Cargando...

Secciones

Publicidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (c), ha visitado hoy las dependencias del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) donde ha sido recibido por el director del CNI, Félix Sanz Roldán (d), quien le ha mostrado las instalaciones. EFE

La guerra en el CNI se abre ante la duda de si Sánchez ratificará a Sanz Roldán este viernes

Publicidad

Los sucesores que se barajan van desde la actual secretaria general de los espías españoles, Paz Esteban, al director del Departamento de Seguridad Nacional, Miguel Ángel Ballesteros, pasando por el actual jefe de Seguridad de Telefónica, Miguel Ángel Sánchez San Venancio, coronel en excedencia y que es quien más controversias genera.

Política

Este viernes, el Gobierno de Pedro Sánchez celebra el último Consejo de Ministros antes de las elecciones generales. Éste es el momento en que podrá tomar las últimas decisiones relevantes de la legislatura entre las que se incluye la ratificación o no del general Félix Sanz Roldán como director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), que fue nombrado por el ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y ha sido mantenido hasta el momento tanto por PSOE como por el PP de Mariano Rajoy. 

Publicidad

De no proceder a la renovación de Sanz Roldán, éste estaría en el puesto hasta julio, momento en que se agota el mandato y la renovación o sucesión dependería del nuevo gobierno que salga tras las elecciones de abril.  

El momento es delicado, coinciden diferentes fuentes consultadas del Centro, debido a los ataques que el CNI está sufriendo desde varios ámbitos. "Es conocida la obcecación que Villarejo y sus colaboradores tienen en desprestigiar el trabajo de los espías españoles y a la persona de su director, en particular", señala una fuente del Ministerio de Defensa, que además, añade: "Hay dudas de que el mensaje de no renovarle fuese bueno y más, porque la pelea de la sucesión puede tener intereses que no busquen lo mejor para la institución". 

Únete a nosotros

Sánchez San Venancio, el hombre tras la caída de Alberto Sainz y contra las negociaciones de ETA

Sánchez San Venancio salió en excedencia del CNI en 2016 para ir de director de Seguridad de Telefónica, pero el regusto que este militar dejó dentro del centro divide a los espías en dos partes. Muchos le acusan de estar detrás de la caída de Alberto Saiz, ex director general de los servicios secretos designado por el responsable de Defensa entonces, José Bono. El recuerdo que el político guarda de el sector de San Venancio quedó reflejado en una de las presentaciones del libro La Casa, de Fernando Rueda: "El uso interesado del Centro es aplicable también a los de dentro, aquellos que de manera callada abandonan la gestión y la ética para darle un sentido práctico a sus intereses, para ocuparse de lo que sucede y no del deber. Sí, al más puro estilo maquiavélico", sostuvo Saiz Cortés.

En la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero, San Venancio también se opuso con dureza a las negociaciones con ETA. Su carrera, como recuerda el exdiputado del PNV Iñaki Anasagasti en su libro Agur Aznar, empezó en el País Vasco. El político acudió a finales de los 90 en la sede del Cesid (denominación antigua del CNI) a una comida en la que estaba Miguel Sánchez San Venancio, "comandante de infantería y jefe del Departamento Contraterrorista", según recordó en su blog en 2006, el militar "era el número dos de la División de Inteligencia Interior y jefe responsable de todas las operaciones anti-ETA".

Publicidad

Paz Esteban, una filósofa en la secretaría general

Algunos la acusan de ser "la culpable" de que no se encontraran las urnas con las que se votó el 1 de octubre en Catalunya y eso le genera grandes opositores. Paz Esteban es la actual secretaria del Centro Nacional de Inteligencia, cargo que empezó a ocupar después de que pidiera su traslado fuera de España Beatriz Méndez de Vigo, hermana del exministro de Educación del PP.  

Sería un perfil muy técnico, en todo caso. Entró en los servicios secretos con 25 años, tras licenciarse en Filosofía y Letras por la Universidad Autónoma de Madrid. Se especializó en inteligencia exterior, elaborando informes sobre la permanencia de España en la OTAN, antes del referéndum de 1985. A partir de 2004, volcó su trabajo en actividades estratégicas desde puestos directivos, hasta convertirse en la quinta mujer en erigirse como la número dos del Centro. 

Publicidad

Miguel Ángel Ballesteros, un geoestratega mediático

Acaba de ser nombrado director operativo de Seguridad Nacional por la ministra de Defensa, Margarita Robles. Miguel Ángel Ballesteros estaba hasta el pasado junio al frente del Instituto Español de Estudios Estratégicos, dependiente del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN) y del secretario general de Política de Defensa, desde el año 2009.

Fue el primer jefe del centro de satélites Centro Principal Helios Español y jefe del Equipo de Marca para el desarrollo en el Programa multinacional de satélites HELIOS (satélites de reconocimiento francés, italiano y español) y entre 2002 y 2008 fue el jefe del Departamento de Estrategia y Relaciones Internacionales de la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas (ESFAS) del Centro Superior de Estudios de la Defensa (CESEDEN).

Publicidad

Publicidad

Publicidad