Cargando...

Secciones

Publicidad

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, flanqueada por el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, y la de Economía, Nadia Calviño, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, en el Palacio de la Moncloa. EFE/Chema Moya

Consejo de Ministros Calvo pone fin a la negociación con los independentistas y da por hecho que se acortará la legislatura

Publicidad

La vicepresidenta del Gobierno anuncia que los partidos independentistas rechazan el marco trazado por el Gobierno para Catalunya, en el que se deja claro que no se admite ni el referéndum, ni el derecho a la autodeterminación. Mantiene que la vía del diálogo en estas claves sigue abierta. El Ejecutivo sigue pidiendo el apoyo a todos los grupos para los Presupuestos.

Política

Se acabó la negociación. Ni mesa de partidos, ni relator, ni la más mínima posibilidad de abordar el derecho de autodeterminación. El Gobierno dio este viernes un  golpe en la Mesa y, a través de la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, anunció en la rueda de prensa posterior al Consejo de ministros que el diálogo con los partidos independentistas está roto ya que éstos "no aceptan el marco trazado por el Gobierno para Catalunya", dijo.

Publicidad

Antes de este anuncio, el Gobierno hizo público el documento que contenía sus propuestas para iniciar una negociación sobre Catalunya a través de una mesa de partidos y las condiciones en la que se podía desarrollar este diálogo entre ambas partes.

Esas bases incluían abrir la mesa a todas las formaciones con representación en el Parlament, lo que  también englobaba a PP y Ciudadanos. Según explicó la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, los partidos independentistas han rechazado esa propuesta: "No aceptan el marco que hemos propuesto".

"Este gobierno tiene la firme decisión de establecer todos los puentes posible pero en este momento, el marco trazado que hemos hecho no es aceptado por los partidos independentistas", manifestó Calvo. 

También explicó Calvo la propuesta que el Gobierno ha trasladado a las fuerzas políticas catalanas en un documento que establece un marco de diálogo, que contemplaba diseñar antes de finalizar febrero una mesa de partidos con dos representantes por cada formación con capacidad de decisión en los ámbitos estatal y catalán, así como la participación de una persona para "facilitar la coordinación de los trabajos".

Publicidad

De hecho, el Ejecutivo cree que ese "marco" para iniciar un diálogo sobre Catalunya debe ser a través de una mesa de partidos en la que estén PP y Ciudadanos. La vicepresidenta del Gobierno ha desvelado, sin embargo, que las fuerzas independentistas rechazan una mesa de partidos y la intervención de un relator.

Además, la vicepresidenta también ha dejado claro que no habrá consulta en Catalunya: "Este Gobierno no aceptará nunca un referéndum de autodeterminación. Es inaceptable. Lo hemos dicho cien veces, pero lo volvemos a repetir", recalcó.

Publicidad

Fuentes del Ejecutivo insistieron en esta idea, asegurando que el Gobierno "no aceptará nunca el marco de la autoderminación", aunque eso no quita que su actuación siempre se haya conducido "por un mandato de la sociedad de convivencia y diálogo con Catalunya".

Calvo recordó que el Gobierno ha establecido todos los puentes posibles para que el diálpgo se produzca, y recordó que "las derechas" nunca han ayudado a que se prosperara ese diálogo.

Diálogo y claves claras

En ese aspecto, Calvo indicó que el Gobierno va a seguir buscando una salida dialogada y tendiendo puentes, en el ámbito catalán y estatal. "Pero, ahora, no tiene ningún sentido que la sociedad no tenga las claves claras de lo que pretende este Gobierno para buscar una solución", afirmó.

Publicidad

La vicepresidenta no ocultó que esto pone muy difícil que se puedan tramitar los Presupuestos Generales del Estado, aunque siguió pidiendo el apoyo de todos los grupos parlamentarios de la Cámara Baja, "porque son unas Presupuestos que necesita este país"

Para el Gobierno, todos los grupos tendrán difícil explicar a lo españoles el rechazo a estas Cuentas del Estado, y recordó que son unos Presupuestos "buenos para todos, también para Catalunya", dicen fuentes del Ejecutivo. En este sentido, instaron a los partidos independentistas que expliquen a sus ciudadanos su rechazo a dar solucionar a problemas "larvados en el tiempo" en Catalunya.

La vicepresidenta dio por hecho de que si los Presupuestos Generales del Estado no son ni siquiera tramitados -lo que se votará el próximo miércoles- la legislaturan o llegará a su fin.. En este sentido, recordó las palabras del presidente del Gobierno en la que apuntó que sin las Cuentas del Estado sería muy díficil que la legislatura llegara hasta 2020.

Calvo no quiso aventurar fechas del adelanto electoral, y recordó que esta potestad corresponde exclusivamente al presidente del Gobierno, aunque en al actual escenario sólo cabe la posibilidad de unirlas a las municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo; o llevarlas al inicio del próximo otoño.

Publicidad

Publicidad