Cargando...

Secciones

Publicidad

El exministro del Interior Ángel Acebes a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares, donde este lunes se retoma el juicio por la salida a bolsa de la entidad con la declaración de su expresidente Rodrigo Rato que responde de nuevo a Anticorrupción tras cuatro semanas de parón por la baja médica de la fiscal Carmen Launa. EFE/Fernando Villar

Caso Bankia Las horas más bajas del exministro Acebes

Publicidad

El que fuera titular de Interior en el 11-M con el último Gobierno de Aznar se sienta en el banquillo del juicio de Bankia y está a punto de dejar el consejo de Iberdrola, al que llegó menos de un año después de dejar la política activa.

Política

Ángel Acebes, el que fuera titular de Interior en el 11-M con el último Gobierno de Aznar se sienta en el banquillo del juicio de Bankia y está a punto de dejar el consejo de Iberdrola, al que llegó menos de un año después de dejar la política activa, en abril de 2012. A finales de ese mismo año fue imputado en el caso por la salida a bolsa de Bankia junto con otros 32 exconsejeros de la entidad; allí fue miembro de la comisión de auditoría de la entidad, en la que permaneció cinco meses.

Publicidad

Acebes fue alcalde, senador, tres veces ministro, coordinador general y secretario general del Partido Popular. Llegó de la mano de Aznar desde Ávila y quienes lo trataron de cerca lo definen como "un trabajador nato, infatigable".  A día de hoy no ostenta cargo alguno entre las filas 'populares', pero es patrón de la Fundación Faes, el think thank liberal-conservador presidido por José María Aznar. 

Únete a nosotros

En el imaginario colectivo siempre se le recordará por su actuación tras los atentados del 11 de marzo; Acebes estaba a cargo de la cartera del Interior, y mantuvo durante 56 horas -desde el atentado del 11-M hasta las primeras detenciones- que la principal línea de investigación apuntaba a la autoría de ETA.  "Hay dos líneas de investigación..." decía en aquellos días.

Su nombre llegó a sonar en algunas quinielas en el año 2003 como sucesor natural de Aznar, con el que todavía mantiene una buena relación y que estuvo, junto a Pablo Casado, en la boda de su hijo celebrada el pasado mes de octubre. Pero Mariano Rajoy fue, finalmente, el candidato designado por Aznar para concurrir a las elecciones de marzo de 2004.

Publicidad

Una meteórica carrera de la mano de Aznar

Abogado de profesión, empezó en política con las juventudes de UCD, en 1985 se afilió a Alianza Popular y en 1987 fue elegido concejal y portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Ávila. Apenas cuatro años después ya se había convertido en alcalde -el más joven de una capital española- cargo que encadenó con el de portavoz del grupo en el Senado, en sustitución de Alberto Ruíz Gallardón. "Era la primera vez que el PP tenía mayoría absoluta en una Cámara, aquello fue todo un logro", subrayan fuentes de su entorno. Era el año 1995.

Tras la victoria de Aznar en 1996, fue elegido diputado y nombrado coordinador general del partido, a las órdenes del Francisco Álvarez Cascos, por aquel entonces vicepresidente del Ejecutivo. De aquella fuentes cercanas al exministro destacan su gestión en el País Vasco, donde "consiguió mantener a los concejales del PP" a pesar de la amenaza de ETA, especialmente en Euskadi. "Fueron momentos duros", confiesan a Púbico.

Publicidad

Entre el año 1999 y 2000 fue ministro de Administraciones Públicas en sustitución de Rajoy; entre 2000 y 2002 de Justicia y entre 2002 y 2004 de Interior. Siendo ministro de Justicia logró la firma del Pacto por la Justicia, para 'despolitizar la justicia y acercarla al ciudadano', uno de sus mayores logros políticos.

Pero todos sus triunfos políticos quedaron empañados por la gestión del atentado del 11 de marzo: al defender con tal vehemencia que ETA había sido responsable de la masacre, parte de la oposición y los medios de comunicación señalaron al Gobierno por manipular la información con fines electorales. No obstante, lejos de rectificar, Acebes ha defendido siempre su posición en aquella crisis, incluso con Aznar fuera de la presidencia.

Publicidad

En 2004, con el PSOE ya en el Gobierno y Rajoy a cargo del partido, Acebes fue nombrado secretario general, con Eduardo Zaplana como portavoz del PP en el Congreso. Durante esos años, Acebes mantuvo una línea dura - más 'aznarista'- contra el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero por su política antiterrorista. 

Pero el PP fue nuevamente derrotado en 2008 y Rajoy le relegó a simple diputado raso -rompiendo, finalmente, con el aznarismo-, donde se mantuvo hasta junio 2011, cuando renunció a su escaño. Un mes después, el 27 de julio de 2011, fue nombrado consejero y presidente del comité de auditoría de BFA, la entidad matriz de Bankia, tras su salida a Bolsa, donde era presidente ejecutivo Rodrigo Rato. Dimitió en abril de 2012, apenas dos semanas antes de la reformulación de las cuentas de la entidad.

Publicidad

Publicidad