Cargando...

Secciones

Publicidad

La número dos de las listas de Junts per Catalunya al Congreso dels Diputados, Laura Borràs, atendiendo a los medios en el Mercat de la Concepció de Barcelona. JxCat

Laura Borràs insiste: la investidura de Sánchez pasa por el derecho de autodeterminación

Publicidad

Los presos candidatos de JxCat publican una carta donde ofrecen "estabilidad" a una investidura del líder socialista siempre y cuando "no niegue el referéndum" como una de las soluciones para Catalunya. Borràs endurece las condiciones para dar apoyo a Sánchez: "Las líneas rojas no vienen y van, están donde tienen que ser".

Política

Junts por Catalunya parece dispuesto a facilitar una investidura de Pedro Sánchez, pero no acaba de tener claro dónde ponen "líneas rojas" para hacerlo. Esta mañana, los presos independentistas postconvergentes candidatos para las elecciones del 28 de abril, Jordi Sánchez, Jordi Turull y Josep Rull, además del alcaldable por Barcelona, Joaquim Forn, han emitido una carta ofreciendo estabilidad a un Gobierno que dialogue y "no niegue el referéndum" como una de las soluciones para Catalunya.

Publicidad

En la misiva, publicada en un artículo de La Vanguàrdia, los dirigentes independentistas han explicado que los votos de su formación estarán abiertos a garantizar legislaturas estables apostando por "un interlocutor fuerte para resolver la crisis" con Catalunya: "Si de nosotros depende, no miraremos hacia otro lado para hacer posible un gobierno estable, siempre que el candidato se comprometa a abordar el camino del diálogo y no niegue el referéndum de autodeterminación como una de las opciones de solución". Para los presos, pues, sería suficiente que el candidato socialista dejara de oponerse al referéndum de forma explícita, sin que este tenga que comprometerse a posibilitarlo para que JxCat no dificulte su regreso a la Moncloa.

A pesar de esto, horas más tarde, la número dos de la lista por Barcelona, Laura Borràs, preguntada por las palabras de los presos políticos, ha contradicho la oferta: "Las líneas rojas no vienen y van, están donde tienen que estar: en no recular en la defensa de los derechos fundamentales, exigir el final de la represión y en hacer posible el derecho a la autodeterminación. Esto es el que pondremos como condición. Son los grandes consensos de este país".

Por lo tanto, Borràs, desde un acto de campaña al Mercat de la Concepció de Barcelona, ha endurecido la oferta de JxCat para garantizar una investidura de Pedro Sánchez. O los socialistas aceptan el derecho a la autodeterminación, que pasa por "la defensa de los resultados del 1 de octubre", o "la estabilidad" que ofrecían Sánchez, Rull, Turull y Forn no estará garantizada: "Queremos ejercer el derecho de autodeterminación. Dialogar no quiere decir dialogar sobre el tiempo que hace sino sobre aquello que preocupa a los ciudadanos de Catalunya", ha aseverado.

Publicidad

Mensajes contradictorios desde la postconvergencia el segundo día de campaña. Una formación que por un lado muestra estar dispuesta a ceder un grado más para volver a sentarse a la mesa de negociación, y por la otra refuerza la retórica del "ni un paso atrás" ante su electorado.

JxCat contra el "tripartito del 155"

La número dos también se ha mantenido escéptica con las ofertas de diálogo del PSC y el PSOE. Borràs ha criticado que el partido de Pedro Sánchez se alce como la alternativa de un posible tripartito entre PP, Ciudadanos y Vox, recordando las alianzas del PSOE con los de Albert Rivera y los populares durante el otoño de 2017: "La represión lo ha aplicado el tripartito del 155, que nos amenaza con el tripartito de la derecha, pero sabemos que el tripartito del 155 ya ha tenido un impacto nefasto para Catalunya".

Publicidad

Más en comunión estaba esta mención con los presos, quienes, también a la carta, han solicitado el voto a JxCat para evitar que "los socialistas se vean de nuevo atraídos para buscar en el 155 falsas respuestas en la demanda democrática del 80% de la población de Catalunya". Sánchez, Rull, Turull y Forn también han añadido que un buen resultado para el independentismo “también evitará la tentación del PSOE de llegar a un pacto con Cs, que solo les servirá para enquistar más la cuestión catalana”.

Publicidad

Publicidad

Publicidad