Cargando...

Secciones

Publicidad

El nuevo presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, tras jurar su cargo en un acto celebrado en el Parlamento andaluz. EFE/Julio Muñoz

Cambio en Andalucía Día grande para el PP: Moreno toma posesión y fija el empleo y la “beligerancia activa” contra el independentismo como prioridades

Publicidad

El presidente de la Junta de Andalucía jura el cargo arropado por Pablo Casado, Mariano Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría, Javier Arenas y Teófila Martínez

Política

Fue un día grande para el PP, en el que solo faltó José María Aznar. Por primera vez, tomaba posesión un presidente conservador en Andalucía, Juanma Moreno, quien se emocionó casi hasta la lágrima cuando recordó a su padre fallecido. Al acto solemne de jura o promesa del cargo, jura en este caso, en el Parlamento de Andalucía, acudió una nutrida representación de dirigentes y exdirigentes  del PP, entre los que destacaron el expresidente de España Mariano Rajoy, quien envió a Moreno a batirse el cobre en Andalucía hace un lustro, y la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, la gran valedora -quien lo apoyó en los peores momentos- del sexto presidente de la Junta de Andalucía, han trabajado para que se produjera un momento como este, “una jornada que huele algo a historia”, por utilizar palabras del propio Moreno.

Publicidad

Para ellos dos tuvo palabras el presidente de la Junta. Los puso como modelo: “[Quiero tener] un gobierno a la altura del de Rajoy y el de Soraya. Su buen hacer fueron un seguro para Andalucía”. También estuvo en Sevilla el presidente del PP, Pablo Casado, quien se la jugó en la campaña electoral con una agenda intensa y paralela a la del candidato, y que hoy, así, puede presumir de la carambola que ha colocado a Moreno en la presidencia. Dijo Moreno que compartía con Pablo Casado, “generación, principios e ideas”. Y destacó que “ama España y Andalucía”.

Autoridades y presidentes de Comunidades Autónomas durante el acto de toma de posesión del líder del PP-A, Juanma Moreno, como nuevo presidente de la Junta de Andalucía, en el Parlamento andaluz en Sevilla. EFE/POOL/Julio Muñoz

Arenas: "Me acuerdo de las personas que han dado su esfuerzo y muchas horas de su vida por el PP"

En la segunda fila, detrás de los expresidentes socialistas, José Rodríguez de la Borbolla (1986-1990) y Manuel Chaves (1990-2009) -el primer presidente, Rafael Escuredo, y el cuarto, José Antonio Griñán, estuvieron ausentes-, estaban, juntos, Teófila Martínez y Javier Arenas, quienes pusieron la cara y el trabajo en los años de travesía del desierto para el PP en Andalucía, en los tiempos de las mayorías amplias y absolutas del PSOE. Sobre todo el segundo, que ganó las elecciones de 2012, pero no pudo gobernar por el pacto PSOE-IU. Arenas fue quien puso los mimbres para que el PP superase numerosas dificultades y para que hoy Moreno pudiese tomar la voz y la palabra. “Estoy aquí por los que me precedieron. Teófila Martínez, Javier Arenas. Admiro su liderazgo, su saber estar”, les reconoció el presidente.

Arenas dijo a los periodistas que se trababa del “día del cambio”. "Es día cargado absolutamente de emoción y alegría”, añadió. El expresidente del PP andaluz rompió una lanza por "el esfuerzo de centenares de miles de compañeros”, que es el que “ha cuajado en el cambio”, “Me acuerdo mucho de las personas que han dado muchas horas de su vida por el PP". Arenas cerró afirmando que Moreno "va a ser un extraordinario presidente”, que pondrá en marcha políticas "que van a significar un mayor progreso para todos los andaluces”, según recoge Europa Press.

Publicidad

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, junto a la presidenta de la Cámara autonómica, Marta Bosquet (Cs) (c), saluda al líder andaluz de Vox, Francisco Serrano, su llegada al Parlamento andaluz en Sevilla para el acto de toma de posesión del líder del PP-A, Juanma Moreno, como nuevo presidente de la Junta de Andalucía. EFE/José Manuel Vidal.

El presidente Pedro Sánchez envió a la ministra de Administraciones Públicas, Meritxell Batet, a la toma de posesión, quien pronunció un discurso institucional en el que ofreció cooperación y lealtad al nuevo Gobierno y también tuvo palabras amables para Díaz y la gestión del PSOE de Andalucía en estos años. "Nadie podrá negar desde los valores constitucionales, el avance de Andalucía en estos años de democracia”, dijo.

Moreno, en su discurso, se declaró heredero del legado del profesor, exministro de UCD, Manuel Clavero Arévalo, uno de los artífices del Estado de las Autonomías y que, podría decirse, es un símbolo de los sectores más andalucistas en los ambientes conservadores. “Quiero una presidencia viva que se nutrirá de la confianza de los andaluces. Quiero que Andalucía confíe en sí misma”.

Publicidad

Las prioridades en la gestión

Moreno fijó dos prioridades en su gestión como presidente. El empleo y la defensa de España. Sobre lo segundo dijo lo siguiente: “Este es un pueblo comprometido con España, comprometido con sus instituciones democráticas y la monarquía. Vamos a defender España. Tendremos una beligerancia activa con quiénes quieren dividir a los españoles. Nunca estaremos ausentes del debate sobre España. Cuando nos vuelvan a mirar, verán una referencia de España. La contribución ha sido formidable. Andalucía ha demostrado su amor a España”.

"El empleo es el gran empeño de mi presidencia. Es la garantía de la libertad y sustenta los servicios de los ciudadanos"

Y sobre la primera: “El empleo es el gran empeño de mi presidencia. Es la garantía de la libertad de las personas y sustenta los servicios de los ciudadanos. Incertidumbres económicas. Tengo la máxima confianza en los sectores productivos. Queremos Empleo digno y formación de calidad. No podemos perder el talento y la audacia de la juventud”.

Publicidad

La expresidenta Susana Díaz, y la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría bromean durante el acto de toma de posesión del líder del PP-A, Juanma Moreno, como nuevo de presidente de la Junta de Andalucía, en el acto que ha tenido lugar en el Parlamento andaluz en Sevilla. EFE/Julio Muñoz

El presidente de la Junta anunció además una próxima visita a Ceuta y Melilla, con quien quiere “consolidar los vínculos fraternales”, y afirmó su interés en que “San Telmo -sede de la presidencia de la Junta- sea la casa de todos los andaluces”.

Susana Díaz, la presidenta saliente, que asistió a la toma de posesión, se ubicó ya en la oposición y manifestó que quiere que, a partir de este momento, en esta comunidad haya garantía de dos cosas: de que no va a haber recortes en nuestra igualdad, en nuestros derechos consolidados y en nuestro bienestar y de que, teniendo en cuenta que el nuevo presidente "basa su apoyo parlamentario en una fuerza de extrema derecha como Vox", haya garantías de que "no se va a tocar nuestro autogobierno ni nuestra autonomía", según recoge Europa Press.

Publicidad

Publicidad