Cargando...

Secciones

Publicidad

Carmen Castilla, secretaria general de UGT Andalucía

Carmen Castilla: "Los trabajadores estamos hartos de pagar el pato"

Publicidad

La secretaria general de UGT en Andalucía, asegura en esta entrevista con Público que cualquier recorte en derechos civiles que pretenda la derecha será contestado en las calles y reivindica que Andalucía necesita una industrialización que genere calidad en el empleo

Política

Carmen Castilla, secretaria general de la UGT en Andalucía, recibe a Público en su despacho, en la séptima planta del edificio de la Avenida Blas Infante. Castilla ha afrontado años duros al frente del sindicato. Acusaciones de corrupción, una investigación judicial en marcha, y como consecuencia, unas relaciones muy complejas, bien tirantes por momentos, con el Gobierno andaluz, dirigido estos años pasados por el partido hermano, el PSOE. Castilla, con gran esfuerzo ha logrado mejorar la imagen del sindicato, que ahora crece en afiliación.

Publicidad

Una jarra de agua, dos vasos y sendos cafés con leche dan inicio a una entrevista en la que Castilla apuesta por la unidad de la izquierda frente al auge de la ultraderecha; tiende la mano al nuevo e inédito Ejecutivo andaluz, de PP y Ciudadanos, para recuperar la concertación social -al estilo de Alemania- y llegar a acuerdos que mejoren las condiciones de vida de trabajadores y trabajadoras, y lanza tres avisos serios.

Por un lado, asegura que cualquier recorte en derechos civiles que pretenda la derecha será contestado en las calles. Por otro, afirma: “Los trabajadores estamos hartos de pagar el pato”. Y, por último: “Con este sistema productivo, no se puede garantizar la calidad en el empleo. Andalucía necesita una industrialización”.

Sigue un resumen del pensamiento de Castilla, ordenado según los temas tratados en la entrevista.

Abstención en la izquierda

La verdad es que este resultado, con tanta disminución de voto en el bloque de izquierda, no lo esperábamos. Sí veíamos una cierta desafección en la calle, en las empresas, en la administración. Hemos pasado una crisis muy grande y de hecho ahora estamos en un nuevo período de desaceleración del que vamos a sufrir sus efectos. Existía esa desafección por la política. Y los votantes de izquierda son mas dados a quedarse en casa cuando no están ilusionados que la gente que vota a la derecha.

Publicidad

Existen evidentes causas económicas. En Andalucía, hay un 6% de pobreza más que en el 2008, cuando empezó la crisis. El año pasado se generaron 80.000 puestos de trabajo, pero el 95% eran temporales, contratos de una semana e incluso de cinco días. Si nos vamos a los jóvenes, tenemos una tasa cercana al. 50% de paro. Muchos de ellos no ven las herramientas que pone el sistema. Y hay gente que se va a otros países a buscar otras oportunidades, se produce un éxodo del talento. Y ha habido también mucha abstención de mujeres. Es curioso. Tenemos dificultades claras y evidentes. Dicen: somos todos iguales ante la ley, lo dice la Constitución. Sí, eso está muy bien, pero luego no tenemos la misma igualdad de oportunidades. Las medidas de conciliación hay que ejecutarlas.

Ha sido la tormenta perfecta. La gente no encuentra salida. Y la gente ha valorado que las políticas que se han implementado no les estaban dando respuesta. Y tienen entonces dos opciones. O cambian de partido a la hora de votar, o bien no les da confianza ninguno y se quedan en su casa.

Publicidad

La irrupción de Vox

Ha surgido este partido, que tiene un discurso basado en que ellos son más españoles que ninguno. La bandera de España nos representa a todos los que vivimos en el territorio estatal. Tienen un discurso fácil, que lo de fuera es malo y lo dentro es bueno. Pues no.

Para ellos no somos interlocutor. No creo que tengan buena opinión del sindicalismo. Tienen que respetar los logros de los sindicatos. Existen más libertades y tenemos derechos gracias a los sindicatos. Tenemos 130 años de historia. Podemos contar muchísimas cosas. Y están en las antípodas de nuestro ideario. Eso de decir que quieren derogar la ley de violencia… Hacen  una interpretación de la misma que no compartimos. A las mujeres nos siguen asesinando, violando…

Publicidad

Una reflexión

La izquierda en este país, no solo en Andalucía, sino en el país, tiene que hacer una reflexión: ¿Por qué la derecha se une para cambiar políticas, implementar estrategias y sin embargo, en la izquierda, somos -y me meto yo que soy de izquierdas- tan autocríticos que dos partidos en Andalucía no han sido capaces de ponerse de acuerdo para nada? ¿Eso va a seguir ocurriendo así? Porque si eso sigue siendo así, la izquierda va a seguir igual y la derecha va a aumentar su voto. La reflexión es para todo el mundo.

