Cargando...

Secciones

Publicidad

Santiago Abascal durante un acto de Vox.-EFE

"Obsesión" y tribunales catalanes "benévolos": el "lenguaje irrespetuoso" de Vox frente al 'procés'

Publicidad

La formación ultraderechista, que ejerce como acusación particular en la causa contra los dirigentes independentistas catalanes, critica la decisión del Tribunal Supremo de enviar a Catalunya las actuaciones contra seis de los 18 acusados. La defensa del exdiputado en el Parlament Josep Nuet, afea a la representación de Vox sus errores formales y sus “escasas reflexiones de carácter jurídico” y pide al Alto Tribunal que les reprenda por su forma de expresarse.

Política

El fondo y las formas que el partido ultraderechista Vox exhibe en sus manifestaciones estrictamente políticas son similares a los que muestra en la esfera jurídica, cuando ejerce como acusación particular, y por tanto cuando teóricamente actúa conforme a las “exigencias de buena fe”, como recientemente le recordó el Tribunal Supremo. Y este miércoles, la defensa de Josep Nuet, uno de los acusados, ha vuelto a denunciarlo. 

Publicidad

El partido de extrema derecha presentó el pasado 8 de enero un recurso contra la decisión del Alto Tribunal de remitir al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) las actuaciones contra seis de los 18 acusados por el procés. El escrito de Vox contra el auto del Supremo del pasado 27 de diciembre al que ha accedido Público fue aceptado sólo dos días después de su presentación, y está cargado de dardos de los ultraderechistas.

La defensa de Josep Nuet pide al Supremo que reprenda a Vox por su uso "absolutamente irrespetuoso" del lenguaje

En él se refieren a los dirigentes catalanes como “golpistas”, tildan de “obsesión” la voluntad de las defensas de que la causa sea instruida en Catalunya -como ha determinado el Supremo-, y repiten hasta en tres ocasiones la palabra “obsesión” en apenas 8 folios.

Todo, para evitar “que los sectores sociales afines o controlados por los golpistas catalanes ejerzan presión o influencia sobre los magistrados” del TSJC, que, según Vox, será “mucho más proclive que esa Sala Segunda del Tribunal Supremo a actuar de forma benévola con los procesados”, "al menos potencialmente".

Publicidad

Y esto, según el relato de los ultraderechistas, no supone “ni mucho menos” insinuar que los magistrados del TSJC “no sean tan imparciales y competentes” como los del Supremo, sino que “serían evidentemente más vulnerables frente a las presiones”. Esta afirmación, para ellos, tampoco es “ningún juicio de intención”, sino “simplemente un hecho evidente e incontrovertido”.

Este escenario, la defensa de uno de los seis procesados que serán juzgados en Catalunya el exdiputado de En Comú Podem y coordinador de EUiA, Josep Nuet-, pide a su vez al Alto Tribunal que declare improcedente el recurso de los ultraderechistas. Critican el “uso absolutamente irrespetuoso” del lenguaje por parte de Vox por tildar de “obsesivo” el trabajo de las defensas, y piden a la Sala que reprenda a la formación de derecha radical por este uso del lenguaje.

Publicidad

Según Vox, el TSJC será “mucho más proclive que el Supremo a actuar de forma benévola con los procesados”, "al menos potencialmente"

En su escrito registrado el 15 de enero, la defensa de Nuet denuncia también las “escasas reflexiones de carácter jurídico” que aparecen en el recurso de VOX, en esencia una “reiteración de la serie de soflamas de carácter político que la citada representación procesal viene realizando durante este proceso”.

Le afea además que obvie que “el Tribunal Supremo y sus magistrados estarían igualmente sujetos a la presión de la prensa y la población del centro de la península, de un indudable carácter centralista y en cierta forma españolista”, e incluso corrige la redacción del texto de los ultraderechistas: el recurso es de súplica, y no de apelación, como afirman en su escrito.

Publicidad

Vox ha pedido 74 años de cárcel para Oriol Junqueras, exvicepresidente de la Generalitat y líder de ERC, frente a los 25 años que pide la Fiscalía, y no deja pasar una ocasión de tildar de “golpistas” a los dirigentes independentistas que se sentarán en el banquillo. En el recurso de este martes, recuerda incluso su “condición” de ‘españoles’, “mal que les pese”, y sostiene que el Supremo se ha dejado llevar por “criterios de conveniencia” al dividir la causa.

Los ultraderechistas sostienen que el Supremo se ha dejado llevar por “criterios de conveniencia” al dividir la causa

“Con el debido respeto al recto criterio de esa Sala, creemos, sinceramente, que, al adoptar esa decisión de la que discrepamos, el Auto se ha dejado llevar por criterios de pura conveniencia, olvidando otros principios, más de fondo, que nunca debieron desdeñarse, entrando, a la vez, en contradicción con el nervio central de la resolución de la que discrepamos parcialmente”, apuntan.

Los seis acusados a los que sólo se atribuye un delito de desobediencia son los que serán juzgados por el TSJC: Lluis-María Corominas, Lluis Guinó, Anna Simó, Miriea Boya; Ramona Barrufet y el propio Nuet.

"La previsible duración de la causa especial que nos ocupa, la continuada presencia de los procesados durante las prolongadas sesiones del juicio oral y, en fin, el obligado desplazamiento de quienes solo van a responder del delito de desobediencia, sugieren desgajar" la parte que se juzgará en Catalunya, estableció en diciembre el Alto Tribunal.

Publicidad

Publicidad