Cargando...

Secciones

Publicidad

Capilla donde se encuentran los restos de Carmen Franco en el cementerio de Mingorrubio.- J. GÓMEZ

Franco El cambio de titularidad de la tumba donde será enterrado Franco facilita su cesión o venta

Publicidad

La Administración General del Estado es la nueva titular de la tumba en El Pardo donde, si el Supremo no lo impide, será enterrado el dictador. El anterior titular era Patrimonio Nacional. Una de las consecuencias de este cambio, que se publicó el sábado en el BOE, es que ahora es más fácil la cesión o venta de la titularidad y que, además, es el Estado el que debe hacer frente a los gastos de mantenimiento. El Gobierno rechaza valorar si existe la posibilidad de una posible cesión o venta.

Política

La tumba en la que el dictador Francisco Franco será enterrado el próximo 10 de junio en el cementerio de Mingorrubio, en El Pardo, ya forma parte del patrimonio de la Administración General del Estado. El anterior titular de esta unidad funeraria, tal y como informó Público, era Patrimonio Nacional. El cambio de titularidad fue publicado el pasado sábado en el Boletín Oficial del Estado y fue aprobado por el Consejo de Ministros del 26 de abril, aunque el Gobierno no dijo nada al respecto en la tradicional rueda de prensa tras la reunión. 

Publicidad

El BOE justifica el cambio en el hecho de que Patrimonio Nacional gestiona los "bienes y derechos" que están "afectados primordialmente al uso y servicio del Rey y de los miembros de la Real Familia para el ejercicio de la alta representación que la Constitución y las Leyes le atribuyen".  En consecuencia, dice el texto del BOE, "resulta evidente que la concesión de un título de derechos funerarios sobre una unidad de enterramiento no se relaciona ni ajusta con los fines a que han de destinarse los bienes y derechos de Patrimonio". 

Los bienes gestionados por el Estado gozan de menor protección que los de Patrimonio Nacional

Fuentes de la Presidencia del Gobierno han señalado a Público que la razón del cambio de titularidad de la sepultura donde estará enterrada Franco responde a la necesidad de "racionalización y normalización" en la regulación de bienes que pertenecen al Estado y los que pertenecen a Patrimonio Nacional. Nada más. 

Sin embargo, el cambio de titularidad de Patrimonio Nacional a la Administración General del Estado también también tiene otras consecuencias. Por un lado, quita de la ecuación a Patrimonio Nacional y permite al Gobierno tener la titularidad más controlada. Tal y como advirtió Civio el pasado sábado, con la nueva titularidad, es más sencillo "ceder o vender esos derechos" porque "ya no gozan de la protección que tienen los bienes dentro del paraguas de Patrimonio Nacional".

Publicidad

"Este cambio administrativo permitiría la venta o cesión a la familia [Franco], por ejemplo. Si se llevara a cabo, serían los nuevos titulares, y no Patrimonio Nacional, quienes deberían hacerse cargo de su mantenimiento", escribe Eva Belmonte, en el artículo de Civio donde informa del cambio de titularidad de la unidad funeraria.

De hecho, la Ley 23/1982, que regula el patrimonio nacional, hace referencia a que estos bienes y derechos "tienen el carácter de inalienables, inembargables e imprescriptibles", mientras que esta protección no afecta a los bienes y derechos que son propiedad de la Administración General del Estado. En este caso, la gestión del patrimonio propiedad del Estado corresponde al Ministerio de Hacienda, a través de la Dirección General del Patrimonio del Estado y sus bienes y derechos no tienen ningún tipo especial de protección.

Publicidad

El Estado, como nuevo titular de la unidad funeraria, tendrá que correr con los gastos de mantenimiento de las tumbas

Fuentes de Presidencia contactadas por este medio, no obstante, rechazan valorar esta posibilidad, que califican de "meras especulaciones". Estas fuentes también rechazan contestar a la pregunta de si el Gobierno descarta vender o ceder la titularidad de las tumbas, donde está enterrada Carmen Polo, esposa del dictador Francisco Franco, y donde, a partir del 10 de junio, estarán los restos mortales del dictador tras su exhumación del Valle de los Caídos. "Nosotros no valoramos las especulaciones", inciden estas fuentes. 

Por su parte, desde Patrimonio Nacional afirman a Público que no tienen "nada que comentar" del cambio de titularidad y se ciñen a lo publicado el sábado por el Boletín Oficial del Estado. 

Por tanto, con el Estado como nuevo titular de la unidad de enterramiento donde estarán los restos de Franco, será el propio Estado el encargado de hacerse cargo con el mantenimiento de las tumbas, tanto de Carmen Polo como de Francisco Franco. De hecho, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica presentó el lunes una petición al Gobierno de Pedro Sánchez para que busque "otro lugar de enterramiento que sea sostenido con los fondos de la familia del dictador y que no pertenezca al Estado".

Publicidad

Las obras, sin comenzar

El Ayuntamiento de Madrid, titular del cementerio de Mingorrubio, ha anunciado a Público que ya ha registrado el cambio de titularidad de la unidad funeraria del panteón del cementerio de El Pardo, donde será enterrado Francisco Franco.

Por otro lado, el Ayuntamiento también ha señalado que todavía no han comenzado las obras necesarias dentro del panteón para enterrar al dictador. En este sentido, fuentes de Presidencia han señalado a Público que las obras necesarias "no son de gran envergadura" y que se trataría solamente de "adecentar el lugar"

Publicidad

Publicidad