Cargando...

Secciones

Publicidad

(De izda a dcha): El director general de la Policía, Germán López Iglesias; el director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado Merino; el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido; el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto Ballesteros; el director general de Tráfico, Gregorio Serrano; y el director general del gabinete del Ministerio, Francisco Luis Pérez Guerrero. Fuente: MINISTERIO DEL INTERIOR

Juicio procés El exnúmero dos de Zoido dice que no hubo "cargas policiales" el 1-O, sólo el "mínimo empleo imprescindible" de la fuerza

Publicidad

José Antonio Nieto, exsecretario de Estado de Seguridad, comparece como testigo en la décima sesión del juicio al 'procés'. Carga contra la cúpula de los Mossos D'Esquadra por su actuación antes y después del referéndum del 1 de octubre, y afirma que el ministro del Interior mostró su respaldo al despliegue de 6000 policías y guardias civiles en Catalunya.

Política

El Gobierno del PP de Mariano Rajoy insiste en huir de la autocrítica, incluso ante el Tribunal Supremo: la actuación policial contra el referéndum soberanista del 1 de Octubre de 2017 fue proporcionada: "El uso de la fuerza fue el mínimo imprescindible", aseguró este lunes el exsecretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, número dos de Interior cuanto se produjeron las violentas cargas contra manifestantes pacíficos. 

Publicidad

Nieto reconoce que planificó el desplazamiento de 6.000 agentes a Catalunya: "Conté con el apoyo de mi ministro"

En esta espiral de no asunción de responsabilidad, el exnúmero dos de Interior ha negado incluso que hubiera cargas policiales, "Lo que conocemos como una carga policial no", decía, en referencia a su denominación "técnica": "Una actuación con el objetivo de disolver una manifestación o desalojar un lugar ocupado". "Eso no se produjo en ningún momento", "sí hubo empleo de la fuerza", e incluso "de manera llamativa", afirmaba.

Únete a nosotros

En la décima sesión del juicio al procés catalán, ante la Sala de Lo Penal del Tribunal Supremo, Nieto ha cargado en varias ocasiones contra los Mossos D'Esquadra, y ha reconocido que él fue quien diseñó el desplazamiento de cerca de 6.000 agentes de Policía Nacional y Guardia Civil a Catalunya antes del referéndum -"Yo organicé esas tareas", "Me dediqué en exclusiva a todo lo que tenía que ver con el 1-O desde mediados de septiembre hasta mediados de enero del año siguiente", apostilló después-.

Para orquestar este despliegue, sin embargo, y únicamente al arranque de su intervención, Nieto ha incidido en que contó con el apoyo del entonces ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido: "Conté con el apoyo de mi ministro y de otros ministerios". 

Publicidad

El exnúmero dos de Interior revela que el Gobierno ofreció a la Generalitat que se votara "en plazas o en lugares abiertos"

Sin embargo, en su comparecencia como testigo, la semana pasada, Zoido hizo lo posible por desvincularse de todas las actuaciones policiales en Catalunya, negó haber dado órdenes al operativo del 1-O y descargó toda responsabilidad en los "operativos" que dieron estas órdenes. Es la misma línea adoptada por el entonces presidente Rajoy, y la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, que también han comparecido ante el Alto Tribunal. Ninguno de los tres sabía quién planificó la actuación del 1-O, ni siquiera quién ordenó la retirada de los agentes de los colegios electorales.

Así, y ante preguntas del fiscal Javier Zaragoza, Nieto ha asegurado también que no hubo "ninguna orden política" de retirada a mediodía, y que las imágenes de la virulencia de las cargas tampoco motivó esta retirada, que no han sabido explicar ni el expresidente del Gobierno, ni la exvicepresidenta ni el extitular de Interior .

Publicidad

Si los Mossos hubieran querido actuar "el referéndum no se habría producido", según Nieto

"Se hicieron las actuaciones que estaban previstas, las que se pudo", decía, afirmando incluso que se enfrentaron al "peor de los escenarios" que podían contemplar, por la pasividad de los Mossos y la actitud de resistencia de los concentrados que, a su entender, no puede tildarse de "pacífica". Si la orden hubiera sido "cumplan en cualquier caso con el objetivo", el uso de la fuerza habría sido "mayor", apostillaba.

De hecho, incorporándose así al carril abierto por los máximos responsables del Ejecutivo Rajoy, y ante preguntas de la acusación popular que ejerce el partido ultraderechista Vox, Nieto ha culpado a los Mossos de que este referéndum tuviera lugar: "Si los Mossos hubieran manifestado voluntad de intervenir, el referéndum no se hubiera producido", e incluso "se hubiera desconvocado", afirmaba. No ha dejado de repetir esta idea, usando distintas fórmulas.

Publicidad

Su declaración ha durado cerca de cuatro horas, monopolizando toda la sesión de la mañana. En este periodo estaban citados también el exdelegado del Gobierno en Catalunya, Enric Milló, y el president del Parlament, Roger Torrent. 

La oferta de Rajoy a Puigdemont

En otro orden de cosas, Nieto ha revelado que el Ejecutivo ofreció al Govern que el 1-O pudiera celebrarse "en plazas o lugares abiertos", "donde no se vulnerara la orden judicial" de impedirlo. "No hubo ni el más mínimo gesto de cesión", sostenía.

Según su relato, transmitieron esta oferta a los representantes de la Generalitat en la Junta de Seguridad que se celebró el 28 de septiembre de 2017.

Rifirrafes con los abogados

En otro orden de cosas, el exnúmero dos de Zoido ha mantenido varios rifirrafes con las defensas, en particular con el abogado del exconseller de Interior Joaquim Forn, Xavier Melero. Después de que Nieto afirmara que el plan de actuación de los Mossos para el 1-O era "insuficiente", y de que lamentase que no le informaron del número de agentes destinados para este despliegue, Melero le ha cuestionado por un informe entregado al fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya que cifraba en 5.800 los efectivos destinados a este operativo.

Nieto afirmó que no tuvo en sus manos este informe hasta después del 1-O, y que la operación de los Mossos "se parece" a lo que incluía el borrador que él mismo tachó de "insuficiente". Finalmente el número de Mossos desplegados fue de 7.800, si bien en las elecciones del 21-D de ese mismo año el operativo lo integraron 11.600 efectivos, como remarcaba el exsecretario de Estado de Seguridad.

Además, Melero le ha hecho reconocer que, en contra de lo que había declarado horas antes, la orden judicial tras la que se parapetó en su intervención en todo momento no incluía precintar los colegios. Según el exnúmero dos de interior, que vinculara estos precintos al auto obedece a un "recuerdo seguramente equivocado", si bien ha afirmado que esto no supone que haya caído en "ninguna contradicción".

Publicidad

Publicidad