Cargando...

Secciones

Publicidad

Imagen de archivo de una concentración realizada por la Plataforma Vasca contra los Crímenes del Franquismo. D.A.

Tres ayuntamientos vascos se querellan por crímenes del franquismo y de la transición

Publicidad

Las corporaciones de Andoain, Eibar y Bergara presentarán sendas denuncias por casos de asesinatos y torturas. Figuran entre ellos tres condenados en el Proceso de Burgos, así como dos víctimas del Batallón Vasco Español.

Política

Adiós al silencio. Agur al olvido. Pero no será un adiós ni un agur cualquiera, sino con membrete judicial y una irreductible esperanza de justicia. Este miércoles, el ayuntamiento de Andoain radicará una querella judicial por los crímenes cometidos durante el franquismo y la transición contra vecinos de esa localidad guipuzcoana. 48 horas después, las corporaciones de Eibar y Bergara acudirán también a los tribunales para pedir justicia.

Publicidad

Así, en un juzgado y junto a las víctimas, los gobiernos municipales que han trabajado para sacar adelante estas querellas dedicarán su última acción de la legislatura –el sábado se conforman las nuevas corporaciones- a la memoria de quienes sufrieron la muerte y la tortura. Es, en el fondo, un acto cargado de simbolismo, pero también un reclamo de verdad, justicia y reparación para quienes padecieron estos crímenes.

“Son medidas de última hora adoptadas por los gobiernos municipales cesantes, antes de que se formen los nuevos y, aunque muy apurados de tiempo, consideramos que los actos son muy importantes para consolidar la implicación de las instituciones en la lucha contra la impunidad y garantizarla en el futuro”, señaló el colectivo memorialista Goldatu en una nota de prensa.

En tal sentido, el papel de los grupos de memoria histórica ha sido clave a la hora de impulsar estas denuncias. “Aquí hicimos un informe sobre las vulneraciones de derechos humanos desde el 16 de agosto de 1936, hasta finales de los setenta. Hemos incluido a torturados, muertos, heridos y exiliados”, señaló a Público Xabier Lasa, integrante del grupo de memoria histórica Oroituz de Andoain.

Publicidad

No en vano, en la querella que se formalizará este miércoles se personarán trece denunciantes, entre las cuales hay algunas víctimas de torturas por parte de la Guardia Civil en el ya desaparecido cuartel de Andoain. “Aquello fue un pequeño Intxaurrondo”, comenta Lasa. Asimismo, entre los querellantes también estará un familiar de José Ramón Ansa, el joven de esa localidad guipuzcoana que fue asesinado por el Batallón Vasco Español (BVE) en mayo de 1979.

Torturado por Melitón Manzanas

En el caso de Eibar, la demanda incluirá los casos de Mario Onaindia, Jon Etxabe y Enrique Gesalaga, quienes fueron juzgados en el Proceso de Burgos. "También aparecerá el testimonio de la viuda de Imanol Azpiur, un vecino de Eibar que en 1961 fue brutalmente torturado por el comisario Melitón Manzanas", adelantó a Público Josu Ibargutxi, integrante de Eibarko Memoria Taldea y de la Plataforma Vasca Contra los Crímenes del Franquismo. Además, se denunciará el caso de Roberto Pérez Jáuregui, un joven que murió por disparos de la Policía en diciembre de 1970, durante una manifestación contra el Proceso de Burgos.

Publicidad

Según ha podido confirmar Público, en la denuncia que formulará el ayuntamiento de Bergara –prevista para el viernes en los juzgados de esa localidad- también figuran al menos dos víctimas de torturas en los años sesenta y setenta, así como una víctima no mortal de un atentado del BVE.

"Junto a ellos se incluirán testimonios de víctimas de la represión franquista", relataron desde la asociación Intxorta 1937 Kultur Elkartea. Entre esas víctimas hay seis personas fusiladas, cuatro desaparecidos, una presa y un exiliado -el último alcalde de Bergara antes de la dictadura, Víctor Ignacio Zubizarreta-.

Publicidad

De esta manera, los ayuntamientos de Andoain, Eibar y Bergara –gobernados durante la última legislatura por EH Bildu, PSE y PNV respectivamente- se suman al listado de corporaciones que han llevado los crímenes franquistas a los juzgados. Entre ellos se encuentran Arrasate, Elgeta y Pamplona, cuyas demandas ya fueron inadmitidas por los tribunales.

Publicidad

Publicidad