Cargando...

Secciones

Publicidad

Una imagen reciente de Albert Rivera. (NICO RODRÍGUEZ | EFE)

Fraude en las Primarias Ciudadanos ocultó el pucherazo en las primarias de Castilla y León hasta que Igea amenazó con los tribunales

Publicidad

Los dirigentes del partido naranja supieron a última hora de la tarde del sábado que había irregularidades pero hasta 24 horas después no anunciaron la paralización del proceso.

Política

La dirección nacional de Ciudadanos ocultó el pucherazo de sus primarias en Castilla y León hasta que el sector crítico encabezado por Francisco Igea —finalmente proclamado candidato tras destaparse el fraude— amenazó con ir al juzgado. Esa es la información que publica este jueves el diario El País

Publicidad

Según esta información, los dirigentes del partido naranja supieron a última hora de la tarde del sábado que en el proceso por el que se había elegido a Silvia Clemente, el flamante fichaje del PP, como candidata a la Junta de Castilla y León, había irregularidades. Sin embargo, no fue hasta casi 24 horas después, hasta las cuatro de la tarde del día siguiente —domingo— que Ciudadanos anunció que frenaba el proceso. Sólo la amenaza por parte de Igea de denunciar en el juzgado el fraude en las primarias hizo reaccionar a la dirección encabezada por Albert Rivera. 

En su relato, El País informa que a las tres de la tarde del sábado "tres jóvenes militantes" de Burgos detectan que el número de votos recogidos en el acta de participación no coincide con la suma de los resultados anunciados por Ciudadanos".  En concreto, son 82 votos. Dos horas antes Ciudadanos había proclamado la victoria de Silvia Clemente sobre Francisco Igea por una diferencia de 35 votos. 

Igea se entera del desfase del número de votos mientras comía con unos 80 militantes en Valladolid. Algunos de los asistentes a esa comida empiezan a analizar los datos de votación —a los que tiene acceso cualquier militante— y se dan cuenta, dice el diario El País, que "entre las dos y las tres y entre las ocho y las nueve del sábado hubo un pico de participación con casi todos los apoyos para Clemente".

Publicidad

Tras este suceso, el mayor escándalo interno de Ciudadanos en su historia, Igea fue proclamado candidato y el secretario de Comunicación de Ciudadanos en Castilla y León y miembro del Comité Ejecutivo Nacional del partido, Pablo Yáñez, ha dimitido de todos sus cargos. Yáñez es considerado el responsable del desembarco de Silvia Clemente en Ciudadanos apenas días después de abandonar el PP. 

Este último episodio tiene varios de los ingredientes que afean el sabor de la receta regeneradora.​

Publicidad

Publicidad

Publicidad