Cargando...

Secciones

Publicidad

El abogado de los presos catalanes Jordi Turull, Josep Rull i Jordi Sànchez, el letrado Jordi Pina, durante la presentació del escrito de defensa. EFE/Toni Albir

Rull, Turull y Sànchez también plantearán una defensa política y reivindicarán todo lo ocurrido en Catalunya

Publicidad

El letrado Jordi Pina, encargado de la defensa de los tres presos catalanes, denuncia que se trata de un "juicio contra las urnas, contra la democracia y contra los derechos elementales de los ciudadanos". El abogado pide que comparezcan como testigos el rey Felipe VI, el expresidente español Mariano Rajoy y el expresidente catalán Carles Puigdemont.

Política

"Ni una de las cosas que han hecho es constitutivo de los delitos que se les imputan". Con esta claridad el abogado Jordi Pina ha expuesto el escrito de defensa de Jordi Turull, Josep Rull i Jordi Sànchez que ha presentado al Tribunal Supremo. Desde la sede de su despacho, Pina ha explicado algunas de las características que marcará la defensa de los tres políticos. Uno de los elementos más vistosos del texto reside en los testigos que Pina propone. Al frente de la lista, el rey Felipe VI: "No es ninguna revancha ni ninguna situación de orden político, es fruto de la acusación del Ministerio Fiscal", ha explicado el letrado. "La acusación cita y explica como elemento fenomenológico del tipo penal de rebelión el discurso del rey". Pina, además, ha explicado que, en caso de que el monarca quede exento de la citación por su condición, piden como sustituto "el jefe de la casa de su majestad": "Podemos citar a cualquier persona. Y cualquier persona va desde el rey Felipe VI hasta el último testigo".

Publicidad

La defensa también pedirá la comparecencia como testigo del ex presidente español Mariano Rajoy: "No hay duda que esto es un juicio político, de gran altura", explica Pina, quien considera que el exjefe del ejecutivo tiene "muchas cosas a explicar". No es el único antiguo dirigente que pide, también quiere que se permita el testigo del ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont por videoconferencia: "Si el juez instructor no hubiera retirado la euroorden, el presidente hoy estaría en territorio español, en libertad o preso", hecho que tal como ha defendido Pina le permitiría comparecer. "Yo no soy quien ha permitido que Puigdemont no esté en España. Lo ha permitido un juez".

Además, Pina también ha anunciado que pedirán el testimonio del ex presidente Artur Mas, y más de cincuenta personas que ejercieron su voto el 1 de octubre: "El Ministerio Fiscal pidió que vinieran a declarar una cantidad importante de guardias civiles y policías nacionales para que explicaran que habían sido lesionados durante la intervención", dice el letrado, que decide citar ciudadanos como respuesta a este hecho.

Sus convicciones políticas continúan "intactas"

Pina explica que el escrito de defensa repasa los acontecimientos previos al 1 de octubre en Catalunya desde el 2010, donde sitúan "el punto de partida" de los hechos juzgados: la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el recorte del Estatuto y el inicio de las grandes movilizaciones. También argumenta que este relato tan extenso responde al contenido del escrito de acusación: "El Ministerio Fiscal hace una reinterpretación de lo que ha pasado en este país que no es ajustada a la realidad". Además, la defensa ha pedido que Rull, Turull y Sànchez comparezcan en catalán "con traducción simultánea" y han demandado una larga lista de diligencias previas, a pesar de saber que esto puede alargar el proceso: "Como esto no es un juicio político, todo el mundo quiere haber acabado antes del 26 de mayo", ha añadido.

Publicidad

El objetivo central del abogado es reflejar en el texto jurídico que "la espiral de acontecimientos" ha estado fruto de "la voluntad popular": "Mis clientes no rehuyen nada del que han hecho, absolutamente nada. Las convicciones políticas, las ideas soberanistas, la ideología independentista de Rull, Turull y Sànchez están intactas". Pina ha situado como "elemento clave" del escrito de defensa el hecho que consideran que se trata "de un juicio contra las urnas, contra la democracia, contra los derechos elementales de los ciudadanos de un país que pretende ser demócrata y occidental".

El letrado ha hecho una reivindicación de la defensa de sus clientes contra "una deriva" del derecho penal español: "Iremos a Madrid a luchar, a defendernos, porque nos defenderemos de una manera tan contundente que esperamos sacarle los colores a aquellos que acusan a nuestros clientes de hechos tan graves que no pueden permitirse en democracia".

Publicidad

Un relato de la defensa contra la violencia

También ha dado algunos detalles sobre los relatos de la defensa en referencia a las jornadas del 20 de septiembre y el 1 de octubre. Ha querido recalcar que defiende Jordi Sànchez en calidad de presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y no como diputado de Junts per Catalunya: "Sánchez representa los millones de personas que salen a la calle", ha dicho. También ha defendido a Turull y a Rull como miembros del Gobierno cesado y ha puesto el foco en los hechos ocurridos como consecuencia de la voluntad popular: "Estoy muy feliz de vivir en un país donde la respuesta social que encarna Jordi Sánchez, aquello que piden a los gobernantes a través de movilizaciones sociales, pacíficas, cívicas, tienen un reflejo en nuestros gobernantes", ha dicho, calificando la triada de Turull, Rull y Sánchez como un "ensamblaje maravilloso".

Pina ha destacado que el día de los registros en el Departamento de Economía de la Generalitat no hubo ninguna incitación a la rebelión: "Si 40.000 personas quieren impedir un registro en el Departamento, lo impiden. Esto no es el que pasó". Según el abogado, el Estado ha escogido "dos cabezas de turco" porque "no pueden poner en prisión a 40.000 ciudadanos".

Publicidad

Además, también ha atacado el relato sobre la existencia de violencia que hace el Ministerio Fiscal en el escrito de acusación. Una de las pruebas que ha avanzado que presentará en los tribunales es una compilación de videos y fotografías para completar el relato de la acusación, que también aporta videos sobre los momentos donde, argumentan, agentes de la policía fueron lesionados: "Gracias a ciudadanos y ciudadanas que nos han hecho llegar el material hemos podido vincular en un mismo trabajo aquello que la Guardia Civil y la Policía Nacional ha aportado con las imágenes que silenciosamente han quedado al cajón".

El letrado, además, ha reconocido ante los medios que "no ha sido capaz" de ver todo el video entero: "Aspiro a que millones de ciudadanos puedan ver conmigo y con los tribunales las imágenes que aporto al juicio. Y aspiro a que millones de ciudadanos de España lloren cuando vean las imágenes que aporto del 1 de octubre", ha sentenciado.

Publicidad

Publicidad