Cargando...

Secciones

Publicidad

El presidente de Vox, Santiago Abascal, durante un acto / EFE

Elecciones generales 2019 Vox esconde a Abascal en una precampaña de perfil bajo para no quemar su imagen

Publicidad

El partido ultraderechista no ha avanzado nada sobre sus listas ni sobre su programa, mientras el resto de formaciones ultiman ya el diseño de sus candidaturas.

Política

El silencio como estrategia. Vox hace más ruido con lo que generan terceros (el resto de partidos, los medios de comunicación, grupos de Whatsapp y redes sociales…) que con sus propios actos, mensajes o anuncios electorales (inexistentes hasta la fecha). El partido ultraderechista no ha avanzado todavía nada sobre el diseño de sus candidaturas para el periodo electoral que se avecina.

Publicidad

No se conocen con certeza sus candidatos al Congreso de los Diputados, al Senado, a los parlamentos autonómicos ni a los municipios donde decidan presentarse. Tampoco hay, de momento, información sobre ningún aspecto del programa político con el que piensan concurrir a las elecciones.

Su última propuesta programática se reduce a las “100 medidas urgentes” que lanzaron en diciembre del pasado año y que recogía cuestiones como la deportación de los migrantes sin papeles, la construcción de muros “infranqueables” en Ceuta y Melilla o la suspensión de las autonomías.

Lejos de ser una situación fortuita, desde el partido aseguran que se trata de una estrategia diseñada para “ahorrar” en la imagen de sus principales líderes y evitar así su sobreexposición. “No quemar al elector” para evitar que “a la hora de la verdad”, cuando se dé el pistoletazo de salida a la campaña oficial, Vox llegue entero y fresco al arreón final.

Publicidad

La idea, apuntan fuentes de la formación, es esperar a que el resto de partidos se retraten con diferentes cuestiones antes de la campaña y que sus líderes lleguen a las últimas semanas que preceden a las elecciones con un “historial” y un “cansancio” político y mediático fruto de su exposición pública.

Los dirigentes de Vox están siguiendo esta estrategia a rajatabla, sobre todo su presidente. Santiago Abascal se pronuncia por Twitter para salir al paso de cualquier información que le interese al partido, de la misma forma que lo hace la propia formación. El último tuit de Vox (de su cuenta oficial) se produjo este viernes para reaccionar al anuncio del Gobierno sobre la exhumación de Franco del Valle de los Caídos.

Publicidad

“El Gobierno miente. No se atreverá a profanar una sepultura. Franco solo saldrá del Valle de los Caídos si así lo decide el Supremo. En Vox esperamos que la Justicia deje a los muertos en paz. En Vox hablamos de la España viva, no de las tumbas”, escribieron desde el partido. Las apariciones públicas de su líder son contadas y se limitan a espacios más bien reducidos y amigables.

Abascal, de la discoteca a manifestarse en Barcelona

La última gran aparición que se recuerda de Abascal fue la que protagonizó en la popular discoteca madrileña Teatro Barceló, donde el dirigente del partido ultraderechista se animó a pinchar el himno de España en una noche en la que la sala cambió sus sesiones habituales de música actual por el Novio de la muerte.
Pero más allá de su presidente, el resto de dirigentes de Vox tampoco destacan por participar en numerosos actos.

Publicidad

Las caras más visibles (y mostradas) del partido en las últimas semanas son las de su secretario general, Javier Ortega Smith, y la de la presidenta de Vox Madrid, Rocío Monasterio. A Smith la visibilidad se la ofrece, directamente, el juicio del procés, donde ejerce como abogado de la acusación popular (Vox está personado en la causa).

Montasterio ha saltado a la palestra a raíz del 8M y sus críticas a la manifestación y a la huelga feminista. Pero la estrategia del silencio parece tener los días contados. El partido prepara un gran acto en Barcelona el próximo 30 de marzo para confrontar al independentismo en su terreno y tomar impulso para afrontar la campaña electoral. El acto estará dirigido por Abascal y, dadas sus escasas apariciones públicas, será el acto más relevante para el presidente de Vox desde su irrupción mediática en el Palacio de Vistalegre.

En cuanto a sus listas, no se espera que el partido avance el nombre de sus candidatos a las elecciones generales hasta el día 25, fecha en la que finaliza el plazo para enviar las candidaturas a la Junta Electoral Central.

Publicidad

Publicidad