Firmeza feminista

Yo he escuchado firme al presidente de la Junta. Dijo que la Ley de Violencia no se iba a tocar, lo cual a mí me da tranquilidad. Y si no fuera así, que no se preocupen, que vamos a estar en la calle. Lo que hemos conseguido es fruto de muchos años de lucha, no de ahora, sino de quienes nos han precedido. Si me preguntaras, Carmen ¿Cómo has visto lo que ha pasado desde el 8M del año pasado, que fue un día precioso, uno de los más bonitos, de los más felices de mi vida? ¿Ha cambiado algo? Pues no. Las leyes están ahí, pero no tienen presupuesto y eso es como el que tiene un tío en Alcalá, que ni tiene tío ni tiene nada. Eso es así. Para cambiar las cosas hay que dotarlas. Y las nuevas generaciones de chavales y chavalas que empiezan a tener relaciones y contactos de todo tipo tienen que saber que el respeto y la igualdad so  la base de una sociedad democrática. Las leyes educativas han venido dejando de lado un tema tan importante como la igualdad.

Autocrítica y unión feminista

Ahora hay una opción política que te pone en duda los avances [Vox]. Ahora toca volver a luchar por algo que ya pensabas que no se iba a tocar. Aquí pasa como con la negociación colectiva. No puedes bajar la guardia con la patronal, porque si no te intenta rebajar derechos en el convenio. Aquí no se puede bajar la guardia. Pero también tenemos que hacer autocrítica. Aquí somos todos necesarios. Tenemos una amenaza tan grande fuera que al mismo tiempo tenemos la oportunidad de unirnos. Hubo colectivos feministas que no querían que los hombres fueran a las manifestaciones. Esto afecta los hombres. Los buenos hombres son feministas y creen en la igualdad. Yo tengo el orgullo de dirigir un sindicato feminista. El próximo 8 de febrero en Madrid se juntarán 10.000 delegados. Va a ser el punto de partida en el camino hacia el próximo 8M. No vamos a bajar la guardia. Pesan mucho los asesinatos. El terrorismo machista es la expresión más dura de toda la desigualdad. Es igual que la precariedad laboral. Su expresión más dura es la siniestralidad laboral. Pierdes la vida. Eso es inconcebible y no vamos a bajar la guardia.

Vox quiere deportar a 52.000 personas

El presidente del Gobierno [Juanma Moreno] tiene que ser más contundente, desde luego. La CCAA no tiene competencias. Me parece que son exigencias que van a la diana y al corazón de los derechos humanos. No sé qué imagen estamos dando ya al resto de España o a la UE. Creo que el Gobierno de la Junta tiene que ser contundente. No todo vale. Son personas con nombres y apellidos. Deportarlas ¿Por qué? Igual están trabajando y contribuyendo a sostener los servicios públicos. No todo vale. Ya hubo un problema con los médicos, que querían que denunciaran. Eso tampoco se puede hacer. Ojo.

Me preocupan muchos los populismos tanto por la izquierda como por la derecha. Nunca han traído nada bueno. Vamos a ver cómo va funcionando este nuevo Gobierno, qué políticas lleva a cabo y el grado de influencia del socio. Hoy es prematuro. Creo que el presidente tiene que ser contundente y despejar dudas.

Sobre impuestos y servicios públicos

Un tercio del presupuesto de la Junta va a sanidad. Sabemos que los servicios se financian a través de los presupuestos, vía impuestos. No entiendo cómo se va a subir el sueldo a los profesionales sanitarios y acabar con las listas de espera, que supone mas contratación, si se hace una rebaja fiscal de estas características. El dinamismo económico necesita un tiempo para que aumente el consumo interno. La teoría es: yo te bajo los impuestos, tú consumes más, aumenta la oferta y la demanda agregada, y, por lo tanto, aumenta la recaudación, pero ese ciclo económico necesita tiempo y hay cosas que no pueden esperar.

Todas esas rebajas fiscales van a repercutir en los ingresos. España y Andalucía necesitan una reforma profunda de la ley tributaria. En España se recaudan 82.000 millones de euros menos que en la zona euro, porque se cargan los impuestos sobre la clase trabajadora, vía IRPF y vía IVA. Sin embargo, el impuesto de sociedades baja, también el impuesto de sociedades. Yo no conozco a nadie que por persona vaya a heredar más de un millón de euros. ¿Por qué no se hace una buena reforma fiscal, equitativa, con un aumento de inspectores, que estamos por debajo de la media? El impacto en el PIB sería brutal. Pero nos vamos a medidas electoralistas, rápidas, a bajar un tramo del IRPF, que ningún trabajador lo va a notar. Y sin embargo, quienes más tienen, van a aportar menos. Necesitamos un sistema tributario progresivo y eficiente. No es tan difícil hacerlo, solo hay que tener voluntad de hacerlo.

Calidad en el empleo

PP y Cs se opusieron a la subida del SMI. Y existen múltiples estudios que demuestran que el aumento del SMI aumenta la cotización a la seguridad social. Me parece increíble que digan que esa subida iba a generar más desempleo. Hay que aumentar la calidad en el empleo. En los temas de salud laboral: que la gente no se muera. Más de 80 trabajadores murieron en el tajo en Andalucía el año pasado. Han aumentado las enfermedades vinculadas a la carga mental y el estrés laboral. Somos todos candidatos. También está la falta de estabilidad. No se puede consentir que la mayoría de empleos duren menos de una semana. Y luego está el salario. Trabajo doce horas y me están pagando seis.

