Cargando...

Secciones

Publicidad

Madrid prohíbe los circos con animales salvajes | EFE

Madrid, libre de circos con animales salvajes

Publicidad

Tras el plazo de alegaciones el Consistorio dirigido por Manuela Carmena aprueba este miércoles la prohibición de los espectáculos circenses con fauna salvaje.

Política

Madrid será declarada este miércoles ciudad libre de circos con animales salvajes si sale adelante, como todo apunta, la modificación de la ordenanza de tenencia y protección de animales. Estos circos tendrán una prórroga de un año desde esta aprobación para reorientar su modelo de negocio.

Publicidad

En España son ya seis las comunidades autónomas que no permiten los circos con animales en su totalidad o con especies salvajes desde 2015. La primera en hacerlo fue Catalunya y le siguieron Islas Baleares, La Rioja, Galicia, Murcia y la Comunidad Valenciana.

Únete a nosotros

Aunque en la Comunidad de Madrid no se prohíbe, un total de 66 municipios no lo permiten, entre los que se encuentran Leganés, Alcalá de Henares, Móstoles, Getafe, Alcalá de Henares, Alcobendas, Fuenlabrada, Alcorcón o San Sebastián de los Reyes.

La Junta de Gobierno de la capital aprobó el pasado mes de enero la modificación de la ordenanza reguladora de Tenencia y Protección de los Animales (2001), al considerar que no satisfacía las "condiciones fisiológicas, mentales y sociales de los animales" ni respetaba el bienestar animal. Tras cumplirse el plazo de alegaciones, este miércoles el pleno votará la aprobación del cambio de la norma que restringe el uso de animales salvajes en los espectáculos circenses. 

Publicidad

Para la elaboración de esta modificación se realizó una consulta previa en la que participaron diversas asociaciones protectoras de animales así como representantes de asociaciones de los propios circos. El texto fue además sometido a consulta pública en el portal de participación ciudadana decide.madrid.es, han informado las mismas fuentes.

Alojamientos turísticos

Otro de los puntos fuertes del Pleno será la luz verde que presumiblemente recibirá el plan municipal para frenar la conversión de viviendas en alojamientos turísticos. Según recoge el plan, las viviendas que se alquilen para alojamiento turístico durante más de 90 días al año deberán solicitar licencia de uso terciario de hospedaje.

Publicidad

El plan se desarrolla sobre un ámbito que afecta a una amplia superficie distribuida en tres zonas o anillos concéntricos establecidos en función de la saturación de alojamientos turísticos que soportan cada uno de los barrios madrileños.

El cálculo que maneja el Consistorio es que en torno al 95 por ciento de las viviendas de uso turístico, inscritas en el registro de la Comunidad, podían verse afectadas por la normativa del plan. La principal novedad para los nuevos alojamientos turísticos que compartan edificio con otras viviendas de uso residencial es la exigencia de que cuenten con un acceso independiente.

Publicidad

Publicidad

Publicidad