Cargando...

Secciones

Publicidad

Abrazo de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón / JAIRO VARGAS

Errejón y Carmena Ruptura a espaldas de la cúpula de Podemos en los meses de avance de la extrema derecha

Publicidad

La izquierda madrileña se encuentra dividida entre el PSOE, Más Madrid y la confluencia que formarán Podemos, IU y Equo a tan sólo cuatro meses de las elecciones municipales y autonómicas.

Política

Los dos principales fundadores de Podemos han roto relaciones el día del quinto aniversario del partido. La alianza de Iñigo Errejón y Manuela Carmena ha envuelto a la formación morada en su máxima crisis. A cuatro meses de unas elecciones fundamentales se ha puesto en juego el mapa político de todo el Estado. A diferencia de otros conflictos internos, en esta crisis se ha planteado un enfrentamiento ideológico. El candidato a la Comunidad de Madrid se distanció en Vistalegre II de las tesis de Pablo Iglesias. Las diferencias con la ruta del partido no han cesado desde entonces y la falta de autonomía para preparar la candidatura ha llevado a que uno de los fundadores de Podemos abandone sus siglas.

Publicidad

La situación de la izquierda madrileña ahora es, lo que menos, anómala. Errejón ha sido hasta el momento el candidato de Podemos. Pero este jueves anunciaba que se presentará a los comicios de mayo con la plataforma que lidera la alcaldesa de la capital, Más Madrid. Iglesias ha reaparecido de su baja de paternidad mediante una carta y un audio para anunciar que no ceden ante el órdago del que fue uno de sus principales aliados. Podemos e IU presentarán una candidatura alternativa a la de Errejón para la Comunidad.

"Me siento triste y decepcionado", ha explicado Iglesias en la misiva a su militancia. Seguramente, unas de las declaraciones más sinceras del líder de Podemos en estos años. La dirección se siente traicionada por no conocer la alianza en la que Errejón y Carmena llevan trabajando meses. "Nos ha pillado por sorpresa" ha sido la frase más repetida entre los miembros de la dirección estatal. Varios de ellos pensaban que el candidato quería una "excusa" para no presentarse a la Comunidad, encontrando ahí el motivo por el que no había comenzado con la campaña. Pero la realidad ha estado muy lejos de esto. Errejón ha dejado descolocadas a todas las formaciones y realizado una jugada maestra con su último pulso.

En conversaciones informales con Público, fuentes cercanas a Errejón reconocían en los últimos meses que no querían seguir la estrategia de la dirección estatal: "No tenemos que mirar sólo a la izquierda, tenemos que mirar al centro y a toda la ciudadanía". El resultado de las elecciones andaluzas fue el último aviso para el diputado de Podemos: "A veces los partidos caen en un ensimismamiento a pesar  de los toques de atención que nos da la realidad. Andalucía nos ha dado un toque muy serio y nos ha dicho que hay que reaccionar. Todo el mundo reconocía que hace falta un revulsivo, sumar a una buena parte de electores que se encuentran huérfanos o que se han desgastado por el camino", ha señalado Errejón este jueves en una entrevista en Cadena Ser.

Publicidad

Andalucía demuestra que no vale con ser el partido ganador. Lo importante es sumar fuerzas y aquí estará el gran reto de la izquierda madrileña

La alianza de Carmena y Errejón no es nueva. El tándem fue hasta aprobado por Iglesias y su equipo más afín que promovió durante meses esta alianza sin esperarse que se volvería en su contra. La "traición" consideran que ha llegado por no haber informado de estas conversaciones cuando ni siquiera se había resuelto la crisis abierta para la candidatura de la capital tras la suspensión cautelar de militancia de Rita Maestra y el resto de concejales.

Errejón, sin embargo, no reconoce esta "traición" de la que le acusan. "Uno de mis defectos es que soy bastante previsible. Esta previsión no sólo la he hecho ante compañeros de Podemos, también la he escrito en artículos. Y, cuando se me encarga que construya un proyecto para la Comunidad, desde el principio dije que la gente está más importante que las siglas", valora. 

Publicidad

A pesar de este trabajo de meses, su partido no lo esperaba. Mucho menos IU o Equo, las formaciones con las que estaba negociando la candidatura esta misma semana. Y los mismos partidos que competirán contra él este mes de mayo. De hecho, uno de los puntos que más descolocan de esta historia es el intento de acuerdo a contrarreloj entre Podemos e IU Madrid para cerrar la candidatura a la Comunidad. El miércoles a última hora fuentes cercanas al candidato señalaban que seguía trabajando en esto, mientras que el jueves a primera hora avisaron del acuerdo con la alcaldesa.

Esta candidatura y la consecuencia de la ruptura de la izquierda madrileña se da mientras la extrema derecha avanza en bloque. Andalucía ha demostrado que ya no vale con ser el partido ganador en las elecciones. Lo importante es sumar fuerzas y aquí llega el gran reto de la izquierda: Ciudadanos y Vox llegan fuertes a las elecciones municipales y autonómicas. Mientras que el líder del PP, Pablo Casado, se ha encargado de poner al mando de las candidaturas a dirigentes dispuestos a formar alianza con el partido de Santiago Abascal. La repetición del pacto andaluz amenaza con llegar a todo el Estado y hoy dirigentes de la derecha aseguraban a Público que esperan aprovechar de este debilitamiento.

Publicidad

La última baza de la izquierda es que no entre en un enfrentamiento constante. De hecho, Errejón todavía señala que ve margen para que Iglesias no lance otra candidatura: "Soy el candidato de Podemos. Queremos concurrir con todos y, además, ahora sumamos a la alcaldesa de Madrid. No creo que esto me sitúe fuera del partido y nadie me ha comunicado que esté fuera. No lo he visto claro y sigo convencido de que va a haber una sola candidatura para la Comunidad de Madrid".

Publicidad

Publicidad