Como reflexión de fondo: Es imposible tener calidad en el empleo con este modelo productivo, basado en el turismo, lo que genera empleos muy estacionales. Firmamos un pacto por la industria hace un año y medio. El impacto de la industria en el PIB andaluz está en torno al 10%. Lo interesante es llegar a un 18-20%. ¿Es mucho? Sí, pero Andalucía necesita una industrialización. El empleo es más estable y se suele cobrar más. Tenemos industrias, sí. La agroindustria, podemos potenciarla. Y tenemos sectores, como el aeronáutico, en los que tenemos que pelear y no solo los sindicatos, también el Gobierno. Que venga carga de trabajo a Airbus. Y tenemos unos grandes astilleros. Eso es empleo de calidad.

Formación profesional

¿Qué más puede hacer el Gobierno? Mira. Se nos podría dar una paradoja: que vinieran inversiones, pero que no tuviéramos a la gente capacitada para la digitalización y la industria 4.0, que va a generar nuevos puestos de trabajo en un lustro. Nadie está preparando a los trabajadores y trabajadoras. Ese sí es un problema. Y por eso la formación dual es tan importante. Y eso es competencia directa del Gobierno y del gobierno andaluz. Se puede hacer un plan de formación en base a las necesidades. No puede ser que determinadas empresas andaluzas no encuentren personas en Andalucía y tengan que traerlas de Canarias. Hay que ver las necesidades. Nosotros nos hemos adelantado como sindicato. Y tenemos un acuerdo con Google para hacer un curso abierto a todos los trabajadores. El futuro está aquí. ¿En Andalucía estamos preparados? La nueva consejera de empleo tiene que pensar en ello.

El peso sobre la clase trabajadora

Los trabajadores estamos hartos de aportar todo el ambiente de la crisis, la destrucción de empleo, los bajos salarios, las condiciones laborales, estamos hartos. Sostenemos el país. La clase trabajadora sostiene el país. Oigo hablar mucho estos días de autónomos, de empresas, que está muy bien. Los autónomos son fundamentales. Tengo tres hermanos que son autónomos. Pero ¿cuándo vamos a hablar de los derechos de los trabajadores?

Glovo, Cabify y sus condiciones laborales

Existen nuevas formas de empleo precario causadas por la globalización. El desempleo lleva a la gente a esos trabajos. No hay otra cosa y te tienes que meter ahí. Son contrarios en fraude. Son asalariados de multinacionales. Cabify y Uber tienen 15000 trabajadores con una jornada laboral en condiciones precarias. Ahí hay que regular. Con Glovo hemos denunciado y nos han dado la razón. Son trabajadores por cuenta ajena. Ahí tenemos una situación de conflicto. Los propios trabajadores nos llaman. Necesitamos más inspectores de trabajo e inspectores de hacienda, seguro. Podríamos detectar situaciones anómalas que podrían arreglar la vida de una persona.

Las acusaciones de corrupción

Nosotros estamos aquí para defender a los trabajadores y a las trabajadoras. Y por eso somos tan criticados. Hay gente con tiempo libre y existe el insulto gratuito. Para muchos sería mucho más fácil que no existiéramos. Con esto no estoy diciendo que todo lo hayamos hecho bien. Pero al final estamos dando una lección de austeridad. ¿Quién no tiene problemas? Yo nunca hablo de la presunta corrupción de los partidos políticos, Es muy fácil meterse con la UGT, pero que yo sepa, solo tenemos una causa, un procedimiento judicial. En el juzgado número 9. Está en fase de instrucción, las supuestas facturas falsas. Otros tienen casos para empapelar una casa. Pero no me escucharas hablar de eso. La justicia tiene que ir a su ritmo. Y nosotros al día a día. Y parar los cursos, la concertación... Hay que ser más valiente, y el qué dirán…. Pues tenemos medios de todo tipo. No le puedes gustar a todo el mundo. 

Los acuerdos de concertación social

La respuesta va a estar en las grandes organizaciones sindicales. ¿No nos gusta tanto mirar a Alemania, a la Merkel? Merkel no lleva a ningún acuerdo a no ser que antes se haya sentado con las grandes centrales sindicales. Ese modelo tendrá algún dia que instalarse aquí en España.

Yo no he conocido el modelo de concertación social en Andalucía. Entré el 9 de enero de 2014. El séptimo acuerdo y último expiró en 2013. Debemos explorar otra vez la vía de la concertación y llegar a acuerdos importantes. Oficialmente, el nuevo Gobierno no nos ha dicho nada. Les vamos a dar su tiempo. Hemos dicho que vamos a tender la mano para todas las políticas, pero que si hay recortes de derechos vamos a estar la calle.

Despidos en la administración

Que me digan qué es administración paralela, porque ahí están el 061, la Agencia de Medio Ambiente y agua. Tienen que aclararse. En la UGT estamos en contra de cualquier despido. Al revés, lo que hay que hacer es reforzar las condiciones laborales. 

Publicidad

Publicidad