Cargando...

Secciones

Publicidad

Albert Rivera, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. FOTO: JuanJo Martin/EFE

Elecciones generales Podemos teme que el PSOE gire hacia la derecha y pacte con Ciudadanos tras el 28-A

Publicidad

El partido morado espera que se forme un gobierno progresista tras las elecciones, pero sospechan que una parte de los socialistas intentará volver al escenario de 2016 y reeditar el conocido 'Pacto del Abrazo'.

Política

El 'Pacto del Abrazo' vuelve a estar en la mente de los dirigentes de Podemos. El partido morado quiere que se forme un gobierno progresista tras las elecciones generales, pero temen que el PSOE mire hacia su derecha y decida pactar con Ciudadanos. El mismo escenario que rechazaron en 2016 y que aseguran que volverán a rehusar.

Publicidad

Pedro Sánchez y Albert Rivera niegan, a día de hoy, la posibilidad de reeditar este pacto. La formación naranja entró en la confrontación con los socialistas desde la oposición y los enfrentamientos entre los dos líderes políticos han sido de los más duros que se han visto durante los ocho meses de Gobierno. El presidente ha criticado la "deriva radical" de Rivera, mientras que el líder de Ciudadanos ha llegado a convocar dos movilizaciones en contra de su mandato.

Sin embargo, los dirigentes de Podemos se plantean muchas opciones. Las últimas elecciones andaluzas ya demostraron que no gobierna el partido que gana, sino quienes logren la mayoría. Podemos aspira a sumar con el PSOE y con el resto de partidos que formaron el bloque de la moción de censura. "Un gobierno estable y sólido", explicaba Irene Montero este viernes en rueda de prensa.

Podemos rechaza apoyar cualquier pacto en el que esté Ciudadanos

Este es el camino para hacer frente a "los odiadores profesionales que quieren volver al pasado", alega la número dos de Podemos. El partido no quiere contar con Ciudadanos en la ecuación y se presentan como dique de contención de la derecha.

Publicidad

Pero las encuestas electorales apuntan a que este bloque puede que no llegue a conseguir mayoría. Y hay quienes temen que, incluso llegando a sumar, la "derecha del PSOE" lleve a Sánchez a pactar con Ciudadanos. "Ya saben cuál sería nuestro voto", avisan desde la formación morada, rechazando tajantemente esta opción.

Las principales sospechas sobre quienes intentarán acabar con la mayoría de la moción recaen sobre los barones "conservadores" que ya han reprochado al Gobierno las escasas conversaciones que han mantenido con los independentistas. El partido morado también cree que las "élites" harán todo lo posible para favorecer la unidad entre el PSOE y Ciudadanos, posicionando a ambas formaciones en "un gran bloque de centro", como afirman que sucedió en 2016.

Publicidad

"El PSOE por sí solo no habría hecho estos Presupuestos"

Uno de los puntos fuertes de la campaña de Podemos será defender los Presupuestos de 2019 y buena parte de las medidas que ha llevado a cabo el Ejecutivo como reformas más suyas que de los socialistas. La subida del Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros, la revalorización de las pensiones al IPC, el aumento de las partidas de dependencia o el subsidio por desempleo para mayores de 52 años son varias de las reformas que el partido morado busca capitalizar.

Para ello, Montero ya ha recordado el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos cuando intentaron formar el gobierno de coalición. Pese al fracaso, las medidas firmadas quedan para el recuerdo: la subida del SMI del 1% frente al 22% en la actualidad, la mochila austriaca y un sucedáneo del contrato único que propone el partido naranja o la elaboración de un nuevo Estatuto de los Trabajadores sin hablar de derogar la reforma laboral del PP. Algunos de los ejemplos que más se distancian del pacto entre Iglesias y Sánchez. 

Publicidad

Podemos apela al voto útil para que la derecha no vuelva y seguir "cambiando la vida de la gente"

En este sentido, Podemos se presenta a las elecciones como el partido "más valiente" frente a la derecha y que menos quieren las "élites" del Estado. "Pablo Iglesias es el único líder al que no le tiemblan las piernas ante los privilegiados, para plantarse delante de las eléctricas, de las entidades financieras, de los fondos buitre, que están apropiándose de los derechos de la gente”, ha asegurado Montero este viernes en un discurso que ha tenido un tono de inicio de campaña.

A favor de ellos, frente a 2016, alegan que ya han demostrado que "sí se puede" frente a todas las voces que dijeron que "no se podía" cambiar la política. Y esperan que el gobierno andaluz y la foto a tres en Colón — Albert Rivera, Santiago Abascal y Pablo Casado — pase factura a la formación naranja. "El voto a Unidas Podemos es el voto útil para que no vuelvan y para seguir cambiando la vida de la gente", ha insistido Montero. 

Publicidad

Publicidad