Cargando...

Secciones

Publicidad

Reunión del Consejo Ciudadano de Podemos para resolver la crisis madrileña / DANI GAGO

Crisis en Podemos Podemos ratifica que tratará de pactar con Errejón y deja sin resolver la crisis en Madrid

Publicidad

El Consejo Ciudadano Estatal acuerda que sea el equipo técnico el que gestione y coordine la candidatura autonómica, y que luego trate de sumar a otros actores como Equo o Más Madrid.

Política

El Consejo Ciudadano Estatal de Podemos ha decidido este miércoles que sea el equipo técnico de Madrid, que sustituye a la dirección tras la dimisión de Espinar, la que gestione y coordine la construcción de una candidatura para las autonómicas. Fuentes presentes en el Consejo Ciudadano Estatal aseguran que en la reunión, que ha durado unas cinco horas, se ha consensuado que primero el equipo técnico constituya la candidatura y que, tras este proceso, se intente sumar a otros actores, entre ellos a Equo, colectivos y personas de la sociedad civil, y al nuevo partido de Íñigo Errejón.

Publicidad

De esta manera, el máximo órgano entre asambleas se ha posicionado en la dirección que la portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, marcó al principio de la semana, cuando el partido decidió apostar por buscar la unidad con el proyecto de Errejón en la Comunidad.

El cónclave de este miércoles buscaba dar salida a varios problemas que se generaron tras la salida del exdirigente de Podemos para ampliar la plataforma construida por Manuela Carmena del ayuntamiento a la Comunidad. Por un lado, la formación debía establecer una fórmula para concurrir a las elecciones del 26 de mayo, ya que la candidatura que lideraba Errejón decayó con su marcha.

En este sentido, la mayoría del Consejo Ciudadano, según fuentes consultadas, ha apostado por reforzar la marca de Unidos Podemos, que incluye a Izquierda Unida. Ya existe actualmente un principio de acuerdo con esta formación, pero se trata de un acuerdo marco a nivel estatal que establece unas pautas generales a seguir para lograr la unidad, pero que no precisa elementos como las siglas, cuestiones que se deben resolver en cada comunidad.

Publicidad

El debate se ha producido, según estas mismas fuentes, de forma "tranquila" y ha habido consenso en que Podemos es la "herramienta imprescindible del cambio político". Sin embargo, sí que ha existido un debate más bronco con los miembros del Consejo afines a Errejón. Desde el entorno del candidato de Más Madrid a la Presidencia de la Comunidad insisten en que el objetivo es llegar a una candidatura unitaria, pero también en la necesidad de mirar más allá de las siglas y de los actores y formaciones que pueden componerla.

Antes del inicio del cónclave, Iglesias lanzó un mensaje a través de sus redes sociales para instar a la formación a tener “un debate sosegado” y para encargar al equipo técnico de Podemos Madrid (los órganos de dirección de la federación autonómica se disolvieron tras la dimisión de su secretario general, Ramón Espinar) “bajar ese debate a los círculos”.

Publicidad

El líder de Podemos defendió la necesidad de que se empiece a hablar de “programa, de proyecto para Madrid y también de procedimientos de participación y decisión con Izquierda Unida y con los actores con los que hemos construido Unidos Podemos”. También ha querido ampliar ese debate Iglesias a la “sociedad civil” y al “partido de Íñigo (Errejón) y Manuela (Carmena)”, pero no sin antes “tener un debate propio sin que se le pretenda imponer tragar con platos precocinados”.

Un Consejo sin Iglesias ni Errejón

Ni Iglesias ni Errejón han acudido a la reunión del Consejo Ciudadano. El primero, por estar disfrutando de su baja de paternidad, y el segundo, porque decidió no acudir tras el aviso de Irene Montero para “calmar las aguas”. El secretario general sí que ha podido participar en el debate, ya que ha entrado por teléfono.
Al cónclave han acudido la mayoría de los secretarios generales autonómicos, a excepción de la de Canarias, Noemí Santana, y la de Andalucía, Teresa Rodríguez, aunque la dirigente andaluza sí que ha enviado representación.

Publicidad

Una de los objetivos de la dirección estatal de cara al encuentro era el de mandar un mensaje de tranquilidad a las direcciones autonómicas. Una decena de secretarios generales de los diferentes territorios se reunieron la pasada semana para pedir "responsabilidad y unidad" tras el anuncio de Errejón. Los dirigentes han mostrado su preocupación por el impacto electoral que la crisis madrileña puede acarrear en las comunidades, por lo que la dirección se ha afanado por tratar de despejar cualquier incertidumbre en este sentido. Por eso, han coincidido en salir "todos a una" y sin fisuras en los territorios, explican estas mismas fuentes.

Publicidad

Publicidad