Cargando...

Secciones

Publicidad

La presidenta de la comisión del Pacto de Toledo, Celia Villalobos, en una reunión del grupo parlamentario del PP. E.P./ Eduardo Parra

Pensiones El Pacto de Toledo se rompe definitivamente tras el rechazo de Villalobos a convocar la última reunión

Publicidad

La Mesa de la Comisión del Pacto de Toledo ha descartado celebrar una votación este jueves para intentar salvar los acuerdos. El PSOE ha presentado otra propuesta de documento para buscar un consenso con sólo dos recomendaciones.

Política

El Pacto de Toledo se rompe definitivamente. Celia Villalobos, la presidenta de la comisión, ha rechazado este miércoles que se realice una reunión extraordinaria para intentar salvar los acuerdos. La diputada de los conservadores ya había avisado que no convocaría la reunión si no se lograba "un documento que represente la posición del 90% del conjunto de los grupos". El consenso no ha llegado entre los partidos ya que Unidos Podemos y ERC han mantenido su rechazo a la mayoría de las recomendaciones que consideran que son "prejudiciales" para la clase trabajadora y los pensionistas. 

Publicidad

Tras la Mesa del Pacto de Toledo, el PSOE ha anunciado que va a intentar un último acuerdo. Para conseguir el consenso planteará al resto de grupos un documento en el que sólo se planteen las dos primeras recomendaciones: la revalorización de las pensiones al IPC real y la importancia de que el Estado se haga cargo progresivamente de los gastos impropios de la Seguridad Social como las prestaciones de maternidad y paternidad.

Los partidos políticos culpan al grupo confederal de haber "roto" el pacto. Sin embargo, la diputada Yolanda Díaz ha negado que existiera un consenso y que se estuviera cerca del acuerdo. De hecho, apunta que la recomendación número dos — la relacionada con la revalorización de las pensiones al IPC — era la única en la que había un acuerdo entre los grupos, a excepción ERC. 

La reunión de este jueves era la última oportunidad para llegar a un acuerdo. Pero con esta convocatoria descartada, el Pacto de Toledo se cierra sin consenso por primera vez desde 1995. Las diferencias entre las formaciones han sido insalvables ante el poco tiempo que queda de legislatura y el cruce de acusaciones de oportunismo político y electoralismo.

Publicidad

PP y Ciudadanos han sido los que ha votado en contra de la celebración de la reunión, frente a PSOE y Unidos Podemos que han votado a favor. El voto ha sido diferente respecto al consenso sobre el texto, siendo el grupo confederal el único que ha votado en contra al insistir en mantener los votos particulares

(Habrá ampliación)

Publicidad

Publicidad

Publicidad