Cargando...

Secciones

Publicidad

El equipo de gobierno de Zaragoza en Común (ZeC), con el alcalde Pedro Santisteve, hizo este lunes un balance de su gestión en esta legislatura. DANIEL MARCOS

Zaragoza en Común reivindica cuatro años de saneamiento económico, sostenibilidad y participación

Publicidad

El alcalde Santisteve anima a Podemos a reconsiderar su ruptura con ZeC, sugiere a los morados “que se lo hagan mirar” y les recuerda que “el espacio para ponernos de acuerdo es la confluencia”.

Política

“Vamos a dejarnos la piel para revalidar el ayuntamiento porque la legislatura se nos ha quedado corta”, señaló este lunes el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, en el balance oficial de los cuatro años que el espacio de confluencia municipal ZeC (Zaragoza en Común) ha gobernado la capital aragonesa en minoría, con nueve de los 31 concejales del pleno, en el que ha reivindicado los resultados en el saneamiento de las cuentas municipales y la implantación de medidas de sostenibilidad, especialmente en el ámbito de la movilidad, y de participación ciudadana.

Publicidad

Santisteve, que calificó de “deudora de la situación política nacional” la “agresiva y crispada” legislatura vivida en el ayuntamiento zaragozano, en la que su grupo “hemos sido constantemente asaeteados”, animó a Podemos a reconsiderar su decisión de romper con ZeC y de concurrir junto a Equo en las municipales, aunque dibujó algunas ’líneas rojas’ que devuelven la pelota al tejado de los morados: “el espacio para ponernos de acuerdo es la confluencia”, dijo, lo que vendría a descartar la eventual coalición entre ambos bloques de igual a igual que el sábado planteó la dirección autonómica de los podemistas.

No obstante, mostró su “confianza” y “esperanza” en que Podemos decida participar como partido en un espacio en el que “está todo el que ha querido” y en el que “gente de Podemos ha trabajado desde el minuto uno y sigue haciéndolo”.
“Tendemos la mano”, anotó, aunque sugirió a los morados “que se hagan de mirar” la decisión cuando el 82% de su militancia había apoyado participar en los procesos de confluencia municipales. “Confío en la gente de a pie”, añadió.

“El agujero de mil millones es hoy de 620”

Santisteve destacó en su discurso “el trabajo de saneamiento de las cuentas” que ha desarrollado su equipo, y que se traduce en una reducción de más de 350 millones en la deuda en el que destacan, además de cien de endeudamiento con entidades financieras, la rebaja a la mitad de compromisos como los que tiene el ayuntamiento con consorcios como Zaragoza Alta Velocidad y, también, la regularización de los cuatro agujeros que ZeC se encontró en 2015: 55 millones en servicios infradotados, cien en condenas pendientes de pago, 34 en intereses de demora y más de 35 pendientes de percibir por distintas contratas municipales.

Publicidad

“El agujero de en torno a mil que nos encontramos es hoy de 620”, señaló el concejal de Economía, Fernando Rivarés, mientras Santisteve destacaba que ese saneamiento que dejó la deuda a cero “ha permitido atar en corto a las contratas. No podemos exigir a nadie que cumpla si la Administración no cumple antes”.

Junto con el saneamiento de las cuentas municipales, el alcalde destacó la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático, especialmente en el área de la movilidad, junto con la participación ciudadana y el desarrollo de políticas de igualdad, como las principales áreas de trabajo de su equipo.

Publicidad

En el primero de esos ámbitos se encuentran aspectos como la rebaja de 16,3 millones en la factura de la electricidad al apostar por el consumo de renovables, la reducción de un 15% del tráfico rodado en el centro de la ciudad junto con el aumento de un 40% de la longitud de los carriles bici y el crecimiento de 20.000 usuarios del transporte público.

En el segundo destacan la implantación de los presupuestos participativos y la exposición en la web municipal de todas las facturas que paga el ayuntamiento, iniciativas a las que, junto con la inclusión de la participación a la organización de eventos culturales como Zaragoza a Escena, el alcalde se refirió como “otro cambio que ha venido para quedarse”. “Quien consulta las facturas y gastos del ayuntamiento, y hay muchos colectivos y vecinos que lo hacen, no permitirá que esta información deje de aparecer en el portal de transparencia”, anotó.

Publicidad

Una iglesia usurpada y más de cien crímenes del franquismo

El balance de la legislatura incluye hitos en otros dos campos como son la defensa del patrimonio público expoliado por la iglesia, con la recuperación para el Estado del templo de San Juan de los Panetes y la interrupción de los plazos que iban a permitir al arzobispado hacerse con la de la catedral de La Seo, y la memoria democrática, en este caso con varias acciones entre las que destaca la presentación de una querella para esclarecer lo ocurrido en 108 crímenes cometidos en la sublevación militar y el franquismo.

“Estoy especialmente orgulloso de haber abanderado, en un ámbito nacional, la lucha por la justicia, la memoria y la reparación” de las víctimas de la sublevación de 1936 y la posterior dictadura franquista, señaló Santisteve, que anotó que “también hemos marcado un antes y un después a la hora de emprender acciones para esclarecer la titularidad de templos e inmuebles inscritos por la Iglesia católica y que, como ocurrió con San Juan de los Panetes, resultaron ser de dominio público”.

Por último, junto con un programa urbanístico que ha frenado los grandes desarrollos con componentes especulativas, los últimos cuatro años han incluido la puesta en marcha de la “recuperación de edificios abandonados a su suerte” como los baños judíos, la imprenta Blasco, los depósitos de Pignatelli o el Mercado Central.

Publicidad

Publicidad