Cargando...

Secciones

Publicidad

Captura del vídeo facilitado por Coalición por Melilla en el que aparece el hijo del presidente de la ciudad autónoma, Juan José Imbroda, reunido en la sede del PP de Melilla con supuestos conseguidores de votos por correo para el PP.

Elecciones generales en Melilla Coalición por Melilla muestra cómo el PP trapichea con votos a cambio de empleos

Publicidad

El principal partido de la oposición ha filtrado a 'Público' unas imágenes grabadas con cámara oculta en las que se ve al hijo de Juan José Imbroda, candidato del PP al Senado, pactando más de cien sufragios a cambio de un trabajo fijo para el facilitador. La formación advierte de que pondrá su investigación a disposición de la Fiscalía.

Política

Coalición por Melilla (CPM) ha denunciado, una vez más, el mercadeo de votos por correo por parte del Partido Popular, aunque ésta es la primera ocasión en la que se aporta una grabación en vídeo de supuestas negociaciones entre representantes del PP y los supuestos conseguidores de los sufragios. En un vídeo con cámara oculta facilitado a Público por la formación —principal partido de la oposición en la Ciudad Autónoma— puede verse a Juan José Imbroda, hijo del presidente de Melilla y senador del PP, Juan José Imbroda, que opta a la reelección en los comicios del 28 de abril, negociando presuntamente la compra de votos a cambio de puestos de trabajo en la sede del Partido Popular de la ciudad.

Publicidad

En las imágenes facilitadas a Público, fechadas el pasado dos abril, Imbroda hijo, asesor del PP melillense, se sienta frente a varias personas que dicen ser enlaces para conseguir votos por correo para el PP a cambio de prebendas como "un trabajo fijo". En el vídeo puede verse y oírse a Imbroda preguntando a los supuestos conseguidores de votos sin están dispuestos a "ayudar" al partido. "Mi compañero tiene ahora mismo 170 votos preparados", dice uno de los supuestos conseguidores.

El encuentro fue grabado con una cámara oculta que llevaba uno de los supuestos conseguidores, según señalan fuentes de CPM, que encargaron posteriormente una investigación propia después de ver los vídeos y escuchar los "rumores de todos los años sobre compra del voto por correo", añaden, una irregularidad que es un secreto a voces en cada cita electoral en la ciudad y que, en esta ocasión, se han propuesto descubrir y denunciar ante la Fiscalía, han precisado las mismas fuentes. Según explica la formación, un colaborador de CPM se mostró dispuesto a mantener y grabar una reunión con Imbroda hijo y ofrecerle casi 200 votos por correo a cambio de un empleo.

En la cita también está presente Mustafá Abdesalam Mohand, más conocido como Chota, histórico delantero del club de fútbol Unión Deportiva Melilla, que actúa aparentemente como enlace entre los conseguidores e Imbroda para captar votos. "¿Son de confianza tuya?", pregunta Imbroda al exfutbolista, que responde afirmativamente. "Quiere un trabajo estable, ¿vosotros tenéis?", pregunta uno de los supuestos implicados, a lo que Imbroda responde: "Tenemos de seis meses sólo".

Publicidad

El cómplice que porta la cámara expresa su nerviosismo por participar en una actividad ilegal y por que le vean en la sede del PP, dada su cercanía a CPM. Imbroda trata de tranquilizarle afirmado en tono jocoso que el lugar "está totalmente bunkerizado". Después añade que él es "gente seria" y que lo hablado en la reunión "no va a salir de estas puertas". Ante los nervios del supuesto conseguidor, el hijo del presidente y candidato a senador del PP le emplaza a encontrarse nuevamente con él en un lugar de su confianza, como una cafetería o una tetería, según una versión de vídeo más larga a la que también ha tenido acceso este diario.

Público ha podido contactar con este infiltrado, que ha pedido mantener el anonimato y que asegura que es común que en época de elecciones se ofrezcan todo tipo de prebendas a personas en situación de exclusión social a cambio del voto. En esta ocasión, explica a Público, decidió poner el caso en conocimiento de CPM para que se conocieran estas prácticas después de fingir que contaba con más de 150 votos a disposición del PP a cambio de un empleo. El modus operandi, explica el colaborador de CPM, es captar a personas para que soliciten el voto por correo y, una vez que reciben en casa la documentación, entregarla a representares o personas a cercanas al PP, quienen se encargan de entregarlos en Correos, ya que para depositar el voto tras solicitarlo y recibirlos puede entregarlo una tercera personas. "Todos los días vemos en Correos a apoderados del PP entregando tacos con decenas de votos por correo", aseveran fuentes de CPM.

