Cargando...

Secciones

Publicidad

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su visita a Errenteria en la pasada campaña. | EFE/ Javier Etxezarreta

Ciudadanos solo consigue presentar listas en nueve municipios vascos

Publicidad

El discurso de Albert Rivera contra el Cupo y el Concierto no termina de convencer al electorado de Euskadi. En Errenteria, donde el líder naranja ofreció un acto durante la última campaña, ni siquiera se presentarán.

Política

Si usted se siente identificado con el color naranja y vive en Euskadi, seguramente el próximo 26 de mayo tendrá dos opciones: o se refugia en otras siglas, o se queda en casa. Sólo unos pocos seguidores de Ciudadanos en el País Vasco podrán votar en las municipales al partido de Albert Rivera: en esta comunidad autónoma, el discurso recentralista mantenido desde Madrid sigue sin despertar grandes pasiones entre el electorado vasco.

Publicidad

Trece años después de su nacimiento, Ciudadanos apenas ha conseguido presentar candidaturas para las elecciones municipales en nueve localidades. Además de las tres capitales (Bilbao, Vitoria y San Sebastián), habrá papeletas naranjas en los municipios guipuzcoanos de Irun y Pasaia, así como en Getxo, Barakaldo (ambos en Bizkaia), Iruña de Oca y Ribera Baja (estos dos últimos en Araba). A día de hoy, el mapa de Euskadi está compuesto por 251 municipios.

Fuentes de Ciudadanos señalaron a Público que en realidad han crecido, al menos si se compara con lo ocurrido en las municipales de 2015. “Esta vez hemos registrado candidaturas en tres municipios nuevos: Iruña de Oca, Ribera Baja y Pasaia”. Además, la formación se presentará a las Juntas Generales de Bizkaia, Araba y Gipuzkoa. Las fuentes consultadas por este periódico indicaron que “aún no está cerrada la agenda” de actos, por lo que ni descartan ni confirman que Rivera tenga pensado pasarse por el País Vasco durante los próximos días de campaña.

Expulsiones y denuncias

Puede que los números no terminen de animarle. Actualmente, este partido sólo cuenta con uno de los 2.633 concejales que existen en el País Vasco pertenece a Ciudadanos. Se trata del abogado Santiago Sainz, quien ahora ha sido ubicado como cabeza de lista para las Juntas Generales de Bizkaia.

Publicidad

En las elecciones municipales y forales de 2015 Ciudadanos también había obtenido un asiento en el municipio alavés de Laguardia y otro en las Juntas de Araba, pero las cosas no acabaron nada bien: el edil de Laguardia, José Antonio Mateo, acabó abandonando el partido para integrarse en la plataforma “Libres X Euskadi”. Posteriormente se vio involucrado en un episodio rocambolesco: según se conoció en enero pasado, la Ertzaintza le investiga por presuntamente haber simulado el incendio de su panadería, algo que en su momento presentó como “amenazas” hacia su persona.

Por su parte, el juntero Miguel Ángel Carrera acabó siendo expulsado del partido en 2016. Entonces se pasó al Grupo Mixto, donde continuó hasta el final de la legislatura. Aquí tampoco faltó el escándalo: Carrera llegó a denunciar a dirigentes del partido de haberle robado y sustraído información de su teléfono móvil. Por aquel entonces también se conoció que Henar Pascual, candidata naranja al Congreso por Bizkaia en las elecciones generales de diciembre de 2015, abandonaba sus filas entre acusaciones de “discriminación” y “coacciones” contra la dirección de Ciudadanos en el País Vasco.

Publicidad

Antiforalistas

En ese contexto, Ciudadanos no termina de consolidarse en el escenario político de Euskadi. Tampoco le ha ayudado el discurso de Rivera, quien se ha mostrado radicalmente contrario al Cupo y el Concierto vasco, dos figuras muy arraigadas en el ámbito institucional de esta comunidad. De hecho, el líder de esta formación ha dejado claro que si llegase a La Moncloa acabaría con las relaciones de bilateralidad que a día de hoy existen –reguladas por el estatuto de autonomía- entre los gobiernos de Vitoria y Madrid.

En las elecciones generales Ciudadanos obtuvo 39.314 votos en Euskadi (3,14%).

“Un partido que cuestione elementos fundamentales de la foralidad no tiene mucho que hacer en Euskadi”, destaca a Público el sociólogo Imanol Zubero. Los resultados electorales más recientes así lo demuestran: en las elecciones generales del pasado 28 de abril, Ciudadanos obtuvo 39.963 votos (3,14%). Vox quedó detrás suyo, a 11.300 votos de distancia, mientras que el PP se ubicó por encima con 94.518 papeletas (7,44%). Ninguna de estas tres fuerzas de derechas en Euskadi consiguió representación en el Congreso.

Publicidad

Hay un caso emblemático. En Errenteria, el municipio de Gipuzkoa al que Rivera acudió en plena campaña electoral, Ciudadanos apenas obtuvo 630 votos (2,88%), 52 menos de los obtenidos en las generales de junio de 2016 en esa misma localidad. Allí, al igual que en otros 248 municipios, este 26 de mayo no habrá candidatos naranjas al ayuntamiento.

Publicidad

Publicidad