad

Desde el Gobierno no se quiere hablar de gestos específicos con Catalunya y que creen agravios en otras comunidades autónomas. Por ello, defienden que los Presupuestos tal y como están elaborados son “muy positivos” para Catalunya en todos los aspectos, especialmente en el capítulo de inversiones.

No obstante, algunas fuentes apuntan que el Gobierno tiene guardada una partida económica importante para negociar con los partidos catalanes si las Cuentas del Estado se tramitan finalmente en la Cámara Baja.

A Sánchez, según varios miembros de la Ejecutiva, se le vio con una seguridad aplastante en la Ejecutiva Federal del PSOE del pasado lunes de que habrá Presupuestos Generales para 2019, aunque no avanzó ninguna pista de cómo va a conseguir los apoyos que necesita.

Publicidad

Diputados y senadores, con la ministra

No obstante, el Ejecutivo va a intentar ampliar la banda de negociación y quiere mantener encuentros con PP y Ciudadanos, al menos, para poner en evidencia que la postura de ambas formaciones políticas obedece a motivos partidistas, que ponen por encima de los intereses de los ciudadanos y de las comunidades autónomas que, según el Gobierno, saldrían muy beneficiadas si se aprobaran unos nuevos Presupuestos.

El PSOE ya anunció una campaña en este sentido, y quiere implicar a todo el partido. De hecho, para el mismo lunes se ha convocado una reunión conjunta de diputados y senadores con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para explicarles detalladamente los Presupuestos.

El objetivo es que los diputados y senadores hagan de altavoces en su respectivos territorios, de las "bondades" que contemplan las nuevas Cuentas del Estado y de las ventajas que supondrían no seguir prorrogando los Presupuestos de Mariano Rajoy.

Pese al optimismo reinante en el Ejecutivo, en el Grupo Socialista y en el PSOE, no falta la preocupación de que finalmente sean devueltas las Cuentas del Estado con casi año y medio para el final de la legislatura. De lo que se está más seguro es que si pasan el trámite del debate a la totalidad, es más probable que se aprueben los Presupuestos finalmente, ya que nunca ha ocurrido en la etapa democrática que decaigan las Cuentas del Estado una vez que se están negociando en el Congreso.

Publicidad

Publicidad