Publicidad

"Yo lo único que quiero es un trabajo. Se puede buscar más gente, el triple si queréis"

"Tú me entregas a mí, tú me entregas todos... [los votos] yo lo entrego aquí en la sede", interviene Chota a modo de resumen de la operación. "¿Tú sabes hacerlo?, ¿Ya lo has hecho?, pregunta Imbroda, a lo que el infiltrado responde que "muchas veces". Imbroda le recuerda al infiltrado que "son dos veces", refiriéndose quizás a las elecciones autonómicas y municipales del próximo mayo. "Yo lo único que quiero es un trabajo. Se puede buscar más gente, el triple si queréis", insisite el supuesto conseguidor. Imbroda acepta: "Venga, vale", dice asintiendo con la cabeza.

"Si me tengo que ir, me voy al talego, a mí me da igual ir por un mes"

CPM también ha facilitado otro vídeo del mismo día grabado por el mismo infiltrado en el que se documenta la conversación con Chota en la hablan presuntamente del encuentro con Imbroda. "Voy a ir yo personalmente. Yo los recojo [los votos] y los tiro a Correos", dice el exfutbolista. "Si tú necesitas trabajo yo te consigo trabajo y él consigue trabajo", prosigue en el interior de un coche. "Yo lo que quiero es que esos votos sean votos que tú tienes ahí y después no vayan a votar [...] Nosotros nos encargamos de esto y yo me encargo de que trabajes. Y si me tienen que pillar que me pillen a mí. Si me tengo que ir, me voy al talego, a mí me da igual ir por un mes y salgo con una paga encima", sostiene el exdelantero del Melilla. "Él [Imbroda hijo] me ha dicho, con 300 votos, mañana estás trabajando. Si no venimos aquí y les quitamos todo", asegura Chota. "Tú los 1.200 [euros] los vas a cobrar te meta donde sea", insiste el enlace entre el PP y los captadores de voto por correo. 

Publicidad

Voto por correo, bajo sospecha en Melilla

La denuncia de compra de votos es una constante en cada cita electoral en la Ciudad Autónoma, sin embargo, no había sido hasta ahora cuando se había documentado una supuesta negociación de intercambio de sufragios por puestos de trabajo.

La Guardia Civil destapó una trama de compra de votos por parte del PP a cambio de vales de comida de 60 euros. Aquello tuvo lugar antes de las elecciones autonómicas y municipales de 2007, pero el caso sigue en proceso de instrucción después de un tortuoso recurrido judicial. La Fiscalía pedía para los dos procesados —Hassan Dris, actual presidente de Emvismesa, la empresa municipal de vivienda y suelo de Melilla, y Mimun Mohamed, que fue presidente de la Asociación Cultural Namibia— un mes de prisión, una multa de 3.000 euros e inhabilitación especial para el cargo o empleo público por tiempo de tres años por supuestos delitos electorales continuados.

También hubo denuncias de este tipo durante las elecciones generales de 2008 contra, precisamente, el líder fundador de Coalición por Melilla y expresidente de la Ciudad Autónoma, Mustafá Aberchán, y el exlíder del PSOE melillense, Dionisio Muñoz, cuyas formaciones se presentaron en coalición al Senado. El pasado noviembre, la Audiencia Provincial de Melilla condenó a ambos políticos a dos años de prisión para cada uno, a 30 meses de inhabilitación especial y al pago de unos 9.000 euros por los falsedad documental y delitos electorales en el llamado "caso voto por correo", en el que había implicadas cerca de 30 personas, aunque esta sentencia aún no es firme.

El mayo de 2015, el número 6 del PP en la lista de Melilla, Bilal Burrahay, tuvo que dimitir tras trascender una grabación en la que pedía el voto a padres de alumnos para que no se cerrara la academia en la que impartía clases. En esa grabación se pide que les entregue su sobre con la papeleta del Partido Popular. El modus operandi era el mismo que el denunciado en esta ocasión, dejar en manos de personas del PP la documentación que se remite a cada persona que solicita su voto por correo.

Publicidad

Publicidad