Cargando...

Secciones

Publicidad

El presidente de Ciudadanos y candidato a la presidencia del Gobierno, Albert Rivera, participa en un encuentro sobre bienestar animal, en Madrid. EFE/ Fernando Villar

Elecciones 2019 Rivera, a la 'caza' del voto animalista, obvia la tauromaquia y el maltrato en las granjas

Publicidad

Desde la formación 'naranja' han defendido que los protagonistas de esta jornada eran los perros que correteaban felizmente por el circuito; una felicidad y un protagonismo que no parece traspasar al partido liberal, cuya cúpula está manteniendo un perfil bajo durante esta campaña, con las encuestas a la contra.

Política

En campaña electoral los partidos miden hasta el último detalle sus apariciones públicas. Los mensajes, el tono, el discurso y las localizaciones responden a una estrategia de campaña, donde las puestas en escena están cuidadosamente seleccionadas para atraer a un público determinado. El marketing gira entorno al 'timing', en una carrera a contrarreloj para convencer a ese votante que todavía duda. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha elegido la ciudad de Madrid para participar en un acto en favor de los animales (de compañía). Desde la formación 'naranja' han defendido que los protagonistas de esta jornada eran los perros que correteaban felizmente por el circuito; una felicidad y un protagonismo que no parece traspasar al partido liberal, cuya cúpula está manteniendo un perfil bajo, con las encuestas a la contra.

Publicidad

En el programa electoral de Cs, resumido por Rivera este viernes, destacan cinco grandes medidas en favor de los animales de compañía. En primer lugar, que en el Código de Civil dejen de constar los animales como "embargables", ya que estos no son "cosas". Proponen también crear un registro de adopciones, incrementar las sanciones a quienes maltratan, torturan y matan a animales -entendido siempre en clave doméstica-, multar económicamente a quienes abandonen a sus mascotas y fomentar que los animales puedan estar en los espacios públicos.

Únete a nosotros

El candidato de Ciudadanos ha evitado, no obstante, posicionarse sobre dos de las causas que más preocupan al animalismo: la tauromaquia y el maltrato de los animales de granja en la industria cárnica. En una entrevista con el diario deportivo Marca, Rivera dijo que no se consideraba "ni taurino, ni antitaurino", posición compartida entre los miembros de su partido. Ignacio Aguado, el cabeza de lista de la formación a presidir la Comunidad de Madrid, en declaraciones a Público, ha apelado a "respetar la tradición" de la tauromaquia, a pesar de no compartir la afición por los toros. "A mí no me gustan y sé que a muchos de mis compañeros tampoco, pero no vamos a prohibir que se celebren los festejos taurinos".

Admiten en Ciudadanos cierta tibieza ante una cuestión con una carga tan simbólica como es la tauromaquia, con una fuerte movilización de la sociedad civil, con voces a favor y en contra. "Forma parte de las contradicciones diarias, estamos totalmente en contra del maltrato animal pero este caso no entramos a valorarlo", conceden. Lo que sí tienen claro es que no se subvencionarán los toros con dinero público y tampoco contemplan la vuelta de las corridas a la televisión pública, como proponía recientemente el líder del PP, Pablo Casado.

Publicidad

Acompañaban a Rivera dos candidatos semidesconocidos para la opinión pública. Guillermo Díaz, candidato al Congreso por Málaga y diputado en la anterior legislatura, y Aurora Nacarino-Bravo, una recién llegada a la política, que concurre como número uno por Burgos. La candidata ha incidido en la importancia de la adopción de las mascotas, ante un mercado que incita a la compra a pesar de la gran cantidad de abandonos anuales. Un discurso que no encaja con un partido que defiende, ante todo, la libertad de elección y que apuesta por la regulación de los vientres de alquiler. "Hay gente que se empeña en comprar cachorros, en adopción podéis encontrar lo que queráis. No compréis, adoptad". 

Publicidad

Publicidad

Publicidad